blog sindria

miércoles, 26 de febrero de 2014

Melancoesperanza



Corro, corro,corro,
en medio de árboles y arbustos
que no me dicen nada
y me lo dan todo.
Corro, corro, corro,
con las lágrimas,
que corren, corren, corren
por los montículos que no veo.
Corre, corre, corre,
la melancolía,
de aquella primavera
que te trajo,
que nos atrapó,
de aquella primavera
que te arrancó,
de mis ramas,
que me desnudó de tus hojas,
que me inundó de invierno.
Corro, corro, corro,
huyendo del recuerdo,
de los cuerpos tumbados
entre verde y azul.
Corre, corre, corre,
la sangre que arde,
entre troncos de soledad herida
y papel de esperanza por lo que vendrá
y que a veces ya imagino,
con otras formas, movimientos,
otras palabras, lugares, músicas, risas,
otras miradas, manos,
otros labios,
otras etapas.


domingo, 23 de febrero de 2014

Momentos de cine


Pido una caracola y cuando leo "inyectados" justo al lado, me arrepiento, rectifico y pido dos sonriendo.
A mi lado una barba espesa pide una caracola para llevar y justo, también rectifica y pide un café para sentarse. Vuelvo a mirar y estoy a punto de arrepentirme de nuevo, rectificar y pedir también un café.
Me vuelvo cobarde y en vez de pedir una gran dosis de cafeína, sentarme, coger una servilleta, escribir unas palabras, un poema,los números que conducen a mi aparato telefónico, hacer un dibujo, lanzar miradas descaradas mientras hago creer que leo un libro muy interesante sobre las salvajadas de la colonización en Sudamérica,
pago los inyectados de chocolate y miedo y salgo por la puerta mirándolo descaradamente a través de la vitrina, al menos él también mira.
¿Y si doy media vuelta, entro de nuevo, pido un café y me siento en un buen ángulo?
Me arrepiento y no rectifico.
¿Y si vuelvo el sábado a la misma hora? Y si pensase lo mismo?
Esta LUNA LLENA me va a volver loca.
He vuelto a producir el minumetraje mental.
¡Cómo me gustan las barbas espesas!


martes, 18 de febrero de 2014

para-LELOS


CON-TUN-DEN-TE
CON TUS DIEN-TES
AL DEN-TE
MUÉR-DE-ME
MUER-O debajo del
MUÉR-DAGO, que observa
CIE-GO,
DOS MUR-CIÉ-LAGOS
que se envuelven
entre
ALAS, MOR-DISCOS Y BO-CA-DOS
DOS bo-cas que se encuentran
SIN PRO-MESAS
EN la mesa
DES-NUDA, que esconde
entre patas,
vasos y PLA-TOS RO-TOS.
EN la mesa,
habitada,
ES-CRO-TOS,
PE-NE,
VAGI-NA
OR-GAS-MOS
SOM GAS
SOM OR
MO-RI-MOS
con la RI-MA
de los cuerpos,
la RE-TÓ-RICA
MUY RICA
de las POS-TU-RAS
a RAS de la mesa
ca-si SIN ente-rar-nos
IN-CONS-CIENTES
DE tiem-pos, es-pacios,
DES-PACIO,len-tos,
acom-PASADOS, muy PRESENTES,
RÍT-MICOS, ARRÍT-MICOS
MONOS,
PARA-LELOS, ATONTADOS,
TAN-GENTES Y PER-PENE-DI-CULARES
AMOR-FOS, FOS-FORESCENTES, FLUO-RESCENTES,
RELEC-TANTES, tantas y tantas
NO-CHES,
en las mesas, LAVA-DORA, SI-LLAS, PLA-YAS,
DU-CHA, CO-CHE,
EN la no-che,
de VAM-PIROS
Pira-dos,
con ajo y sin él
PIRA-TAS sin Par-ches
ni re-maches,
succionán-donos
el sim-ple
PLA-CER sin con-tar
EX-PLICAR, ES-PE-RAR.
EN-CON-TRÁN-DONOS
porque sí,
¿por qué no?
Para inter-cambiar
todas las ca-ri-cias
que no di-mos, que no da-mos
SIN de-mos-trar, ni apa-ren-tar
con tus CARNES y mis gra-sas
bien acu-mula-das,
CAVER-NÍ-COLAS instintivos
sin COM-PLi-caciones, sin MIE-DOS,
a en-se-ñar-se, re-la-mer-se
y qui-zá dis-tan-ciar----------se
ARRE-BATÁN-DONOS
sin arre-pentir-NOS
Acu-rru-cán-donos
meciéndonos,
apaciguando las GANAS
que INFLA-MABAN,
HA-BLÁNDO-NOS
sin DUREZA los SILENCIOS
cómo-dos,
dos, dos, dos,
sólo dos,
com-PARTIENDO
PARTIENDO, QUEDÁNDONOS,
des-cubriendo,
arries-gándonos,
ganándonos,
sin PENSAR,
sólo dos,
siendo,
sintiendo,
viviendo-

domingo, 9 de febrero de 2014

Jazz



Se encerraron en aquel piso de una sola pieza.
El cielo estaba muy negro, tan negro que las pequeñas luciérnagas inmóviles brillaban más de lo normal.
Su melena, pantalón y camisa iban a juego con el impenetrable cielo parisino.
Sin embargo Marcel, llevaba una camisa blanca y un pantalón de pana marrón.
Velas, muchas velas temblaban acariciadas por la voz de Billie Holliday que inundaba cada metro cuadrado del apartamento en el que vivían.
Los labios sellados, las mejillas como cojines , una encima de la otra. Mientras un brazo izquierdo extendido se enamoraba de un derecho, los dedos entrecruzaban huesos e intercambiaban temperaturas. Otros dedos descansaban en el omoplato y también más abajo, en la antesala de las nalgas. Las respiraciones agitaban las olas de sus vientres que se besaban y alejaban sin cesar. Cerraron los ojos y esta vez Sarah Vaughan ocupó sus mentes, meció sus pies y les hizo olvidar que fuera unos 7000 millones de personas, más o menos, también respiraban.
Sus corazones bombeaban notas, pentagramas, melodías que se encontraban para bailar en un solo cuerpo. Ray Charles estiraba sus sonrisas, encendía su complicidad y les acelaraba el alma. El vino recorría las carreteras azules por las que dos esqueletos enamorados conducían. Y sus lenguas, más oscuras, seguían sin moverse.
No existían reproches, rencores, odio, rabia, celos ni envidias, sólo admiración, comprensión y respeto. Años de palabras intercambiadas y momentos archivados se resumían en silencios llenos de música, silencios que lo decían todo, que contenían la historia de dos vidas.
Nada, nadie impidió que llegasen a donde habían llegado, a ese algo llamado amor con todos sus matices, todo su arte, todas sus sombras y colores, con toda la intensidad que no se había perdido por el camino de la decepción y desilusión. Permanecían intactas las ansias de lo que sólo ellos entendían.
Ella se moría.
Aquella noche habían decidido bailar jazz hasta caer completamente rendidos ante la fuerza de la pasión, ante la incomprensión de lo que se acaba, Dinah Washington cantaba Cry me a river en aquel salón que lloraba imaginando la soledad de un hombre que iba a llamarse viudo. Te amo.

lunes, 3 de febrero de 2014

Deseo que os aliente


Ojalá pueda regalarte una sonrisa,
que al levantarte cada mañana,
desenvuelvas
para poseerla, contagiarla,
y encadenarla al mundo.



Todo lo que está en tu interior es
muy, muy, muy pero que muy válido,
compártelo,
por favor.


Tengo las irremediables ganas de deciros que el deporte es la mejor droga que conozco.


Hay cientos de cosas que no poseemos,
miles de viajes que no haremos,
millones de datos que no sabremos.
Y sin embargo, aún así y a pesar de ello,
nadie nos impide agradecer
TODO, TODO, TODO
MUCHO
de lo que tenemos.


Todos tenemos una misión en esta vida,
y tenemos la fantástica tarea de descubrirla.



Cumple, 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12, 13...sueños,
o los que quieras,
pero,
cúmplelos y celébralos como cuando soplas las velas que se multiplican con el tiempo en el pastel de los años.


Si estás sol@: ¡ENHORABUENA!, significa que se acerca algo mejor.
Si estás acompañad@: ¡ENHORABUENA! cuídalo, riégalo, aprovéchalo y vívelo.


Ten dignidad.
Sé tu mejor amig@.
Eligiendo cautelosamente los pensamientos,
VIBRARÁS bien,
sintonizarás mejor.



Ten ideas descabelladas y ponlas en práctica.


Ayúdate y ayudarás.


A pesar de toda la negatividad existente debemos luchar por un mundo mejor y siempre podemos empezar con y por los que están cerca.


Díselo,
anda,
venga,
vamos,
va,
no te quedes con las ganas,
la incertidumbre,
y la dudosa duda,
y aunque no sea lo que imaginabas,
dite que fuiste valiente.



Si las lágrimas llegan,
déjalas correr como en un día lluvioso,
siempre hay un paraguas para protegerte.



Si necesitas ayuda,
pídela,
es el verdadero gran paso,
para llegar poco a poco
a la luna.


Nada es un fracaso, todo es un aprendizaje.


Estás donde debes estar
ni más lejos, ni más cerca,
estás donde debes respirar,
donde debes imaginar,
donde debes crear.


Hay amigos que se merecen monumentos,
levántalos.


Y la paz empieza con uno mismo.
No te declares la guerra,
declárate el amor.

Escucha, respeta y que la ambición no cause estrágos por el camino.


Todo lo que tienes ahora mismo,
así,
tal cual,
ES PERFECTO.


Si tienes propósitos,
llévalos a cabo con esfuerzo
porque no hay mayor recompensa que
los beneficios de tu mejor voluntad.


Si te enamoras
hazlo con toda la piel,
con todos los huesos,
los órganos,
y sin pensar en qué pasará.


Caminas preocupad@,
decepcionad@ contigo mism@ y
cobijado a la sombra de la frustración,
pero espero que un día levantes la cabeza y te des cuenta de que tú sigues siendo
a pesar de las circunstacias externas.


Transformemos la injusticia y la inhumanidad en fortaleza y vitalidad inquebrantables.


Olvídate de los límites,
amplia tu ángulo visual,
imita a los conejos.