blog sindria

lunes, 6 de abril de 2015

Manifestaos

Decidme si vosotros le abristéis alguna vez la puerta
a  ese que llamamos Aburrimiento.
Decidme si se sentó a cenar
Resignación, Aceptación y Arrepentimiento, 
todos bien peinados y listos a decidir el menú.
Decidme si las listas se hicieron interminables
y Culpabilidad serpenteaba hasta alcanzar vuestro cuello.
Decidme si Tiempo adelantaba a la luz 
y teníais latidos en la boca.
Decidme si llorastéis delante de una panadería, 
en el parque o removistéis la cabeza para buscarlo,
para buscarla.
Decidme si Limón se tumbó en las papilas, 
si Toalla se suicidó desde un quinto y
Sueño dejó de susurraros.
Decidme si Búsqueda sudaba 
si Frustración os soltaba la mano
y Pena sonreía esperanzada.
Decidme, por favor decidme
si Corazón paseaba por la orilla del mar 
y Soledad exprimía lagrimales.
Decidme, decidme, decidme 
que hay Arribas, 
que hay Abajos, 
que hay abandonos y reencuentros, 
que hay quienes se llaman Pletóricos.
Decidme que no se acaba
el crecimiento
que Originalidad no está desterrada
y Absurdo y Humor 
son el oxígeno que nos mantiene vivos.
Decidme que Curiosidad no envejece, 
que Ilusión no es sólo un niño de 5 años.
Decidme que ciertos vicios desaparecen
y que Libertad nos traspasa el alma.
Decidme que no hay zoológicos, 
y que el sol no quema.
Decidme que Codicia y Envidia 
son arrasadas por Vendaval.
Decidme, decidme que no dejaremos 
de amar, 
de amarnos. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario