blog sindria

miércoles, 13 de abril de 2016

A la imperfección, por y para ella.

 ¿Qué somos?

Ante todo y sobretodo: IMPERFECTOS,
cometas que se enganchan  entre las ramas de los árboles,
pensamientos contrapuestos luchando en los desiertos de los relojes de arena.
Algunas veces, camellos,
acumulando lo que no nos llevaremos
el día del silencio oscuro.
Seres destinados a calvicies, canas, arrugas,desprendimientos y flacideces varias.
Cuerpos sometidos,
ideologías que destrozan cuerpos.
Ante todo y sobretodo: IMPERFECTOS
Una especie que huye del dolor,
sin saber cómo poder aceptarlo,
cómo dejarlo pasar.
Animales que buscan sin acción,
que no saben cuándo, hacia dónde ni por qué.
Un cúmulo de culpas, vergüenzas, odios, rabias, celos,exigencias, ideales y miedos.
Una indignación eterna frente a la desesperación y la injusticia,
el vacío de sabernos caminando hacia lo desconocidamente conocido,
la construcción de una pequeña y reducida opinión sobre la vida y sus dilemas más grandes.
Toda esa imperfección,
la pereza,
la gula,
la avaricia,
somos.
El boceto de lo que desearíamos ser y no seremos.
La perfección del sueño despierto.
Y seguiremos siendo imperfectos,
rellenos de dudas, errores, chocolate y pisto.
Imperfectos, en un mundo igual de imperfecto.
Y al parecer,
no dejamos de SER,
nosostros,
todos y cada uno de nosotros.
Solo sabemos ser imperfectos,
cada uno a su manera,
lo mejor que puede,
cada día al despertar.












No hay comentarios:

Publicar un comentario