blog sindria

lunes, 30 de junio de 2014

A escondidas


Hablan solas,
a la luna,
al cielo,
a las paredes,
a la almohada,
a las fotografías en blanco y negro,
a la brisa
a las olas que arremeten contra el cuerpo
y
agradecen,
lloran,
sonríen.
No esperan respuestas,
de los gatos que se esconden debajo de las mesas,
de los estucados,
los padres congelados en el papel,
ni de la espuma que rodea sus cuerpos
Se escuchan en un vacío
que estuvo lleno,
en un espejo que reflejó historias.
Hablan
por inventar y crear,
por no derramar agua
para verter su silencio en la solitaria oscuridad.
Hablan de día y de noche,
entre sueños que se alejan
entre anhelos y decepciones,
hablan, desean, añoran, olvidan,viven.







sábado, 28 de junio de 2014

Las manos


LAS MANOS

Las manos, las nuestras, las de cada uno de nosotros.
Una junto a la otra,
haciéndose cuenco de huesos y piel,
albergando puñados de arena fina,
de tierra negra y barro,
acunando un montón de bichitos de bola,
centenas de pétalos de españolitas, rosas y geranios.
Meciendo el agua que llevamos a la boca,
paseando las lentejas pequeñas y las minúsculas piedras de la playa.
Las manos,
que sudan las pipas que guardábamos en horas de adolescencia aburrida en compañía.
Las manos,
harinosas de días de galletas y bizcochos
de arroces medidos por los dedos y articulaciones.
Las manos
rebosantes de canicas,
de condimentos que alegran las comidas.
Las manos,
tatuadas de arrugas,
abarrotadas de aceitunas, cerezas y algunas monedas.
Las manos
que sujetan inquietas las cartas cerradas,
las que recogen el gato anciano,
frío en la terraza.
Las manos que se adelantan, vagabundas, esperan y marchan desesperadas.
Las manos abiertas y suaves,
Las cerradas, rígidas y desagradables.
Las manos,
extremidades que se enamoran,
herramientas que tocan y desean.
Las manos,
AMAMOS.