blog sindria

lunes, 21 de diciembre de 2015

A una madre


Me siento,
mañana,
mediodía y noche
en la misma silla.
Delante de un bol,
un plato,
una cuchara o tenedor.
Me siento delante del papel,
el que  congela su forma sobre esa estantería.
No es el marco que envuelve el papel,
ni el cristal que lo protege el que me aflige.
No es esa fotografía,
donde aparece con una melena larga y ondulada
la que me anuda la garganta.
No es la imagen petrificada
la que me arranca las lágrimas.
Lo que duele mucho es,
que ese marco, con ese cristal y su fotografía,
me recuerdan que hay un cementerio llamado
Chacaritas,y
en ese lugar de Buenos Aires,
sólo hay huesos,
canciones mudas,
besos imposibles,
allí hay polvo de sonrisa,
polvo de eterno descanso,
demasiado silencio.

Te echo de menos.

sábado, 19 de diciembre de 2015

Esto mío

Lo nuestro es una historia de vitrinas,
de fortuitos encuentros fugazmente estrellados,
el asombro de una limusine girando.
Esto nuestro,
ummmmmmmmm,
más bien lo mío, consta de,
un castillo amurallado,
al que darle vueltas hasta,
"Tomber dans les pommes",
nada que ver con manzanas,
pero sí con estar rendida.
Esto es, el fin que no tuvo principio.
Esto mío, es la obsesión
por una persiana bajada o subida,
saber si merodeas por el barrio,
si podré dejarme atropellar por tu furgoneta.
Lo que nunca será nuestro,
convierte mi casa en un laboratorio,
sin probetas, microscopios ni bisturís.
Esto, que no tiene nombre,
alimenta la maceta de la Esperanza,
una flor que espera lenta,
a sol y sombra,
hasta el día que se aburre,
y decide marchitar.
Esto es un boomerang,
vuelve, idéntico a como se fue.
Esto, mucho más mío que tuyo,
dibuja siluetas, miradas y besos entre sombras.
Lo mío es mirar tu puerta,
retroceder sin ser vista,
cotillear una carta en el suelo que no está a tu nombre,
y fruncir el ceño porque no puedo encontrarte,
ni en el ciberespacio,
pero sé que entre redes no temblaría tanto.
Esto será,
lo que no pueda palpar,
las babas de un perro al lado de una mesa,
el secreto que se va a la tumba,
el Everest, el Aconcagua, el K2, Annapurna......................
aquello que no pueda tachar de la lista,
lo tan real en mi alma,
tan inconcebible en la tuya.






jueves, 17 de diciembre de 2015

Números, numeritos, esos pequeños detalles


Se nos montan y amontonan,
los números,
nos montan,
nos montan números,
¡LOS NÚMEROS!
Cabalgan,
sin parar,
cual percherón adolescente
El 0123456789,
ganan maratones,
irons mans,
triatlones, y
desafían a la luz.
¡Los números!
Nos desean,
nos vuelven calvos,
canosos,
arrugados y juegan al parchís,
y como mi abuela,
siempre ganan.
Nos cuentan atrás,
nos acercan
a eso,
que todos tenemos en común,
pero que desconocemos si está de muerte.
Montañas de granos de números,
que nos cubrirán los pies
las piernas y las bromas.
En la playa o en el monte,
donde sea,
pero siempre encorvándonos,
hacia la super nada más absoluta,
un lugar en el que no podremos seguir contando,
los números,
un peculiar agujero silencioso
sin paisaje,
canciones,
ideas,
placeres,
ni movimientos.
Los números,
añaden dolor,
enfermedad, y
espero,
más sabiduría.
Se posan,
aposentan,
apoltronan,
presionan,
aprietan, y conducen,
hacia lo más desconocido.
Los números,
rama, a rama,
hacen el nido,
bailan ,pían,
y nos recuerdan,
siempre nos recuerdan
que nada para la metamorfosis.
Los números,
nos ponen tacones,
nos pintan los labios,
nos ejercitan los músculos,
y nos hacen abandonar
algún que otro vicio....
Los números nos hacen hablar,
de los números,
de lo que solíamos hacer,
de lo que ya no hacemos,
de lo que ahora hacen otros,
con menos números.
Los números nos echan cubos de agua fría,
porque los números,
no esperan,
los números,
siempre tienen prisa.












martes, 15 de diciembre de 2015

PALOMITAS


Pero míralas, qué bonicas, qué graciosas,
una al lado de otra y de otra y de otra y de otra más,
ahí, tan panchas, tan cómicas, tan en su tertulia entre plumas.
Sentaditas, equilibristas, encima de ese cable.
¿Será que les gusta?
¿De qué estarán hablando?
¿"Patidifusarán" con el tráfico y los semáforos?
¿se les hará bola como a mí los humos de escape
que no huelen a canela, limón, caléndula, azahar y lavanda?
Seguro que por eso están más negras de lo habitual.
¡Pero míralas, todas unas campeonas!
traga que te traga los agobiantes perfumes urbanos
y ni se inmutan,
siguen con su chismorreo de barrio,
en Guillem de castro,
muy cerca del Eras Pan,
aquel horno de croissants de vicio que no cierra
ni aunque venga una hecatombe.
En pendiente,
¡y no tiemblan!
se agarran y se mantienen bien firmes,
erguidas, señoriales, orgullosas, calmadas,
en paz.
¡Qué buen ejemplo!
esa garra, esa presencia, ese saber estar.
Pero míralas,
señoronas, controlando el tráfico,
aunque, permisivas, benevolentes, transigentes,
no como otros..........................
Libres, a veces mucho más lúcidas
que otros animales.................
Vienen y van,
sobrevuelan
el circo, el teatro, la suciedad y
el ajetreo incesante de nuestro existir.
No sé si se ríen,
pero nosotros podríamos hacerlo de nosotros mismos,
para flotar un poco más,
de vez en cuando,
para restar peso, seriedad a eso de vivir,
para poder silbar solos,
en las calles
y que no piensen  que estamos locos.
Me gusta mirarlas,
una al lado de otra y de otra y de otra más,
en comunidad y harmonía.
Míralas, sube con ellas,
baja a la tierra,
sé feliz,
sé más tú.




miércoles, 9 de diciembre de 2015

LA INTENCIÓN amorosa

Parece, casi siempre, que la comida que nos preparan es mucho más rica que la que cocinamos para nosotros y digo yo que será porque nos comemos la intención amorosa del que la hace.
Dice Juan que en la adolescencia le enseñaron a ponerse la mano debajo del culo para que se le durmiera y así tener la sensación de que no era la suya al tocarse, aunque claramente, nada comparable a la intención amorosa ajena.
Nos masajeamos los pies, el cuello, las piernas, la cabeza y la cara, pero de ello no brotan escalofríos, pieles de gallina ni ganas de besarnos porque evidentemente, sigue existiendo la ausencia de la intención amorosa de otro.
Nada comparado a abrazarnos, tú entre mí, yo entre tú, hasta olvidarnos de la olla a presión y las lentejas socarradas.
No vayamos a comparar el silencio de dos cabezas llenas de hierba seca observando la luna y sus vecinas con una que añora o anhela a su lado otro cuerpo tumbado.
Solos, no decimos: "Esta es nuestra canción", a no ser que abraces al gato y lo saques a bailar en medio del salón sin dejar de escuchar sus maullidos que deben de estar diciendo, "que me deje esta loca en el suelo".
No hay carcajadas con una sola lengua en la cima de una montaña, delante del espejo de un baño o en la cama a oscuras a las 4 de la madrugada, a no ser, que nos hayamos fumado un porro o bebido 5 gin tonics.
La bañera ya no encaja las dos piezas de un puzzle y la cocina no escucha las chorradas de los chefs aficionados.
Se acaban las peleas por la sábana y el edredón y por dejar huérfanas a la escoba y la fregona,
Las películas, en casa,  no son comentadas, aunque hay días en los que se acaba por hablar sola y en el cine ya no se susurra indecentemente ni tampoco se hacen manitas.

Es así, dicen por ahí, "ya vendrán los tiempos de compartir".

Buenas noches a los que dormís y soñáis abrazados a otros, a la almohada, o a cualquier animal de compañía.




lunes, 7 de diciembre de 2015

SATURDAY MORNING

¡¿Cómo no amar el sábado por la mañana?!
El desmelenado de viernes noche inesperado,
de adorable cansancio
e insomnio de pedestal.
Respirar el desayuno de estrellas,
diamantes,
tostadas de plata, tomates de oro,
café de risas flojas, relajadas, con mejillas coloradas,y
miradas de lasciva complicidad.
Sábado con trueque de olores  y perfumes,
vibraciones profundas,
y cosquilleos imperceptibles que recuerdan ya
la visita suave.
¿Cómo no sentir desvanecerse la piel y los huesos?
Ser pura y absoluta ingravidez .
Ir a trabajar en alfombra,
olvidar las grandes nimiedades.
las preOcupaciones de moda.
Ser,
PlAcEr,
chicle,
ESponJA,
viento,
RAÍZ inquebrantable.
Olvidar la primera persona del singular,
acoger a la TERCERA del plural,
nosotros, NOSOTROS,nosotros, nosotros.
Sumar 1 al soliloquio
y batir la soledad a punto de nieve.
¿Cómo no paladear el río que pasa entre las paredes de la anatomía?
Sábado que antecede a domingo de agujetas,
¡AGUJETAS!
"AMO las yo a ELLAS"
¡HUELLAS de movimientos, antes aparcados!
Sábado de menú sin carta ni mesa
pero con mantel nórdico,
que acaba por suicidarse del colchón al suelo,
rodeado de llamas sonoras.
Uno de esos sábados que no se olvidan,
aquel que parece ser sueño porque no se repite.
Ese sábado de cohetes, globos aerostáticos, y
labios enrojecidos.






sábado, 5 de diciembre de 2015

EL FALDÓN DE LA INFANCIA


Fui gato, debajo del faldón de la mesa de su comedor.
Me gustaba esconderme allí, a ver la tele o mirar el Pronto que le compraba él a ella en un quiosco de la calle Cuenca.
Era siempre la hora de la siesta y ellos seguían el perfecto equilibrio, su orden inamovible.
Amalia en su mecedora, impecablemente barnizada,
Antonio en la butaca cuyos brazos ya estaban pelados por el roce de los años.
Fui maga, debajo del faldón rosa y suave
porque era invisible para los ojos, que me hacían creer que había desaparecido.
Debajo de aquella tienda de campaña circular
escuchaba la melodía que componía mi yayo con sus ronquidos,
siempre acompañado de su fiel corista.
Allí debajo sólo había presente, juego, infancia.
Fui perro faldero, feliz de tener aquellos dueños,
los que me hacían bocadillos de sobrasada con CASERÍO,
porque Amalia no compraba la VACA QUE RÍE,
aunque a mí, me gustara más el dibujo de la caja.
Desde mi cabaña también admiraba las fotos en blanco y negro,
guardadas en una caja metálica, no sé si de galletas o de qué otra cosa,
lo que sí recuerdo era el color dorado gastado.
Fui topo, protegido de hostilidades, inclemencias y dudas.
En ese cálido rincón del mundo no sabía qué era el tiempo,
no sabía que se perdía o ganaba,
allí,
no existía la culpa, el arrepentimiento y las grandes expectativas.
Fui perdiz, libre,
para entrar y salir de mi querido nido,
saboreando en el cielo el viento
y el batir de las alas a su favor.
En ese comedor que escuchaba los pinos de un lindo patio
fui Alicia.
En ese comedor, debajo del manto mágico,
acariciaba los pies con zapatillas de ir por casa,
unas con tacón, otras planas y de cuadros.
Reaparecía entonces, sacando la cabeza,
hacia la superficie terrestre
para que me abrazara entre sus grandes pechos,
para que me abrazara entre su enorme pancha.
Siempre,
para que me miraran con ojos sorprendidos,
aquellos en los que no cabía más amor.

martes, 1 de diciembre de 2015

ES LO QUE HAY


Se retienen las ganas de cantar a grito pelado por la calle,
de declararme escribiendo frases de una canción de Vetusta Morla
en el bajo de la casa de un vecino, que apenas conozco,
pero que me hace ser terremoto.
Porque atrás quedaron las notitas que, con nervios,
dejaba en la mochila del colegio.
Se aguantan los piropos,
por no osar,
por no ser descarada, por  el que dirán y pensarán,
se aguanta,
el arrebato de sinceridad
que nos llenaría la boca de palabras y sonrisas.
Se detiene el corazón, las manos, el alma, la lengua y la voz
sin sexo,
mientras trepa la hiedra sin cesar entre los huesos.
Se petrifican las ganas de escribir y  llamar,
para saber y escuchar las voces
de los que un día quisimos,
de los que unos días formaron parte de nuestra hermosa rutina.
Se controlan las ganas de bailar en el lugar
donde cada día mantenemos la compostura.
Se traga el ruido oloroso que rompe el silencio.
Aguantan las manos sin abrazos y
las sillas el peso de la espera.
La nube rosa acepta,
porque "ES LO QUE HAY",
en boca de todos, ES LO QUE HAY.
Y cabizbajos el horizonte se difumina.
Se convive con la mentira, la falsedad, el robo y el engaño.
Se imita el  sistema deshumanizado, competitivo y analfabeto.
Acepta el sueño ser soñado
y se imponen la apariencia, el paripé, el disfraz, las máscaras y
todas las ridículas corbatas
que esconden los negocios truculentos.
Los pies quietos, la boca cerrada y
las palabras enterradas,
así, sin rechistar.
Y a ello sumamos,
la demagogia, la nube de algodón,
las intenciones vacías de sentimientos, acciones y resultados.
Soportan los ojos la barbarie, la injusticia, el odio,
la corrupción, las dictaduras y la sinrazón.
Padecen los hombres, las mujeres, los abuelos, abuelas
los niños y niñas,
las muertes prematuras, premeditadas y absurdas.
El alma se conforma y viste de prostitución y carnaval.
Permanecen los cristales en su sitio y
las malas hierbas se apoderan del terreno con el agua de la tristeza.
En las calles que mantenemos limpias
se escucha el silencio de la ignorancia
y ES LO QUE HAY.
Crecen las fronteras entre el "desarrollo" vertiginoso
y la mente sin teclado y
se aleja el cuerpo del ritmo que marca la intuición.
Se engulle la contaminación,
lo artificial y procesado,
y las montañas de mierda ya no se pueden esconder.
Se tapan los agujeros, se ponen parches, remaches y remiendos.
Se esconden las verdades,
se desea en pie la estructura y las raíces,
se tergiversa, se embellece, se engaña y se compite
con monedas
en un inmenso patio de colegio,
en ese recreo de tiempo libre,
para ir llenando los bolsillos que rebosan sin dejar caminar,
sin poder avanzar,
pero es que ES LO QUE HAY.






sábado, 24 de octubre de 2015

Días para recordar

Si hay días que se quedan en la memoria,
será por la nieve inesperada,
el trineo improvisado en la colina,
el cuerpo que temblaba ante el primer encuentro en una casa
mientras los copos,
congelaban la imagen para el recuerdo.
Hay días que no se olvidan,
porque la lavadora de una lavandería,
sujetó dos cuerpos que se escondían de otros oídos,
porque el musgo de un bosque,
amortiguó el amor desenfrenado.
Días,inolvidables, empapados de alcohol,
conduciéndonos a la lujuria inefable.
Ciertos días que nos marcaron por sus besos
en la calle,
en el coche,
en el sol de marzo en una playa.
Días vestidos de funeral y angustia.
Esos días que impregnaron la boca
de carcajadas kilométricas.
Algunos días que nos hicieron volar,
con las palabras, la compañía y
los sueños por construir.
Días absurdos con el pijama y escobas en la calle.
Ciertos días de locura absoluta, de racionalidad poseída,
de vicios incesantes.
Esos días de tormenta,
que nos dejaron CHOFS CHOFS en los pies.
Los días y  noches de historias con las grúas.
Aquellos días que se tranformaron en noches,
después, de nuevo en días,
y seguíamos con los ojos muy abiertos
para no dejar de vernos.
Días de viajes en buenas compañías,
buena comida,
y carreteras sin final.
Días de tardes de café,
en otro continente,
uno frente al otro,
las almas trenzadas,
arreglando el mundo.
Días tumbados, acompasando respiraciones.
Muchos días de adioses,
con el corazón helado,
encogido.
Los días de abrazos que alimentaban,
de lágrimas que no aceptaban el silencio.
Días de pies mojados en ríos,
esos en los que nuestras manos eran siamesas.
Por esos, por todos esos días
que ya forman parte de la maleta de los días
que ya no podemos borrar,
por todos esos días que han sobrevivido
al olvido,
al entierro,
por esos días
que han pasado a formar parte
de los relatos de nuestras vidas



martes, 20 de octubre de 2015

formas en el cielo



Con los ojos puestos en las nubes,
adivinando las formas que dibuja el cielo,
me paseo, niña
lloro, adulta,
pero alegre,
sin luchar contra la tristeza,
que está, existe,
que patalea, remueve y se va.
Con ganas de descubrir
los instintos,
a los que ignoramos una y otra vez,
la intuición,
buena y olvidada consejera.
Con la voluntad de abandonar
la razón
deportista insaciable,
que recorre kilómetros sin llegar a la meta.
Con la necesidad de recuperar
los placeres mundanos, sencillos,
aquellos que dan sentido a la existencia.
Con un irremediable antojo
de saber qué significa ser auténtico.
Con la mirada abierta a lo
que un día será oscuridad,
silencio,
nada.
Con el miedo al vacío,
que no logramos explicar,
quizás porque se nos escapan los segundos,
a lo mejor porque no hablamos de la muerte.
Con la fortuna de saber que "amistamos"
unos con otros,
algunos complejos y atormentados,
otros más apaciguados y optimistas.
Con el bienestar de sentirnos
comprendidos, plenos y contentos
de ser como somos.
Con la duda que nos acecha,
y que mengua con la carcajada.
Con las listas de cosas por hacer,
que nos hacen temblar si no cumplimos.
Con los cambios que no cesan,
la única certeza,
a la que podemos acogernos,
hasta que llegue
nuestro eterno descanso.
Mientras tanto
pasen al teatro de la vida
pasen, pasen y vean,
disfruten, sollocen,
busquen y encuentren,
muchas preguntas,
quedarán siempre sin resolver.


lunes, 19 de octubre de 2015

A las sopas de madre



¡Otra vez sopa mamá!

Hacía ollas para cinco días,
cenábamos lo mismo un día tras otro,
sin conservantes ni colorantes,
pero sopa, sopa, sopa, sopa y más sopa,
paso a paso a paso a paso elaborada,
y aunque ella nos repitiera
hasta la mismísima saciedad
la gran suerte de tomarla,
para nosotros era como darnos un sopapo,
era un suplicio, un auténtico coñazo.
Hoy, podría cenar sopa todas las noches,
para volver a escuchar sus consejos,
para remover junto a ella la cuchara
mientras se nos deshacía el queso rayado.
Esta mañana he triturado la sopa en su nombre,
porque esta noche, en la mesa de casa,
cuando esté ante el plato,
con Nori mirándome fijamente,
recordaré sus ojos,
tan verdes como los de mi gata.









viernes, 2 de octubre de 2015

manifiesto floral

Han llorado
y lloran las flores,
a moco tendido.
Sollozan
por la barbarie humana.
Caen sus lágrimas,
encima de plásticos
que no entienden,
y la tierra que recubre sus pies,
ya es otra maloliente tierra.
Berrean, desesperadas,
sin respuestas.
Y piensan, seguro que deben pensar:
sólo ese ser mata, contamina y ensucia
porque sí,
maltrata,
por diversión y perversión,
arranca sin razón,
aniquila sin más
e impone  sin parar.
Lloran, lloran y lloran,
eternamente lloran,
porque sigue
ese animal enfermo,
consumiendo lo que no necesita,
invadiendo lo que cree suyo,
destruyendo lo que le da de comer,
dejando huellas de mierda fétida al pasar.
No asimilan las flores,
qué es la llamada conciencia,
aquella,
a veces sin escrúpulos,
la que no puede deshacerse de lo que inventa,
aquella a la que sólo le importa,
los papeles de colores,
que llenan las bocas de orgullo,
de apariencias, de banalidades, de pura ambición.
Lloran porque hay más inteligencia
en el reino animal,
porque los instintos
en los humanos, están en muchas partes,
muy, demasiado truncados.
Sufren las flores,
y si ellas pudieran, harían huelga,
manifestaciones contra la lacra,
esa lacra que tatúa el planeta,
así, ala, porque todo da igual,
porque ya explotará en otra ocasión.
Padecen y  padecerán,
las flores,
que lloran en los cementerios,
porque no entienden a estos animales,
a los que llaman humanos.

miércoles, 23 de septiembre de 2015

Luchas

Sigue empujando las ruedas de su silla,
con su mejor sonrisa.
Cojea con gran dignidad.
Se levanta, cada mañana, sin su brazo,
sin la vista, con los oídos eternamente taponados.
Se dirige todos los días,
a la puerta del mismo supermercado,
a la misma esquina con su vaso de plástico.
Amanece con resaca, otra vez,
jurándose que sería la última vez.
Avanza por la calle,
sin entender quién y por qué mataron a sus hijos.
Se acuesta con la almohada mojada,
con el corazón seco,
con la fuerza de volver a ponerse en pie.
Se pierde, aunque no hay selva ni desierto aparentes.
Lucha,
lucha sin ganas, hasta encontrarlas de nuevo.
Se arrastra, se acurruca en un cajero,
en un parque y abre otra vez los ojos.
Pasea un carro,
lleno de chatarras,
mete la cabeza en la basura,
y pesca con un palo
lo que para nosotros ya es inútil.
Se encierra entre paredes,
por miedo a que le miren o juzguen,
pero con ganas de abrir las puertas del mundo.
Persigue los sueños con el peso del dolor y la tristeza.
Quema los kilómetros,
en busca de metas que le aferren a la vida.
Pelea para encontrar un lugar en el mundo
y no se rinde, no agacha la cabeza,
porque erguida,
percibe mejor el horizonte.



martes, 22 de septiembre de 2015

Otro gallo....


Si supiera ser granada,
pólvora,
o bomba atómica......
¡¡¡¡¡PIM PAM PUM, BANG, BUUUUUUUUM!!!!!!!!
Volcán con contrato indefinido,
big bang en siglo 21.
¡¡¡¡¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHHHHHHH!!!!!!
y más aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh.
Si supiera ser abrenueces,
para indagar dentro de la cáscara......
Sacacorchos y sacar los tapones....
Llave inglesa que aprieta lo que va suelto.
Aspiradora......
Escoba y martillo.
Si llegase a ser bisturí, colador y grúa.
Si fuera andamio, brocha y goma de borrar.
Esparadrapo y escayola.
Si lograse ser cuchillo, hoja en blanco,
y olla a presión.
Si por alguna casualidad consiguiese ser
brújula, batería, pilas y cargador,
si al menos alguna vez fuese extractor,
ventilador o molino.
Si consiguiera ser reloj, lupa o guitarra.
Si resulta que un día me levanto y tengo forma
de hamaca, de almohada o colchón.
Si por unos instantes mi piel fuera
de asfalto, de cemento, de piedra o alquitrán.
Si de repente kafka me transformara
en bolígrafo, micrófono, chupete o maraca.
Si me vuelvo peluche tumbado,
si muto a bufanda, embudo, cámara de fotos o tijeras.
Si esto ocurriese, sucede, acontece y pasa,
si se da el caso,
si se hace realidad,
otro gallo cantaría,
aunque,
de ese modo,
no lo escucharía.


Nos ha invadido y ¡MENOS MAL!



Entro en una peluquería y hay un grupo de música tocando para los que vienen a cambiar de look.
En el interior de una sala de gimnasio tenemos a una banda (cada dos horas) sudando la camiseta para otros que también sudan mientras escuchan.
Hay conciertos en los metros, en los trenes,en los aviones, en los hospitales, en supermercados, dentro de todos los centros comerciales y  en cada rincón de las céntricas calles de la ciudad.
Hay música en directo en las plazas, todos los días,
músicos con INSTRUMENTOS, con VOCES, dentro de todas las tiendas de ropa de moda.
Notas humanas que animan las colas del INEM,
Melodías directas en las salas de descanso de cada trabajo,
armonías que invaden las playas, las torres  y los museos como el polen que cubre las aceras en primavera.
Pentagramas instantáneos que acompañan las carreras populares.
Conciertos en todos los bares y restaurantes,
sin cesar, sin tregua,
abarrotando los cuerpos de grandiosidad, de serenidad, de esperanza,
los corazones de piel de gallina.
Creadores de magia en los circos, en las películas,
en el monte, en medio de una jodida guerra.
Música que apaga las dictaduras,
que ahuyenta las penas, los males,
que nos une y nos transporta sin billete,
sin maleta.
Sonidos que penetran el alma,
que nos arrancan las lágrimas y llenan las comisuras de mar
mientras sonreímos.
Aquel instante en el que el tiempo se detiene
todo recobra sentido,
y el mundo es mucho más bello
de lo que a menudo nos hacen creer.
¡OJALÁ!



domingo, 20 de septiembre de 2015

las orillas no se acaban


Se perdieron los remos de la barca.
El agua entraba poco a poco,
mojaba los pies, las rodillas,
la cintura, el pecho, el cuello.
Se soltó, se dejó, se quiso abandonar, pero,
hubo brazos y piernas,
todavía dispuestos,
animados a moverse.
Músculos que quisieron conducir al resto
hasta la orilla,
aquella que parecía tan lejana,
a la que pensó no volver jamás.
Allí, con los pies temblorosos,
los brazos desgarrados,
las piernas rendidas,
guiadas por un cerebro quizás aburrido,
a lo mejor cansado, despistado, descarriado, desorientado,
puede que perdido,
pero todavía con fuerzas y ganas de seguir,
por algo,
por alguien.
Por seguir dando abrazos,
continuar equivocándose,
por saber que hay mucha energía,
a veces malgastada, otras" biengastada"
por buscar la paz,
esa,
que sólo existe en el corazón,
ese,
que desea
por encima de todo,
seguir amando.

martes, 8 de septiembre de 2015

Mucho más que acumular basura



A lo mejor era porque  observaba mucho a los perros y los envidiaba por lo que decidió un buen día montar su propia escuela perruna en el Cinosagro (perro blanco) lo que sería a día de hoy un gimnasio, aunque en la Antigua Grecia y en la segunda mitad del siglo IV ac.
No era una escuela donde educar animales, bueno, animales sí, pero no perros.
¿Se levantaría un día Antístenes con sus filosofadas matutinas, pensando en las enseñanzas de su profesor Sócrates y se diría a sí mismo, podríamos ser igual de felices que los perros (kyon) ?
Se pondría manos a la obra y montó así la escuela Cínica (los cínicos son pues unos kyones), la escuela que enseñaría la filosofía del Cinismo, aquella que admiraba la liberación de toda posesión, la oposición a toda norma y convención social. Todo un aprendizaje de cómo llevar una vida plena prescindiendo de todo lo material y saltándose a la torera todo lo que en aquel entonces organizaba una sociedad. El problema era que muchos de los cínicos se quedaban en la teoría y no promulgaban con el ejemplo, por eso a día de hoy un cínico no es una persona austera o sencilla sino una persona que miente con descaro sin ocultarse ni sentir vergüenza.
Uno de los alumnos más famosos de la época fue Diógenes, aquel que hoy por hoy conocemos por acumular basura, aunque él se dedicara más a vagar por las calles y a escribir tratados sobre cómo ser una persona realmente honrada. Hicesias, su padre, era un banquero que se dedicaba a fabricar monedas falsas junto a su hijo (los arqueólogos han encontrado muchas monedas  firmadas con el nombre de Hicesias) aunque se dice que con fines políticos y no por lucro personal. Es por ello que los desterraron a Atenas y así fue como llegó a la escuela de Antístenes.
Diógenes de Sínope (Ciudad de Turquía) era un  filósofo griego muy aunténtico.
Vivió en toneles, comía carne cruda junto a los perros, se acostaba con mujeres en la calle, caminaba con una lámpara durante el día en busca de gente honrada, rechazó el politeísmo, predicaba el ascetismo y dicen que murió intoxicado por comer carne de pulpo cruda cuando fue capturado por unos piratas para ser vendido como esclavo cuando se dirigía a Egina(islas Sarónicas, Grecia).
Se dice que Alejandro Magno quiso conocer al peculiar filósofo que vivía con su jauría de perros. Entabló conversación con el por entonces anciano y le preguntó si podía hacer algo para mejorar su situación. Diógenes le contestó: "Sí apártate que me estás tapando el sol".
Al dueño de Grecia le causó tal admiración que dijo:"De no ser Alejandro, yo habría deseado ser Diógenes".

Me hubiera gustado sentarme junto este hombre para escuchar sus mil y una reflexiones:

"Callando es como se aprende a oír, oyendo es como se aprende a hablar; y luego, hablando se aprende a callar."
"Gente mucha, personas pocas".

A menudo las palabras esconden significados desconocidos.


miércoles, 2 de septiembre de 2015

está en el ambiente?

VAMOS, VAMOS, venimos, VOLVEMOS,
INTENTAMOS, buscamos, buscamos,
siempre, MUCHO
¿demasiado?
PENSAMOS, PENSAMOS, reflexionamos,
inventamos, elucubramos, imaginamos,
posibilidades infinitamente posibles,
nos PARALIZAMOS.
SOÑAMOS, soñamos, en grande, EN PEQUEÑO,
seguimos haciéndolo,
llegamos,
a medias, ENTEROS,
decepcionados,
CONSEGUIMOS, a lo mejor,
ABAndonamos,
nos rendimos,
ACEPTAMOS, ACEPTAMOS,
crecemos, reímos, nos atrapamos,
nos aburrimos,
AVANZAMOS, avanzamos, RETROcedemos.
ODIAMOS, odiamos,
a otros,
a nosotros.
Nos enfadamos, ENFURECEMOS,
nos envidiamos, nos perdemos,
NOS PERDEMOS,
giramos,
sin cesar, sin cambiar,
con raras y absurdas opciones,
sin certezas, sin sentido, sin bases, a ciegas.
Nos aislamos, nos evadimos, nos escondemos,
de lo nuestro, de lo de más allá,
DEMOSTRAMOS, sin necesidad,
nos avergonzamos de lo que no es vergonzoso.
TEMBLAMOS, sin peliGRO,
HUIMOS, lejos o cerca.
PREGUNTAMOS, preguntamos,
rogamos y rezamos,
ESTUDIAMOS, estudiamos, estudiamos, gastamos,
y nos conformamos, nos reprimimos, nos agachamos,
nos olvidamos.
CAMINAMOS, borramos, reconstruimos,
y empezamos DE cero.

lunes, 31 de agosto de 2015

Animaladas


Puede que vivamos engañados durante muchos años, pero llega un día en el que se hace la luz, aunque no se nos encienda una bombilla encima de la cabeza, aunque lo que descubramos no nos haga multimillonarios y famosos y simplemente nos alegre saciando la curiosidad, que no nos mata como a los gatos ¿ o sí? seguramente...siempre llega el humano a su límite.
Pues a lo que iba, pequeños detalles en los que uno no repara si no se detiene unos segundos a analizarlos. Chorradas, palabras, que están ahí y a veces no tienen su referente en la realidad de lo materialmente demostrable.

¿Alguien ha visto alguna vez una tortuga con cuerpo de oso, un oso con cabeza de tortuga?

Ya he visto cerdos vietnamitas con correa a punto de cruzar la calle, cabritos repudiados por sus madres, alimentados con biberón, tan humanizados que cuando llegan a la adolescencia "cabral" intentan montarse una pierna dejando el rastro cual manguera descontrolada y recibiendo como consecuencia de su comportamiento el apodo de Torrente, el brazo de la ley.
He visto, en el tejado de una casa de un barrio de Buenos Aires llamado Isidro Casanova, un perro copulando con un gato, y aunque no os pueda mostrar la foto os juro que es la pura verdad.
He visto patos ahogando a las patas para poder reproducirse.
No he visto a las mantis comerse a los "mantos" pero es así.

El caso es que para ir contestando a la pregunta, yo jamás he visto un TORTUOSO, sin embargo todo el mundo habla de él. "Tortuoso esto, tortuoso lo otro, tortuoso lo de más allá".
Que alguien me ayude a ponerle cara y cuerpo a este animal que tanto molesta, porque no lo he encontrado en el google, ni en la enciclopedia de animales que tengo guardada en el armario, ni siquiera en los reportajes de Félix Rodríguez de la Fuente.

Si supieseis de su existencia hacédmelo saber, porque me muero de ganas de verlo.

FIRMADO:

Una tortuosa curiosa.



Se mueve, se mueve

Me llevo los ojos de paseo
y se posan donde yo quiero.
Y puedo, tengo, tenemos
la maravillosa capacidad de mover cada músculo,
con salud,
para ir de un lado a otro, sin dolor y con energía,
esa que nos hace ponernos en pie cada día.
Somos afortunados,
responden nuestros órganos y
nos permiten seguir, cada mañana,
para construir una historia
que dormirá bajo la luna,
esa que sigue iluminándonos en las noches,
oscuras o claras.
Hay combustible en los pies,
amazonas en los pulmones,
una amistad llamada respiración,
mucho amor por entregar,
tantos abrazos por escribir!

domingo, 30 de agosto de 2015

Algún tatuaje


Se tatúa la espalda
en su nombre y
el dolor que escribe la aguja,
atraviesa la piel y
no es comparable a la palabra
AUSENCIA
que hay esculpida en el alma.
Acortamos la distancia,
hacia su cuerpo ya desaparecido.
Persiguiendo sus pasos,
reencontrándonos con sus últimos años
en la capital argentina.
Puede que nos mire desde otra energía,
con otra forma, en otra dimensión
y así,
puedo sonreírle un poco,
para que sepa que es por ella.
No nos espera,
y en el cementerio,
delante de una dura y fría piedra
con un ramo blanco,
se posan dos nubes
para llorar y justo,
bajando la mirada,
dos dientes de león,
posados delante de su lápida.
Los golpes, incrustados,
en no sé qué parte del cuerpo
a veces entre pecho y espalda,
otros en el estómago,
se acurrucan y se transforman
en tristeza,
que viene y se va
por algún poro de la piel.
Los cambios,
imparables,
nos hacen,
como pajarillos recién nacidos,
caernos de las ramas,
justo a tiempo para empezar
a mirar la vida de otra manera.
El jarro de agua fría
nos despierta hacia un nuevo camino,
nos regala la fuerza para seguir
con los ojos abiertos y
las ganas de aprovechar cada instante
tan efímeros,
tan rápidos,
tan vivos.

martes, 11 de agosto de 2015

MAR


Porque nos persigue,
navegamos entre oleajes que nos marean,
nos arrastran, nos abruman y envuelven.
La barca de un lado a otro
y nosotros abajo y arriba del agua
sabiendo a sal,
algas,
a carne de humanidad.
Nos ahogamos unos instantes
para reflotar entre densidades que no conocemos.
Rayos, fuerzas inasibles
son amantes que no elegimos.
Los brazos estirados de auxilio
ante un cielo mudo
y los pies inundados,
ya no encuentran tierra firme.
Hay truenos, relámpagos y
los gritos agudos, angustiados
que no encuentran respuesta.
Y el mar en los ojos,
y las olas en las mejillas
y en el alma una grieta,
que desgarra el cordón,
que deshace la pangea.

Mente, esa gran incógnita



Existen momentos de comprensión,segundos, minutos tal vez. Esos instantes en los que nos perdonamos a nosotros mismos, en los que nos respetamos sin exigirnos más de lo que somos, sin anhelar más de lo que tenemos, sin desear otra vida que la propia, sin tensiones, ni ansiedad, ni siquiera dolor o tristeza.
Hay conexiones que nos hacen ver que vamos por el buen camino, que no estamos tan equivocados, perdidos ni tan solos.
Es tan, o parece tan fácil elegir entre pensamientos, que simplemente si escogemos el que sabemos que nos hará sentir bien, nuestros actos nos conducirán a una realidad completamente diferente a la de escoger el que sabemos que nos robará la energía y nos hundirá en una especie de miseria de la que no sabemos cómo salir. Debería ser tan sencillo, seguir la intuición, dejar de pensar y sentir mucho más.
La mente debería ser educada para que fuera nuestra amiga y no una taladradora que madruga y trasnocha.
Hay tantas posibilidades, tantas alternativas, tantas soluciones, que me cuesta entender por qué a veces somos tan débiles como para abandonarnos completamente a la tristeza y quedarnos enredados en ella sin saber cómo detenerla. Hay tantos nudos bloqueando nuestro cuerpo, tantas heridas que no están curadas, que quizá por no escucharlas y querer seguir taponándolas, nos perdemos en un océano de castigos y sedantes que nos producen hastío, desesperanza, depresión, desilusión y pesimismo.
Sin tan sólo supiéramos cómo calmar las ideas que nos hacen odiarnos, cambiar la deriva por la cima, la rabia por la risa, los complejos por esfuerzo, el pesimismo por la decisión de tomar las riendas de nuestra vida dejando cada vez más atrás la queja, queriendo ser mejor persona, más conscientes y no caer en el mismo hoyo una y otra vez.
¿Será que somos adictos a la duda? A la insatisfacción? ¿Será que no somos capaces de reconocer que la imperfección ESTÁ, EXISTE y es maravillosa?
No existen vidas, mentes, cuerpos y almas perfectas. No existe un estado de Nirvana eterno, a no ser que nos visite la muerte.
Hay, están ahí: los obstáculos y sólo podemos presentarnos, conocernos, respetarlos, convivir, aceptarlos y dejarlos marchar por donde vinieron. Abrazarlos y agradecer que estén cerca para enseñarnos que constantemente suceden cosas y que son ellas las que nos fortalecen, las que nos recuerdan que todo depende de la actitud que tomemos ante lo que sucede ante nuestros ojos.
Nadie dijo que flotaríamos entre nubes de algodón, pero sí podemos respirar, analizar y relajarnos ante los pensamientos que generan emociones en nuestro cuerpo.
Llegará un día en el que incluso lo que vivimos con drama se transforme en recuerdo sonriente.
Habrá un día  en el que consigamos que nuestra mente no agrande o agrave lo que sucede a nuestro alrededor.
Será ese día, en el que podamos elegir entre llorar durante unos minutos y pasar página o agarrarnos a la pena como un clavo ardiendo y quemarnos mucho más rápido de lo que hubiéramos deseado.
El debate transcurre entre la destrucción y el respeto. Entre despreciar el entorno, lo nuestro, o cuidar lo que somos y lo que existe.
Hay tantas, tantas y tantas maneras de sentirse bien, de cambiar una energía por otra, que no comprendo cómo se nos escapa a menudo tan rápido escoger la opción correcta y no siempre la más fácil.
Nos conocemos muy bien y sabemos cómo hacernos daño mientras los demás, sin embargo nos respetan y aprecian.
Sabemos tan bien generar infiernos, que nos convertimos en expertos en la materia olvidándonos de que siempre, absolutamente siempre hay otra opción mucho más válida y adecuada para olvidar, para vivir en paz.

lunes, 3 de agosto de 2015

wherever you are. Donde quiera que estés.

Very far away,                                           Muy lejos
so far away from me,                                 tan lejos de mí,
she was singing her pain,                           ella cantaba su pena
cleaning her soul.                                       limpiaba su alma.
She died,                                                     Murió,
no father,                                                     sin padre
no mother to cry.                                         ni madre que lloraran.
She tried,                                                     Ella lo intentaba
she could't sleep                                           no podía dormir 
without tears.                                               sin lágrimas.
She was sad,                                                Estaba triste,
she was lost,                                                estaba perdida
she was deeply hurt.                                    estaba profundamente herida. 
Now she rests,                                              Ahora descansa
forever,                                                         para siempre
in my heart.                                                   en mi corazón.
She'll never come back                                 Nunca volverá
she will always be here,                                siempre estará aquí
in my breath,                                                 en mi respiración
in a smile                                                       en una sonrisa
in my bones.                                                  en mis huesos.
She was searching                                          Estuvo buscando
happiness                                                        la felicidad
i was waiting                                                  estuve esperando
her hugs,                                                         sus abrazos,
she found hope                                               ella encontró esperanza
i felt angry,                                                     yo me sentí enfadada
she tried to be glad,                                         intentaba estar contenta
to do her best,                                                 hacer lo mejor que supo
she gave me life,                                             me dio la vida
i love her,                                                        la quiero
i needed her,                                                   la necesité
i couldn't understand.                                      no podía entender.
She tried,                                                         Ella lo intentaba
she always tried,                                              siempre lo intentaba.
she was mum.                                                  era mi mami.
She hid                                                             Ella se escondía
she screamed,                                                   chillaba,
she laugh,                                                         se reía.
i missed her,                                                     La eché de menos
i miss her.                                                         la echo de menos, la echaré de menos.
     





miércoles, 29 de julio de 2015

Historias de Amor

Poleo, humeante, se coló por el movimiento sensual de Polea.
Un joven que no conozco ama a Pola por sus mejillas sonrojadas.
Cigarro, tan plantado, se iba deshaciendo con el canto de cigarra.
Ellas consuelan su soltería con los fisios, los únicos hombres que las tocan.
Hubo un él,
que un día se enamoró de otro él
en un tierno y divino accidente de tráfico.
El otro tuvo un flechazo en los probadores de una tienda.
La jovencísima de un hombre casado,
otra, de los mucho más jóvenes.
Me contaron de una señora,
enamorada de un vagabundo y la vecina de ésta
de un cura que la desnudaba con sólo mirarla.
Cucaracha calló en las garras de cucaracho
una caliente noche de verano en el hotel ALCANTARILLA.
Entre las tinieblas apareció tinieblos,
niebla se puso celosa y nieblo se enfureció.
Ardilla abrazó a ardillo en lo alto de un milenario secuoya.
Abeja no se pudo resistir a la encantadora voz de Abejorro.
Libélula bailó un eterno vals entre nubes de algodón con Libélulo.
Enamoran las ciudades,
las miradas
y ciertas narices.
Amamos unos labios, uno hoyuelos,
incluso una manera de fumar.
Se aman las golondrinas, los pingüinos, los albatros, los guacamayos, los cisnes, las lechuzas, las termitas y los buitres negros de por vida. (Me dejo unos cuantos monógamos....)
Deseamos unas manos, una sonrisa, una manera de escuchar.
Nos encaprichamos de personas que no conocemos de nada
por el gusto de pensar en alguien,
por creernos enamorados.
Temblamos sin poder evitarlo con ciertas personas,
y sudamos al pensar que se están dando cuenta.
Algunos quisieran hijos y no tienen con quien,
esperan al destino, a destapar la caja de bombones de la que hablaba Forrest Gump.
"Eso no se busca, viene solo" dicen.......
Nos embriaga y nos atrapa un olor y ZAS, nada que hacer.
Nos anestesian la mente
los besos que compartimos con verdad.
Bandas sonoras de película suenan
si hacemos el amor,
con los ojos llenos de lágrimas,
sin palabras que expliquen el placer.
Buscamos entre redes y teclados.
Nos acercamos y alejamos,
aunque la distancia sólo sea física,
la pisada ya dejó huella.
Nos queremos, separamos y nos volvemos a juntar.
Algunos se divorcian,
hay quienes no se casaron por no creer en el amor.
Hay personas que se esconden,
que viven engañándose,
que no pueden liberarse.
Muchos se adoran a pesar del tiempo,
se encontraron y no quisieron desencontrarse.
Bolas que se pirran por Bolos
Es la fuerza,
la fuerza del amor,
de la reproducción,
de la maravillosa e indescifrable atracción.


Os quiero.





martes, 28 de julio de 2015

¿qué somos?


Es tan lindo poder disfrutar de la cotidianidad y de las cosas más sencillas, aunque suene a frase hecha, es un hecho lleno de pura realidad.
La cabeza es la que a menudo nos amarga la realidad, la que nos permite o no, tener una visión tranquila en los caminos que vamos tomando durante la existencia.
Hay muchas ideas sobrevaloradas y es así como acabamos pensando que si  no tenemos o hacemos esto o lo otro seremos mucho más desgraciados. Y esto es una mentira como por lo menos Notre Dame.
No pasa nada si no hacemos lo mismo que todo el mundo hace a la vez, si no compramos todo lo que nos dicta la publicidad y nos vende como necesario para que confundamos el SER con el TENER.
No somos nuestros trabajos, ni nuestras casas, nuestra ropa, ni ninguna de las cosas que nos rodean y que se perderán en el ESPACIO/TIEMPO cuando muramos.
Somos energía, cúmulo de experiencias, de ideas, de sentimientos, emociones, pasión.
Somos acciones consecuentes o no de una visión nítida o borrosa.
Somos anhelo, deseos, vicio e imperfección, somos sueños, soledad, ilusión, fuerza y fragilidad, esperanza, desesperación y locura.
Somos aburrimiento, irritación y nervios.
Somos hormonas, amor, corazón, páncreas, estómago y riñones, testosterona, adrenalina, serotonina, endorfinas y todas las ninas que existan ( muñecas que tenemos en el cuerpo si esto lo escribiese un catalán/a).
Somos esfuerzo, voluntad, gana y desgana.
Somos entusiasmo e inocencia, ingenuidad y pasividad.
Somos comunicación, estrellas, agua y monos.
Somos una especie más en la tierra, conviviendo en esta jungla demasiado "cementosa".
Somos gran contradicción y duda vertiginosa.
Somos presente, inmadurez,
niños buscando aceptación, reconocimiento,
seres buscando demostrar cuánto sabemos y conseguimos.
Somos ambición, a veces muy ridícula, admirable en otros casos.
Somos una bromita de no se sabe qué fuerza universal.
Somos humor y lágrimas,
risa imparable o tímida.
Somos inseguridad, complejos,
somos lo que a veces no aceptamos.
Somos proceso de degradación,
fuimos juventud y seremos vejez,
arrugas, cansancio, dolor y gratitud.
Somos aprendizaje y mucho error.
Somos testarudos, cabezotas, cerrados, criticones y cínicos,
repetitivos y complicados,
somos resultado de una cadena de muchos otros,
de sangres mezcladas, de genéticas cocinadas,
de células que se encontraron en un río para ayudarse a sobrevivir.
Somos ritmo y música,
somos transformadores de realidad,
inventores, creadores, curiosos insaciables.
SOMOS, SOMOS, SOMOS, omos, mos, os, sssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssszzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz......................



sábado, 18 de julio de 2015

NO SE PUEDE


¿No os aleja de la preocupación, el juicio y prejuicio?
¿No os hace olvidar la herida, el dolor y os reconcilia con la existencia?
¿No deshace los nudos, os "engallina" la piel y relativiza el malestar o sufrimiento?
¿No embellece las estancias y las rutinas que en ellas nacen?
¿No convierte la acción más banal en la alegría de realizarla?
¿No transforma vuestra conciencia, os regala intimidad y os une inevitablemente?
¿No os vuelve humildes, comprensivos y despiertos ante el placer de un nuevo día?
¿No os sentís protagonistas de una de vuestras películas preferidas?
¿No os evoca recuerdos, amores, desamores, juventud y otros tiempos?
¿No atraviesa los poros, arranca el movimiento y os conduce hacia el baile
del cuerpo que se descubre, de los cuerpos que se aman?
¿No es sensualidad inevitable, melancolía exuberante y nostalgia inefable?
¿No os apacigua y envuelve de calma y silencios cómodos en buena compañía?
¿No creéis que nos desata las lágrimas, nos remueve las tripas y nos hace respetuosos?
¿No es magnífica ella, sus notas, compases, melodías y pentagramas?
¿No la admiráis como a un amante que penetra todos los rincones de vuestro cuerpo y alma?

NO SE PUEDE VIVIR SIN MÚSICA

jueves, 16 de julio de 2015

A mi madre


Como una niña que busca consuelo,
te veo flotando a mi alrededor,
en los abuelitos que casualmente vienen estos días a posarse casi en la palma de la mano y se alejan libres, livianos, despreocupados del rumbo y  el tiempo.
Como una adulta que necesita saber que todavía estás cerca,
que vienes a despedirte y me dices que ya descansas en paz.
La ingenuidad envuelve mis adentros,
te inventa,
protegiéndome,
desde no se sabe qué rincón.
Las palabras callaron e hicieron callo
y ahora,
te veo en los abrazos en los que olvidé estrecharte
y en  la sonrisa que rechacé regalarte.
Son tantas historias que no compartimos
y muchos los años en los que nos perdimos.
Tu guitarra ya abandonada al destino,
las notas que descansan entre cuerdas que ya no vibran
y aparece la inevitable ausencia de tus rizos.
Hay enganchada al alma
una mochila de todo lo que me enseñaste
y lo que quise y no aceptaba.
En el corazón todos los kilómetros del abismo,
las lágrimas que fabricamos
y el echarnos de menos en silencio.
La vida es un muy, muy, muy, muy corto suspiro.






viernes, 19 de junio de 2015

¿Quieren hacerlo?


Al parecer, si le añado MIS, a todas las palabras que se me ocurran, ya tengo la clave para crear las fobias que yo desee.
Algunas son conocidas: Misógeno, Misántropo...Otras tengo ganas de inventármelas...
Vamos a ello, si les apetece seguir leyendo:

PUER: Niño en latín. MISPUER pues, fobia a los niños. MISPUERCA si es una mujer quien los odia, MISPUERCO para hombre.

MISABUELA/O: fobia a los abuelos, si lo prefieren: MISYAYO/A
MISMISTERIO: fobia a la incertidumbre de no saber qué ocurrirá.
MISMININOS: fobia a los felinos
MISMINISTERIO: fobia a lo que ya han leído

El prefijo MIS, les ofrece una rápida y cómoda solución a la descripción de sus posibles o múltiples fobias.

MISPELOS
MISMOCOS
MISARAÑAS
MISCANAS
MISARRUGAS
MISCANES
MISRETOS
MISAMBICIÓN
MISCOMPETENCIA
MISMÓVILES
MISMISERICORDIA
MISTANGAS
MISGLUTEN
MISLACTOSA
MISBRÓCOLI....................................

y así matando dos pájaros de un tiro, confeccionamos la lista de las candidatas a MISS España 2016.
¡Cuánta herencia útil del latín!

Escojan entre prefijos y sufijos y póganse a inventar a su antojo, FREE WORDS. La última moda en lenguaje de ir por casa. Delen libertad a su imaginación y conviértanse en el Juan Ramón Jiménez de su tiempo. Cambien G por J, I por Y ,añadan, supriman y mezclen a su antojo y creemos la RAH, Real academia de los Huevos, lo que les salga de los mismísimos (fobia a??)

Atentamente el departamento de PUBLICIDAD de la RAH




miércoles, 17 de junio de 2015

Escoge la lista o la tonta


Ya que voy a hablar de listas, empiezo la primera con los posibles títulos que le podría poner a este texto. No lo tengo muy claro, así que dejo que la mente piense sin más.

"Lista de Espera"
"Listas a empezar"
"Las listas más escritas"
"Alistadas en las hojas"
"Alistadas en la mente"
"Las listas menos vendidas"
"Las listas más tontas"
"Las listas al listón más alto"
"Listillas de la vida"
"Listas porque sí"
"Listas descontracturantes"
"Listas para no olvidar"

"Listas para recordar y sigo enumerando desvariando, enlistando, enumelistando, admilistando, escrilistando,,,,

Lista del cielo y el infierno
Lista inacabada
Lista de inmadureces
Lista de sueños
Lista absurda
Lista imposible
Lista de despropósitos
Lista de virtudes y defectos
Lista de hombres/mujeres que marcaron o no nuestras vidas
Lista inútil
Lista de novios/as
Lista de año nuevo
Lista de alimentos ingeridos
Lista de hábitos
Lista de errores
Lista de películas, libros y discos por ver, leer y escuchar, vistas, leídos y escuchados
Lista de la compra, tachada y sin tachar
Lista de metas, vicios
Lista de insultos, inteligentes y no tanto
Lista de palabras inventadas
Lista de historias que escribir
Lista de lugares que visitar
Lista de cosas que ya probamos e hicimos
Lista de nombres posibles
Lista de boda, comunión, navidad
Lista de posesiones presentes
Lista de encuentros sexuales
Lista de lugares favoritos, de restaurantes y bares por probar.
Lista de métodos que funcionan y los que no
Lista de personas a las que escribir o llamar
Lista de ofertas de trabajo
Lista de precios
Lista de lo que gastamos, para los controladores de alto nivel
Lista de alumnos, clientes, enemigos, espero que esta última sea corta, aunque quién sabe, quizá sea mejor no caerle bien a tanta gente
Lista de los días de lluvia graciosos
Lista de los ataques de risa
Lista de deportes practicados
Lista de complejos
Lista de ciudades, casas, apartamentos, chalets y casas de colonias en las que hemos vivido
Lista de lo que seguramente no haremos
Lista de los días de nieve cuando nunca nieva, siempre marcan
Lista de los días inolvidables
Lista de lo que podríamos hacer por los demás
Lista de los álbumes de cromos, de los juguetes favoritos, de las primeras borracheras.
Lista de profesores singulares
Lista de las montañas escaldas, de los kilómetros y carreras, de los triatlones y gotas de sudor,
Lista de los animales favoritos
Lista de las zapatillas que tuvimos
Lista de los coches, motos y bicicletas
Lista de los fracasos sexuales
Lista de conciertos, de las canciones que nos hicieron llorar
Lista de abdominales, flexiones y series que nos hicieron más fuertes
Lista de lesiones, roturas de corazón, chafones y desilusiones
Lista de modas que seguimos........cada loco con su tema
Lista de las veces que nos hubiéramos declarado
Lista de las veces que nos hubiéramos callado o hablado
Lista de los dibujos animados que veíamos
Lista de los cantantes de los que nos enamoramos
Lista de alimentos prohibidos
Lista de desaparecidos
Lista de dictadores
Listas que no deberían escribirse
Lista de héroes y personas que admiramos
Lista de valores humanos
Lista de las veces que esperamos
Lista de odios
Lista de días de playa
Lista de cosas que coleccionamos
Lista de instrumentos (mi padre tiene una larga)
Lista de las veces que nos hemos equivocado
Lista de poemas que no nos atrevimos a dar
Lista de personas a las que hemos criticado con o sin motivo
Lista de las cosas que hacemos cuando estamos solteros/as
Lista de personas que ya no están
Lista de lugares a los que no volveremos y personas a las que ya no veremos
Lista de las veces que hubiéramos marcado su número de teléfono o de los números que hubiéramos querido pedir
Lista de los lugares en los que se hizo el amor
Lista de dudas que deseamos resolver
Lista de preguntas que tienen o no respuestas
Lista de injusticias, de leyes abusivas, de cosas que no sirven para nada
Lista de maníass y rarezas
Lista de enfermedades raras, comunes, curables e incurables
Lista infinitamente infinita de números
Lista de actitudes insoportables
Lista de hazañas y logros
Lista de máscaras
Lista de las veces que hubiéramos huido
Lista de razones por las que enfadarse y perdonarse
Lista de lo que nos hace felices


Lista, siempre lista a ser escrita, siempre lista a ser leída, no siempre preparados para cumplirlas, pero omnipresentes en el camino por el que avanzamos tanteando el terreno no siempre bien iluminado.

Lista de agradecimientos a todas las personas que han dibujado en mi alma hasta el día de hoy.



lunes, 15 de junio de 2015

Por dentro, por fuera


 A lo mejor me apetecería, así de repente, sólo por salir de la rutina,
caminar por la calle, desnuda, bajo la lluvia,mientras
los ojos de sapo de los paseantes se posaran sobre mi cuerpo,
simplemente para reír,
como el que echa dos botes de jabón en una fuente y sale disparado con la risa floja, mientras la espuma crece imparable colapsando una plaza,
como Jodorowsky cuando caminaba siempre en línea recta, hubiera coches o no por delante.
Compartir las carcajadas de unas manos que agarran el mismo paraguas.
A lo mejor querría calles silenciosas, inocuas, transparentes, sin un sólo vehículo que perturbara el canto de los pájaros que siguen, a pesar de todo, visitándonos.
Soñando lejos de las modas,
de los lásers que borran los pelos,
de los teclados que anulan la mirada
de los mensajes que reemplazan las voces y los cuerpos.
Construyendo un mundo posible, en el que fuera más sencillo reírse de uno mismo,
en el que nadie pide nada, porque no hay necesidad.
Que todos y cada uno de nosotros disfrute de la soledad,
sentados en un balcón,
de noche, de día,
esperando un vecino guapo,
un antiguo ligue,
dibujando fantasías que nos relatan cuentos
que siempre nos gustó escuchar.
Disfruten,
en un autocine, con amigos/as,
con malas películas que puedan doblar a su antojo,
peleando con una plaga de mosquitos, dignos de una película de Hitchcock.
Saber llorar en agujeros y reír al instante en las nubes,
saber que todo viene y va,
que nada es tan grave, que se acepta
y que seguimos sin o con ello, con o sin él, con o sin ella.




jueves, 23 de abril de 2015

Chocolate de algarroba en Madrid


He ido a menudo a comer sola a los restaurantes, sobre todo a los vegetarianos, es un placer que disfruto junto a los pensamientos que rondan en mi cabeza mientras saboreo y observo a la gente. Pero siempre al mediodía, nunca se me ocurrió ir sola a cenar. No sé por qué extraña razón no me resulta raro ni triste ir sola a esas horas. Sin embargo la noche me incomoda, estaría más preocupada por lo que pudieran pensar los de las mesas de alrededor. Una sensación de ridiculez y extravagancia me recorrería el cuerpo, aunque lo ridículo es sentirse un bicho raro cuando en realidad no hay motivos para ello.
El caso es que nunca lo he probado pero un día tengo que hacerlo, a lo mejor me miran intrigados o simplemente ni se inmutan.
Sea de día o de noche lo bueno es poder perderse entre pensamientos,entre ideas, sueños, anhelos, deseos y  miedos que vienen de paseo allá donde estemos.
Escuchar siempre la voz que nos acompaña, sin juzgarla, aceptando que forma parte de nuestra existencia, que a veces creemos incompleta, siendo ésta tal y como es,perfecta, aunque nos empeñemos, a menudo, en pensar lo contrario.
Deambulo por las calles de Madrid, eligiendo al azar entre la izquierda y la derecha, descubriendo por sorpresa las calles, las plazas, los bares y mercados, siempre sin plano, guiada por la curiosidad insaciable de querer engullir una ciudad que desconozco por completo. Con la mirada de un niño embobado que observa las cosas por primera vez. Seguro que se nota que no soy de aquí porque la cabeza gira en todas direcciones para fotografiar mentalmente las fachadas, las avenidas, parques y monumentos.
Perpendicular a la calle Huertas está la calle Amor de Dios, aunque yo no comparto este sentimiento, respeto el nombre escogido y giro por la susodicha porque he visto que hay un restaurante macrobiótico. Aunque yo ahora ya no sigo a rajatabla esta manera de comer, reconozco que ha dejado un poso importante en mis hábitos alimenticios y estoy contenta por ello.
Me siento a la mesa, observo, hay otra mujer sola a mi lado. Siempre hay gente sola, pero siempre mucha más al mediodía.
Sopa de miso, ensalada, plato con legumbres, calabaza y una mezcla de arroz rojo con integral espolvoreado con el famoso gomasio.
Y llega el postre. Y es por él por quien escribo todo esto, porque hasta ese día no había sido tan consciente de cómo se persiguen los pensamientos cuando uno come el dulce final que le conquista.
Y a lo mejor un bizcocho de chocolate de algarroba no os parece lo más maravilloso del mundo, pero no sé qué sucedió. Mi cuerpo entró en simbiosis con las papilas y el cerebro, así que cuando acabo abro la libreta y escribo sin poder evitarlo:

Así me como un postre sola y como no puedo vociferar, me escucho mientras como:

Primera cucharada:

Ummmmmmmmm ¡qué rico! que no se acabe.

Segunda:

Ummmmmmmmm ¡qué bueno! por favor, que no se termine, que no se termine, ummmmmm

Tercera:
Buenísimo, buenísimo ¡qué sabor, qué textura, qué delicia! se está acabando, no quiero, noooooo.

Cuarta:
¡Qué poco queda! Tengo que disfrutarlo al máximo, ralentizar el momento, más despacio Cynthia, que hay muy poquito, ¡qué pena! ummmmm qué sabroso!

Quinta:
Se acaba, se acaba, se está acabando, llega a su fin, quiero recordarlo, retenerlo, repetir, ya no hay más, voy a rebañar con el dedo, ahora que no me ve nadie, y porque no puedo chupar el plato que sino...... qué bueno estaba, qué a gusto me he quedado, me ha encantado.


Postre aderezado con palabras. Silencio, buen compañero de viaje.

Pues eso era, ya os contaré más. Espero no haberos aburrido soberanamente. Gracias por llegar hasta aquí.



lunes, 13 de abril de 2015

Escribimos lo que no hablamos


Existen ciertas calles por las que pasamos,
adrede,
forzando el encuentro y
lo buscado no aparece.
Calles que evitamos,
aunque deseamos frecuentar
para ver una sonrisa,
detrás de una barra,
para al menos, recordar el color de una barba.
Hay calles que rodean el lugar
donde le esperaba por las noches.
Recorridos sobre ruedas,
junto a un perro y
una chaqueta verde,
con gafas o lentillas.
Calles mojadas,
secas,
calles de esperanza,
en las que pensé que estaba a punto,
a punto
de enamorarme.
Calles nocturnas,
con olor a buñuelo,
calles que nos conducían a los parques,
donde una pelota babosa volaba por los aires,
donde las columnas eran conquistadas
por acrobacias caninas.
Calles "engrafitadas"
donde nos besamos por primera vez.
Calles donde se escondía para moldear el papel,
asfaltos donde me tocó las nalgas mientras
no cesaba de hablar.
Calles por las que rodamos sin sentido y
por las que buscamos heladerías.
Calles desconocidas
que nos podrían haber conducido
a lugares donde querríamos estar.
Calles cortadas,
callejones por los que no pudimos avanzar.
Calles admirables, otras no tanto,
intensas, desconocidas, inesperadas,
graciosas, vacías o abarrotadas,
sordas, mudas y excitantes.
calles cortas que no pudimos alargar.
Calles que me siguen enseñando,
Calles  que nos esperan,
a cada uno de nosotros,
de brazos abiertos,
para que nos sigamos dando la mano.

jueves, 9 de abril de 2015

Margaritas


Papá pincha los cacahuetes con el tenedor.
Su nieta se ríe.
"Son cacahuetes papá", recuerda su hija.
Lleva gafas de sol en la mesa,
sólo contempla sombras chinas
y no sé si disfruta de la censura que
impuso la vida.
Papá habla poco, algunas palabras cada hora
pero siempre con sentido.
Camina despacio con zapatillas caseras.
Papá escucha las voces sin cara
y no sonríe.
Papá, con la derecha
degusta el arroz al horno,
con la izquierda se lleva a la boca
una morcilla envuelta en pan.
Mamá sin embargo habla,
habla sin cesar.
Ella compensa el silencio de papá,
ella es una catarata de frases.
"Melania podía subirse el biquini porque esa tripa no la puede enseñar,
¿qué hará ahora con el tatuaje de Antonio?
Tú tienes tatuajes?" Le pregunta a su nieta.
"En mi época" (.................................................................................................................................)
y así  podría extenderse hasta toparcon un agujero de gusano.
"Acapara la conversación", dice la nieta
con los carrillos llenos de chocolate y pan quemado.
Papá espera sentado, viudo, a que llegue la hora de irse.
Mamá,también viuda, sigue comentando el LECTURAS
con un gruñidito que se escucha cada 10 segundos.
Mamá lleva muleta y no pierde su acento andaluz
que todo taxista reconoce.
"No lo entiendo, cómo lo saben que soy andaluza, si no he dicho NÁ"
Papá se pasea, se sienta y no se quita las gafas.
Mamá no entiende por qué paga tanto de AGUA y LUZ.
Papá le que dice que nos engañan y nos roban.
Mamá tiene un vecino de 80 que le despierta con la radio.
Papá es misterioso, ahorra en sonidos,
acepta la oscuridad, eso creo.
Mamá chismorrea sobre su vecindario,
sobre lo que ocurre en el barrio.
Papá viudo.
Mamá viuda.
Papá calla.
A mamá le sangran los codos.
Las margaritas los contemplan.
Se abren en primavera.
Se cierran en invierno.


miércoles, 8 de abril de 2015

LA O, la A



Digo Hola, Hola, Hola y Hola.
Olas de Holas que vienen, rompen, mueren
para volver a nacer.
Oh la-la mon dieu!! encore une fois: "Hola"
La O, redonda, que cierra.
La A, de puertas abiertas.
La OH que exclama,
La-la, que canta y se queja en francés.
ALoHa  polinesio:
Belleza
Paz
Disfrute,
cura el espíritu y el cuerpo.
Hola de día,
Hola de tarde,
Hola de noche,
Hola  de todos los minutos.
"HOLA"
hasta que se me esguince la lengua,
se me licuen los huesos
se me enreden las cuerdas vocales
y mi cerebro se "ahume" o fermente a la Noruega.
Hola porque sí,
Holas para todos los públicos,
para todas las edades.
Hola curativo que "abdominola" las mejillas
y tonifica las comisuras.
Hola educativo,
instructivo,
cautivador,
acogedor,
y hambriento.
Hola de aperitivo,
de tentempié,
Hola al mundo,
Bienvenido sea el hola novedoso
el de las ganas y entusiasmo,
el hola de ansias insaciables de oleaje.
Hola a la vida,
hola a la duda,
a la respuesta
al sentimiento,
hola, hola, hola, hola,
por siempre
OLAS








lunes, 6 de abril de 2015

Manifestaos

Decidme si vosotros le abristéis alguna vez la puerta
a  ese que llamamos Aburrimiento.
Decidme si se sentó a cenar
Resignación, Aceptación y Arrepentimiento, 
todos bien peinados y listos a decidir el menú.
Decidme si las listas se hicieron interminables
y Culpabilidad serpenteaba hasta alcanzar vuestro cuello.
Decidme si Tiempo adelantaba a la luz 
y teníais latidos en la boca.
Decidme si llorastéis delante de una panadería, 
en el parque o removistéis la cabeza para buscarlo,
para buscarla.
Decidme si Limón se tumbó en las papilas, 
si Toalla se suicidó desde un quinto y
Sueño dejó de susurraros.
Decidme si Búsqueda sudaba 
si Frustración os soltaba la mano
y Pena sonreía esperanzada.
Decidme, por favor decidme
si Corazón paseaba por la orilla del mar 
y Soledad exprimía lagrimales.
Decidme, decidme, decidme 
que hay Arribas, 
que hay Abajos, 
que hay abandonos y reencuentros, 
que hay quienes se llaman Pletóricos.
Decidme que no se acaba
el crecimiento
que Originalidad no está desterrada
y Absurdo y Humor 
son el oxígeno que nos mantiene vivos.
Decidme que Curiosidad no envejece, 
que Ilusión no es sólo un niño de 5 años.
Decidme que ciertos vicios desaparecen
y que Libertad nos traspasa el alma.
Decidme que no hay zoológicos, 
y que el sol no quema.
Decidme que Codicia y Envidia 
son arrasadas por Vendaval.
Decidme, decidme que no dejaremos 
de amar, 
de amarnos. 


viernes, 20 de marzo de 2015

PLASTILINA

Tatuada
de palabras compartidas, confesiones,
lágrimas, abrazos y miradas cómplices.
Huellas de nombres propios
cuyo eco se escucha en las astillas de los huesos
en este camino que duerme y despierta.
Figura moldeada
por ojos, dedos, consejos, orejas, alientos y críticas.
En la profundidad de lo que no alcanzo a ver,
ni entender,
hay una olla rebosante de
bailes,
secretos,
carcajadas,
historias,
saltos,
paseos y
amaneceres de memoria.
En lugares que no puedo tocar
hay poesías,
músicas sedosas y bromas incansables.
Dentro de este espacio que ocupo
está
La Cañada, Lliria, Valencia,
Marsella, las Landas, Cataluña y Argentina.
Soy plastilina moldeada por los encuentros
que me sobrecogieron y cuyas brasas
encienden todavía la felicidad
de haber compartido,
la felicidad de poder seguir amando,



domingo, 15 de marzo de 2015

Y UNA GRAN SONRISA

Algunos cueros cabelludos perdieron su memoria
y aun así se vistieron de blanco.
Y UNA GRAN SONRISA
Otros se escaparon para no volver, dejando
el terreno esférico bien despejado.
Y UNA GRAN SONRISA
Ciertos pliegues, sin pedir permiso ocuparon
la superficie de las expresiones de nuestra idiosincrasia.
Y UNA GRAN SONRISA
Se escucharon los lamentos de meniscos machacados.
Y UNA GRAN SONRISA
Adelgazaron los pómulos y arrastramos la "esqueleta".
Y UNA GRAN SONRISA
Una pasa sultana con ventrículos y un intestino que desea la jubilación.
Y UNA GRAN SONRISA
Caballones en las manos,
dientes alimonados, carbonizados y ausentes.
Y UNA GRAN SONRISA
Pechos "desinturgentes", desplomados ante giros de 365.
Y  UNA GRAN SONRISA
Diamantes dorados en los pies y
juanetes embarazados de 12 meses.
Y UNA GRAN SONRISA
Piedras precisas que taponaron los caminos.
Y UNA GRAN SONRISA
Fisuras, grietas, manchas, bultos,
protuberancias, deformaciones
de un cuadro surrealista.
Y UNA GRAN SONRISA
¿Dónde aparqué el coche y dejé las llaves?
Muletas, bastones y carritos hacia
la sombra alargada de los cipreses.
Y UNA GRAN SONRISA EN PAZ



domingo, 8 de febrero de 2015

Esquelas

Mueren:

Los tomates en los invernaderos
El Kiwi, el mango y la papaya en España
El Eucaliptus en Asturias
Los suricatas en el zoológico
Los berberechos y sardinas en las latas
Las focas en los botes de crema
Los zorros en los cuellos burgueses
Las naranjas con los "Apesticidas"
Los peces en las piscinas inundadas de piensos muertos
Los árboles en los hogares
Las tortugas en las sopas
Las sonrisas en muchas fábricas
Las esperanzas en la política
Los hijos antes que los padres
Las casetes con los CeDeS
Los muros, al menos, con la evolución
Los piropos en la pantallas

Muere:
El sexo con la religión
El cine con la falta de respeto y admiración
La obligación con el entusiasmo
Muere el trabajo con la imaginación

SIGUEN VIVIENDO LOS QUE LUCHAN Y SE SUBLEVAN

martes, 3 de febrero de 2015

Nos damos la vuelta al mundo?

Me besas en catalán y te hablo en francés
Me preguntas en castellano y respondo en inglés.
Susurras en italiano y te miro en japonés
Te indago en verde y me descubres en rojo
Nos desnudamos en china, nos comemos en Cuba
Una caricia rusa, un mordisco griego, un piropo argentino, una broma escocesa,
un abrazo en la India y
Aterrizamos en Portugal, muy desabrigados pero agradecidos
Un tentempié en Tailandia y ciertos grados del desierto de Gobi
Transpiramos en la selva amazónica
Soñamos en Praga
Olvidamos en Amsterdam y dormimos en Nepal pensando en los Fiordos
Despertamos en Puerto Rico y jugamos en Las Vegas
Caminamos hacia el Machu Pichu, respiramos en el Everest y explotamos como el Vesuvio
Nos arrastra el tsunami en Sri Lanza
Alcanzamos la orilla en las Azores
Tenerife nos pinta de colores
Bailamos en Brasil y
Sobre todo,
Viajamos sin billetes

lunes, 2 de febrero de 2015

ME EMBADURNA

QUE LA VIDA ME PILLE CON LOS OJOS MUY ABIERTOS
CON LA PREDISPOSICIÓN A REÍR ANTE LO QUE TRANSFORMAMOS EN DRAMA
CON LA LUCIDEZ DE ROMPER LA RUTINA CON LAS NEURONAS Y LOS PASOS
CON LAS GANAS DE MIRAR LA VENTANA Y VER UN PINGÜINO EN EL MEDITERRÁNEO
CON LA ESPORÁDICA ALEGRÍA DEL REENCUENTRO
CON EL HAMBRE INSACIABLE DE LATIN JAZZ Y UN DESAYUNO DE CROISSANT AU BEURRE Y CAFÉ CON LECHE
QUE ME PILLE EN PELOTAS EN UNA PLAYA DESIERTA JUNTO A MI MEJOR AMIGO
QUE ME ABRACE EL RESPLANDOR DE SUS RAYOS Y ESTRELLAS
QUE ME HAGA DISFRUTAR DEL PLACER SIN REMORDIMIENTOS Y APEGOS
QUE NO DEJE DE SORPRENDERME A PESAR DE LAS CANAS  INVASORAS
QUE ME PERMITA SER, CADA VEZ CON MENOS VERGÜENZAS Y TAPUJOS
QUE ME RETE Y REMUEVA PARA SIEMPRE ESTAR DISPUESTA A VOLAR SIN AVIONES
QUE ME CONDUZCA POR LAS CUERDAS QUE YO DECIDA, flojas, tensas, estables o temblorosas
QUE MUEVA MIS PIES AL SON QUE MARQUEN LAS BANDAS

QUE ELLA ME ENVUELVA CON SUS CIELOS, SUS LUCES, SUS PELÍCULAS DIARIAS, SUS PELOS Y SEÑALES, SUS PALABRAS "EMPANTALLADAS", SUS CARICIAS DE CHOCOLATE, SUS AMISTADES INQUEBRANTABLES, SUS VIAJES DE ENSUEÑO Y SU MAGIA INAGOTABLE

QUE ME PILLE "INCONFESADA, DESBAUTIZADA E INCOMUNIONADA"
QUE ME ENGANCHE CON LOS 5 SENTIDOS EN TODO TERRENO, EN EL TREN, A CABALLO O TROTANDO SOBRE EL AMOR
QUE ME AGARRE SIN HUMOS, NI PARAÍSOS DE CHICLE
QUE ME ATRAPE ENTRE LAS GARRAS DE LA VITALIDAD, LA CREACIÓN, EL APRENDIZAJE Y LA SUPERACIÓN
QUE ME HIPNOTICE, "BOQUIABRA" Y TRANSPORTE
QUE LA VIDA SE CUELE ENTRE LOS POROS Y ME HAGA OLVIDAR la edad, el tiempo, la obligación y el frío del invierno.
QUE ME ATAQUE, ME MASAJEE Y "COSQUILLEE" LA CORTEZA DEL CEREBRO

QUE ME PROPONGA PASEAR ENTRE SELVAS, BOSQUES Y CIUDADES QUE EMPAPEN MIS OÍDOS Y NARICES DE NUEVAS MELODÍAS Y AROMAS

QUE ME CRUCE CON LAS PIELES OSCURAS, AMARILLAS, ROJAS Y NEGRAS.
QUE ME DEJE TOCAR LO QUE TODAVÍA NO HE ROZADO
QUE ME SAQUE LO QUE SE REVUELVE EN EL ALMA
QUE ME EMBORRACHE DE BROMAS Y VALENTÍA
QUE ME HAGA UN NIDO DE HORMIGAS SIEMPRE PREPARADAS A LEVANTAR EL ÁNIMO
QUE LA VIDA ME RODEE DE VIENTOS Y LLUVIAS,DE ARENAS, PIEDRAS, PALOS Y PIÑAS
QUE ME ENFRÍE CON SUS COPOS Y CALIENTE CON SUS PENES

QUE LA VIDA CESE CON LA PAZ DE HABERLA BESADO
                                   COMO TOCA

martes, 27 de enero de 2015

COMPAÑÍA

Hay en casa una mujer con bigotes que se come las hojas de mi libreta.
Que cada mañana, a la misma hora realiza el mismo ritual para despertarme.
Que pega zarpazos en cuanto me despisto y ronronea en noches de insomnio.
Una mujerzuela vestida de pantera que se tiró de un cuarto piso para que cuatro bomberos vinieran a rescatarla. Su dueña hubiese deseado ser ella para estar entre los brazos de uno de ellos llamado Abel.
Una bebé peluda, que no sabe maullar y que me reclama cuando escucha la puerta del patio.
Una sombra enganchada a mis pasos que busca el calor de una mano,un brazo o estómago.
Un cuadrúpedo que baila Celia Cruz en un comedor sin cortinas ni calefacción.
Un mamífero silencioso a quien confieso mis anhelos y alegrías.
Una reinita a quien regaño,sin saber regañar cuando escala por las estanterías.
Un peluche con ojos de canicas que mueve las orejas cuando le canto Jorge Drexler.
Una estufita natural que calienta el corazón soltero.
Un personajillo que no va a la peluquería, no se depila ni se prueba mil modelitos antes de una cita.
Un animalillo que no necesita dos DESPERADOS para confesarle a alguien que quisiera repetir.

lunes, 26 de enero de 2015

POR Y PARA SIEMPRE

Que no pare nunca LA MÚSICA
Las PALABRAS encadenadas siempre a punto de disparar
Los BAILES de piel de gallina
Las OBRAS en las tablas con telones
La PINTURA que dilata las pupilas
Las ESCULTURAS que dan forma al sentimiento
La FOTOGRAFÍA que nos aleja de nuestra realidad
Las ACROBACIAS, CONTORSIONES y MALABARES que desafían los límites ficticios
La ARQUITECTURA de bocas abiertas
El HUMOR que nos devuelve la infancia
El DEPORTE que nos droga la sonrisa
Los BESOS que alimentan las raíces
Que no pare nunca la IDEA, la TRANSFORMACIÓN,
la DUDA y el CUESTIONAMIENTO.
Que vivan los que embellecen el entorno
los que nos TRASLADAN, REMUEVEN
y hacen olvidar o recordar.

viernes, 23 de enero de 2015

Pedos, parchís, un día completo

Se tiró un pedo delante de una urna que contenía, un biberón de vidrio y una diminuta tumba en la que yacía un pequeño esqueleto de un bebé  de la época romana. 
Aquella escena “tetricómica” nos despertó la risa más absurda en aquel museo al lado del castillo saguntino. 
Nos preguntamos si algún día alguien vendría a petar cerca de nuestro lecho de muerte o cenizas.

“Yo me cago en la muerte” se le ocurrió decir al gaseoso y las carcajadas continuaron delante de los huesitos que no medían  ni 70 centímetros.

Seremos alimento para la tierra,

todo es más sencillo de lo que creemos o nos hacen creer. 





Mi abuela siempre ganaba al parchís, SIEMPRE, SIEMPRE, SIEMPRE y eso como comprenderéis nos enfadaba MUCHO, MUCHO, MUCHO.
Hoy, mientras movía el cubilete en frente de un pequeño calefactor junto a dos personas muy agradables, me acordaba del faldón de la mesa del comedor con el que nos tapábamos las piernas en invierno, de su sonrisa, de sus uñas impecables, de sus chillidos de emoción cuando contaba 20, 10 para meter todas las fichas en casa y la cara  de pánfilos que se nos ponía a mi abuelo y a mí.
Hoy, he vuelto a la infancia mientras el tablero recogía el entusiasmo, las risas y la tensión de los que lo rodeábamos. 
Hoy he recordado que las cosas más sencillas nos alimentan el alma.
Compartir, simplemente.

miércoles, 21 de enero de 2015

oh dios!

Odio el papel seco en la boca .
Odio la vida tanto como soy capaz de amarla.
Odio las amarras que atan a la insoportable impotencia de respirar y pensar, las cadenas que  inmovilizan a este único cuerpo que no encuentra paz con los ojos abiertos.
Odio anhelar, esperar y añorar lo que no existe.
Odio odiarme con toda la odiosa rabia del mundo.
Odio que el paraguas se gire con el viento.
Odio la pereza que hunde en la horizontal.
Odio las comparaciones que están al compás del día.
Odio pensar que en otro lugar, con otro trabajo y otra gente sería más feliz.
Odio querer alcanzar cimas que producen cismas en el corazón.
Odio creer que el tiempo es un besugo que resbala entre las palmas de las manos.
Odio comer por comer y a pesar de odiarlo soy  fan de la contradicción.
Odio la inutilidad de mis días vacíos, “desabrazados”, desnudos, solitarios y banales.
Odio la  larga impaciencia y las lágrimas que duermen  en un pozo maloliente.
Odio las exigencias que construyen el espejismo de la perfección.
Odio la culpabilidad que nos caza entre sus redes.
Odio que haga más frío dentro de casa que fuera.
Odio salir por salir, hablar por hablar e idealizar siempre idealizar…
Odio aburrirme en colectividad.
Odio la ansiedad, la dispersión, el miedo y la omnipresente inseguridad.
Odio odiar,
odio, odio, odio,
 porque vivo,
siento,
amo y

 odio.

domingo, 18 de enero de 2015

A dormir

Los pelitos se ponen de puntillas cuando escuchan las palabras arrastrarse en el balcón de mi oreja. Nuestros cuerpos se enredan como espaguetis en salsa boloñesa mientras tejen un macramé inexplicable.
Yo sólo quería dormir agarrada a un cuerpo, aunque no supiera nada de él, dormir para abrasarme, aunque ni siquiera supiese la edad ni el nombre, para saber que la respiración calaba en mis huesos, deshaciéndolos.
Juro que sólo deseaba cerrar los ojos sin las manos  vacías.
Pero inevitablemente las expectativas de mi pequeño deseo se desbordaron desorbitadamente.
Yo no sólo dormí con sus pies buscando los míos, y su sexo recostado en mis nalgas.
Navegué, despegué y aterricé, transgredí, me trastorné, rejuvenecí y olvidé.
Solté, derramé, entregué, deshice, hicimos, aprendí.
Yo sólo quería dormir entre brazos, pero subió la marea y me atrapó.
Yo dormí, después de querer dormir abrazada, con los labios levantados,
el pelo muy alborotado y sin medias de color.



A muy poca honra

El bosque de sílabas, frases y páginas vivas, tiembla.
Hay un fuego diabólico dispuesto a enfermar los significados que dan sentido a la vida.
Palabras de hojas muertas se desprenden para caer y pudrirse en el olvido forzado.
Los rayos hacen añicos los valores compuestos con el sudor de la indignación y la reflexión.
Se ahogan los pájaros que bailaban en las ramas y el pavo real,
ya no despliega sus plumas como antes.
Las ranas ya no croan como solían hacerlo.
Los elefantes, muy resfriados, pierden la memoria.
Las plumas se atascan en el fango más espeso y se hunden, y se pierden y se callan.
Los perros huyen de sus amos, se han dado cuenta de qué sucede.
Los gusanos,en huelga, se niegan a comer carnes de muertes injustas.

martes, 6 de enero de 2015

Huyendo?

Huimos, todos, de todo, con todo.
Con cada segundo, cada droga, cada orgasmo, cada palabra, cada pasatiempo, cada lágrima.
Huimos de la soledad, del miedo a ser descubiertos, de desnudarnos ante propios y ajenos juicios.
Escapamos del aburrimiento, de la esencia, de la idiosincrasia que nos acompaña en este viaje.
Ocupamos el espacio, juntos, con sonidos a veces inútiles,
Agarramos la rutina por el cuello sin jamás estrangularla y ciertos amaneceres con un avasallador resquemor por no nombrar la rabia y el odio.
Escribimos, comemos, pintamos y exorcisamos ansiedades con el movimiento de las neuronas, con el balanceo de nuestro cuerpo.
A veces tan sólo son disfraces que escogemos para pasar un día, pero podría ser siempre carnaval.
Trabajamos porque ingerimos, dormimos, nos reproducimos y amamos.
Aderezamos la vida con las historias que nos atrevemos a vivir, abriendo y cerrando las puertas del cielo y del infierno.
Mantenemos el cariño por las personas que comparten nuestro pasado y con las que seguimos construyendo el presente para recordarlo de nuevo con risueña nostalgia.
Abrazamos a los gatos, los perros y cualquier especie que en silencio nos acompaña en esta marea de preguntas por responder.
Se van muriendo los que quisimos mucho para seguir abonando con sus huesos las profundidades del planeta, tan lleno de vida, tan repleto de almas que perdieron un esqueleto y una carne.
Con ellos, una parte de nuestra entraña se arranca y se instala el parche del recuerdo, que todavía los mantiene latiendo en nuestro existir.
Discutimos para reconciliarnos, para no llegar a ningún puerto, para imponernos, reafirmarnos, porque la susceptibilidad y fragilidad nos engañan.
Ensuciamos, y ojalá pudiéramos limpiar y ordenarlo todo de nuevo sin el menor rastro,
Nos mantenemos en nuestros 13, aunque tengamos 30, 40, 50 o 90.
Seguimos soñando mientras paseamos por los parques, mientras estamos en lugares en los que no querríamos estar.
Abrazados o no necesitamos que siga existiendo complicidad, páginas y besos encendidos.
Buscamos una paz, que afortunadamente,aquí, no existe.

CON..............

Constato que soy consciente y completamente inconstante en esta condición humana.
Condicionada por otras conciencias conectadas a ciertas contorsiones cuyo contorno indefinido crea complejas controversias.
Controlados por el consorcio que conserva la compenetración para congelar las ideas y los corazones.
Considerando así la falta de respeto hacia la libertad.
Contándonos cuentos convexos, cóncavos y conmemorables hasta conciliar un inconsciente colectivo contradictorio.
¡La concha! ¿Tanta contextualizada confabulación histórico-política nos toca concebir?
Compañeros y compañeras abogaría por un consenso de sencilla y preciosa simplicidad.
Un regreso a lo mejor del conocido pasado condimentado con lo mejor del futuro que está por concretar.
¡Conchavémosnos para calmar los continentes llenos de confusos contenidos!
Cantemos al amor condensado, concentrándonos en convertir lo complicado en puentes consistentes.
Condenando las sinfonías que enloquecen los cerebros.
Compartiendo la composición simbiótica de la tierra y la vida.
Escuchando las conferencias de los árboles confidentes que nos hacen confiar de nuevo en la humanidad.