blog sindria

lunes, 31 de agosto de 2015

Se mueve, se mueve

Me llevo los ojos de paseo
y se posan donde yo quiero.
Y puedo, tengo, tenemos
la maravillosa capacidad de mover cada músculo,
con salud,
para ir de un lado a otro, sin dolor y con energía,
esa que nos hace ponernos en pie cada día.
Somos afortunados,
responden nuestros órganos y
nos permiten seguir, cada mañana,
para construir una historia
que dormirá bajo la luna,
esa que sigue iluminándonos en las noches,
oscuras o claras.
Hay combustible en los pies,
amazonas en los pulmones,
una amistad llamada respiración,
mucho amor por entregar,
tantos abrazos por escribir!

No hay comentarios:

Publicar un comentario