blog sindria

miércoles, 29 de julio de 2015

Historias de Amor

Poleo, humeante, se coló por el movimiento sensual de Polea.
Un joven que no conozco ama a Pola por sus mejillas sonrojadas.
Cigarro, tan plantado, se iba deshaciendo con el canto de cigarra.
Ellas consuelan su soltería con los fisios, los únicos hombres que las tocan.
Hubo un él,
que un día se enamoró de otro él
en un tierno y divino accidente de tráfico.
El otro tuvo un flechazo en los probadores de una tienda.
La jovencísima de un hombre casado,
otra, de los mucho más jóvenes.
Me contaron de una señora,
enamorada de un vagabundo y la vecina de ésta
de un cura que la desnudaba con sólo mirarla.
Cucaracha calló en las garras de cucaracho
una caliente noche de verano en el hotel ALCANTARILLA.
Entre las tinieblas apareció tinieblos,
niebla se puso celosa y nieblo se enfureció.
Ardilla abrazó a ardillo en lo alto de un milenario secuoya.
Abeja no se pudo resistir a la encantadora voz de Abejorro.
Libélula bailó un eterno vals entre nubes de algodón con Libélulo.
Enamoran las ciudades,
las miradas
y ciertas narices.
Amamos unos labios, uno hoyuelos,
incluso una manera de fumar.
Se aman las golondrinas, los pingüinos, los albatros, los guacamayos, los cisnes, las lechuzas, las termitas y los buitres negros de por vida. (Me dejo unos cuantos monógamos....)
Deseamos unas manos, una sonrisa, una manera de escuchar.
Nos encaprichamos de personas que no conocemos de nada
por el gusto de pensar en alguien,
por creernos enamorados.
Temblamos sin poder evitarlo con ciertas personas,
y sudamos al pensar que se están dando cuenta.
Algunos quisieran hijos y no tienen con quien,
esperan al destino, a destapar la caja de bombones de la que hablaba Forrest Gump.
"Eso no se busca, viene solo" dicen.......
Nos embriaga y nos atrapa un olor y ZAS, nada que hacer.
Nos anestesian la mente
los besos que compartimos con verdad.
Bandas sonoras de película suenan
si hacemos el amor,
con los ojos llenos de lágrimas,
sin palabras que expliquen el placer.
Buscamos entre redes y teclados.
Nos acercamos y alejamos,
aunque la distancia sólo sea física,
la pisada ya dejó huella.
Nos queremos, separamos y nos volvemos a juntar.
Algunos se divorcian,
hay quienes no se casaron por no creer en el amor.
Hay personas que se esconden,
que viven engañándose,
que no pueden liberarse.
Muchos se adoran a pesar del tiempo,
se encontraron y no quisieron desencontrarse.
Bolas que se pirran por Bolos
Es la fuerza,
la fuerza del amor,
de la reproducción,
de la maravillosa e indescifrable atracción.


Os quiero.





martes, 28 de julio de 2015

¿qué somos?


Es tan lindo poder disfrutar de la cotidianidad y de las cosas más sencillas, aunque suene a frase hecha, es un hecho lleno de pura realidad.
La cabeza es la que a menudo nos amarga la realidad, la que nos permite o no, tener una visión tranquila en los caminos que vamos tomando durante la existencia.
Hay muchas ideas sobrevaloradas y es así como acabamos pensando que si  no tenemos o hacemos esto o lo otro seremos mucho más desgraciados. Y esto es una mentira como por lo menos Notre Dame.
No pasa nada si no hacemos lo mismo que todo el mundo hace a la vez, si no compramos todo lo que nos dicta la publicidad y nos vende como necesario para que confundamos el SER con el TENER.
No somos nuestros trabajos, ni nuestras casas, nuestra ropa, ni ninguna de las cosas que nos rodean y que se perderán en el ESPACIO/TIEMPO cuando muramos.
Somos energía, cúmulo de experiencias, de ideas, de sentimientos, emociones, pasión.
Somos acciones consecuentes o no de una visión nítida o borrosa.
Somos anhelo, deseos, vicio e imperfección, somos sueños, soledad, ilusión, fuerza y fragilidad, esperanza, desesperación y locura.
Somos aburrimiento, irritación y nervios.
Somos hormonas, amor, corazón, páncreas, estómago y riñones, testosterona, adrenalina, serotonina, endorfinas y todas las ninas que existan ( muñecas que tenemos en el cuerpo si esto lo escribiese un catalán/a).
Somos esfuerzo, voluntad, gana y desgana.
Somos entusiasmo e inocencia, ingenuidad y pasividad.
Somos comunicación, estrellas, agua y monos.
Somos una especie más en la tierra, conviviendo en esta jungla demasiado "cementosa".
Somos gran contradicción y duda vertiginosa.
Somos presente, inmadurez,
niños buscando aceptación, reconocimiento,
seres buscando demostrar cuánto sabemos y conseguimos.
Somos ambición, a veces muy ridícula, admirable en otros casos.
Somos una bromita de no se sabe qué fuerza universal.
Somos humor y lágrimas,
risa imparable o tímida.
Somos inseguridad, complejos,
somos lo que a veces no aceptamos.
Somos proceso de degradación,
fuimos juventud y seremos vejez,
arrugas, cansancio, dolor y gratitud.
Somos aprendizaje y mucho error.
Somos testarudos, cabezotas, cerrados, criticones y cínicos,
repetitivos y complicados,
somos resultado de una cadena de muchos otros,
de sangres mezcladas, de genéticas cocinadas,
de células que se encontraron en un río para ayudarse a sobrevivir.
Somos ritmo y música,
somos transformadores de realidad,
inventores, creadores, curiosos insaciables.
SOMOS, SOMOS, SOMOS, omos, mos, os, sssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssszzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz......................



sábado, 18 de julio de 2015

NO SE PUEDE


¿No os aleja de la preocupación, el juicio y prejuicio?
¿No os hace olvidar la herida, el dolor y os reconcilia con la existencia?
¿No deshace los nudos, os "engallina" la piel y relativiza el malestar o sufrimiento?
¿No embellece las estancias y las rutinas que en ellas nacen?
¿No convierte la acción más banal en la alegría de realizarla?
¿No transforma vuestra conciencia, os regala intimidad y os une inevitablemente?
¿No os vuelve humildes, comprensivos y despiertos ante el placer de un nuevo día?
¿No os sentís protagonistas de una de vuestras películas preferidas?
¿No os evoca recuerdos, amores, desamores, juventud y otros tiempos?
¿No atraviesa los poros, arranca el movimiento y os conduce hacia el baile
del cuerpo que se descubre, de los cuerpos que se aman?
¿No es sensualidad inevitable, melancolía exuberante y nostalgia inefable?
¿No os apacigua y envuelve de calma y silencios cómodos en buena compañía?
¿No creéis que nos desata las lágrimas, nos remueve las tripas y nos hace respetuosos?
¿No es magnífica ella, sus notas, compases, melodías y pentagramas?
¿No la admiráis como a un amante que penetra todos los rincones de vuestro cuerpo y alma?

NO SE PUEDE VIVIR SIN MÚSICA

jueves, 16 de julio de 2015

A mi madre


Como una niña que busca consuelo,
te veo flotando a mi alrededor,
en los abuelitos que casualmente vienen estos días a posarse casi en la palma de la mano y se alejan libres, livianos, despreocupados del rumbo y  el tiempo.
Como una adulta que necesita saber que todavía estás cerca,
que vienes a despedirte y me dices que ya descansas en paz.
La ingenuidad envuelve mis adentros,
te inventa,
protegiéndome,
desde no se sabe qué rincón.
Las palabras callaron e hicieron callo
y ahora,
te veo en los abrazos en los que olvidé estrecharte
y en  la sonrisa que rechacé regalarte.
Son tantas historias que no compartimos
y muchos los años en los que nos perdimos.
Tu guitarra ya abandonada al destino,
las notas que descansan entre cuerdas que ya no vibran
y aparece la inevitable ausencia de tus rizos.
Hay enganchada al alma
una mochila de todo lo que me enseñaste
y lo que quise y no aceptaba.
En el corazón todos los kilómetros del abismo,
las lágrimas que fabricamos
y el echarnos de menos en silencio.
La vida es un muy, muy, muy, muy corto suspiro.