blog sindria

miércoles, 15 de octubre de 2014

Condicional

Si estás ahí,
escondido detrás de un árbol, ancho, grande, robusto y alto.
Si estás,
rodeado de una niebla espesa, entre helechos prehistóricos o arenas movedizas.
Si respiras,
nubes y hojas.
Si nadas en letras transparentes.
Si estás desayunando luciérnagas y cenando grillos.
Si eres vidrio entre olas.
Si hay raíces en tu pecho y brazos de silencio.
Si caminas con la mirada hacia el cielo atento a dónde pisas.
Si tú,
juegas a reír la tristeza, llorar la alegría e inventar mundos que jamás existirán.
Si balanceas las emociones en el columpio de la libertad.
Si acaricias y susurras lujurias.
Si tú transpiras melodías y meriendas reflexión.
Sí, tú, presencia desconocida,
átomos impalpables.
Si te enfadas como la estrella fugaz y
te disfrazas de olivo y oliva.
A ti, para ti, desde el yo al tú, a tus.
Sí, yo,
te regalaría una TELARAÑA.