blog sindria

martes, 28 de julio de 2015

¿qué somos?


Es tan lindo poder disfrutar de la cotidianidad y de las cosas más sencillas, aunque suene a frase hecha, es un hecho lleno de pura realidad.
La cabeza es la que a menudo nos amarga la realidad, la que nos permite o no, tener una visión tranquila en los caminos que vamos tomando durante la existencia.
Hay muchas ideas sobrevaloradas y es así como acabamos pensando que si  no tenemos o hacemos esto o lo otro seremos mucho más desgraciados. Y esto es una mentira como por lo menos Notre Dame.
No pasa nada si no hacemos lo mismo que todo el mundo hace a la vez, si no compramos todo lo que nos dicta la publicidad y nos vende como necesario para que confundamos el SER con el TENER.
No somos nuestros trabajos, ni nuestras casas, nuestra ropa, ni ninguna de las cosas que nos rodean y que se perderán en el ESPACIO/TIEMPO cuando muramos.
Somos energía, cúmulo de experiencias, de ideas, de sentimientos, emociones, pasión.
Somos acciones consecuentes o no de una visión nítida o borrosa.
Somos anhelo, deseos, vicio e imperfección, somos sueños, soledad, ilusión, fuerza y fragilidad, esperanza, desesperación y locura.
Somos aburrimiento, irritación y nervios.
Somos hormonas, amor, corazón, páncreas, estómago y riñones, testosterona, adrenalina, serotonina, endorfinas y todas las ninas que existan ( muñecas que tenemos en el cuerpo si esto lo escribiese un catalán/a).
Somos esfuerzo, voluntad, gana y desgana.
Somos entusiasmo e inocencia, ingenuidad y pasividad.
Somos comunicación, estrellas, agua y monos.
Somos una especie más en la tierra, conviviendo en esta jungla demasiado "cementosa".
Somos gran contradicción y duda vertiginosa.
Somos presente, inmadurez,
niños buscando aceptación, reconocimiento,
seres buscando demostrar cuánto sabemos y conseguimos.
Somos ambición, a veces muy ridícula, admirable en otros casos.
Somos una bromita de no se sabe qué fuerza universal.
Somos humor y lágrimas,
risa imparable o tímida.
Somos inseguridad, complejos,
somos lo que a veces no aceptamos.
Somos proceso de degradación,
fuimos juventud y seremos vejez,
arrugas, cansancio, dolor y gratitud.
Somos aprendizaje y mucho error.
Somos testarudos, cabezotas, cerrados, criticones y cínicos,
repetitivos y complicados,
somos resultado de una cadena de muchos otros,
de sangres mezcladas, de genéticas cocinadas,
de células que se encontraron en un río para ayudarse a sobrevivir.
Somos ritmo y música,
somos transformadores de realidad,
inventores, creadores, curiosos insaciables.
SOMOS, SOMOS, SOMOS, omos, mos, os, sssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssszzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz......................



No hay comentarios:

Publicar un comentario