blog sindria

sábado, 28 de junio de 2014

Las manos


LAS MANOS

Las manos, las nuestras, las de cada uno de nosotros.
Una junto a la otra,
haciéndose cuenco de huesos y piel,
albergando puñados de arena fina,
de tierra negra y barro,
acunando un montón de bichitos de bola,
centenas de pétalos de españolitas, rosas y geranios.
Meciendo el agua que llevamos a la boca,
paseando las lentejas pequeñas y las minúsculas piedras de la playa.
Las manos,
que sudan las pipas que guardábamos en horas de adolescencia aburrida en compañía.
Las manos,
harinosas de días de galletas y bizcochos
de arroces medidos por los dedos y articulaciones.
Las manos
rebosantes de canicas,
de condimentos que alegran las comidas.
Las manos,
tatuadas de arrugas,
abarrotadas de aceitunas, cerezas y algunas monedas.
Las manos
que sujetan inquietas las cartas cerradas,
las que recogen el gato anciano,
frío en la terraza.
Las manos que se adelantan, vagabundas, esperan y marchan desesperadas.
Las manos abiertas y suaves,
Las cerradas, rígidas y desagradables.
Las manos,
extremidades que se enamoran,
herramientas que tocan y desean.
Las manos,
AMAMOS.




No hay comentarios:

Publicar un comentario