blog sindria

sábado, 19 de diciembre de 2015

Esto mío

Lo nuestro es una historia de vitrinas,
de fortuitos encuentros fugazmente estrellados,
el asombro de una limusine girando.
Esto nuestro,
ummmmmmmmm,
más bien lo mío, consta de,
un castillo amurallado,
al que darle vueltas hasta,
"Tomber dans les pommes",
nada que ver con manzanas,
pero sí con estar rendida.
Esto es, el fin que no tuvo principio.
Esto mío, es la obsesión
por una persiana bajada o subida,
saber si merodeas por el barrio,
si podré dejarme atropellar por tu furgoneta.
Lo que nunca será nuestro,
convierte mi casa en un laboratorio,
sin probetas, microscopios ni bisturís.
Esto, que no tiene nombre,
alimenta la maceta de la Esperanza,
una flor que espera lenta,
a sol y sombra,
hasta el día que se aburre,
y decide marchitar.
Esto es un boomerang,
vuelve, idéntico a como se fue.
Esto, mucho más mío que tuyo,
dibuja siluetas, miradas y besos entre sombras.
Lo mío es mirar tu puerta,
retroceder sin ser vista,
cotillear una carta en el suelo que no está a tu nombre,
y fruncir el ceño porque no puedo encontrarte,
ni en el ciberespacio,
pero sé que entre redes no temblaría tanto.
Esto será,
lo que no pueda palpar,
las babas de un perro al lado de una mesa,
el secreto que se va a la tumba,
el Everest, el Aconcagua, el K2, Annapurna......................
aquello que no pueda tachar de la lista,
lo tan real en mi alma,
tan inconcebible en la tuya.






No hay comentarios:

Publicar un comentario