blog sindria

martes, 27 de enero de 2015

COMPAÑÍA

Hay en casa una mujer con bigotes que se come las hojas de mi libreta.
Que cada mañana, a la misma hora realiza el mismo ritual para despertarme.
Que pega zarpazos en cuanto me despisto y ronronea en noches de insomnio.
Una mujerzuela vestida de pantera que se tiró de un cuarto piso para que cuatro bomberos vinieran a rescatarla. Su dueña hubiese deseado ser ella para estar entre los brazos de uno de ellos llamado Abel.
Una bebé peluda, que no sabe maullar y que me reclama cuando escucha la puerta del patio.
Una sombra enganchada a mis pasos que busca el calor de una mano,un brazo o estómago.
Un cuadrúpedo que baila Celia Cruz en un comedor sin cortinas ni calefacción.
Un mamífero silencioso a quien confieso mis anhelos y alegrías.
Una reinita a quien regaño,sin saber regañar cuando escala por las estanterías.
Un peluche con ojos de canicas que mueve las orejas cuando le canto Jorge Drexler.
Una estufita natural que calienta el corazón soltero.
Un personajillo que no va a la peluquería, no se depila ni se prueba mil modelitos antes de una cita.
Un animalillo que no necesita dos DESPERADOS para confesarle a alguien que quisiera repetir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario