blog sindria

martes, 15 de julio de 2014

PÍOR FAVOR

Una lluvia de mierda caía sobre las cabezas humanas.
Mierda de paloma, golondrinas, gorriones, patos, tórtolas y algún que otro loro extraviado.
Una auténtica tormenta de cagadas líquidas que inundaba las calles de manchas que se transformaban en charcos espesos y malolientes  dignos de una versión hiperbólica de los pájaros de Hitchcok.
Un cielo de plumas, negro y escandalosamente ruidoso.
Un gigantesco lamento al unísono de PÍO, PÍO, PÍO, PÍO, PÍO, PÍO, PÍO, PÍO, PÍIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIO,
un llanto multitudinario exigiendo respeto por parte de la especie que aquí también habita este planeta y que se hace llamar humana, aunque a veces no tenga muy claro que forma parte de todo un engranaje encadenado.
Cacas, millones de defecaciones  que reivindicaban aires más puros, árboles más sanos y alimentos sin aderezos extraños, complejos y perjudiciales para picos, bocas y fauces varias.
Rabiosos, enfurecidos, exasperados, alborotados, encrespados, alzaban las alas por bandera y sus cagallones por balas exigiendo el alto al fuego humano.
Una manifestación celestial que ocupaba todas las esquinas y rincones para reclamar AMOR por la esfera sobre la que reposan nuestros pies.
Su píar parecía decir:
Dejad ya de crear objetos inútiles, objetos que no se descomponen ni desaparecen, objetos que nos ahogan, ensucian y enferman.
Dejad de crear por ambición, por pura ambición de obtener objetos con los que comprar objetos que nos pudren, nos matan y nos anulan.
La lluvia oscura y putrefacta seguía cayendo a cántaros, a gatos y perros, como diría un inglés, mientras se iba deshaciendo el dolor, la lágrima y la angustia de la fauna voladora.

PÍOR FAVOR, PÍOR FAVOR, PÍO FARVOR, PÍOR FAVOR, deteneos aquí, no cabe más sufrimiento, más maltrato, más abuso, PÍOR FAVOR, sed humanos, de verdad. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario