blog sindria

martes, 14 de enero de 2014

No estás


En algún racóndito lugar...
No sé cuál...
No sé cuándo...
No sé tampoco cómo...
No sé tan siquiera por qué...
Pero...
Existirás,
serás,
estarás.
Recorriendo,
no sé qué calles,
no sé qué bares,
no sé qué cines.
Escuchando,
no sé qué músicas,
no sé qué conciertos
y hablando de lo que está por compartir.
En algún recóndito lugar,
existirás,
serás,
estarás,
en el mismo camino,
no sé en qué misma casa,
y ni siquiera sé,
si con descendencias o no,
pero en algún lugar,
en ese lugar,
nos miraremos
y sabremos que nos hemos encontrado,
para hacer crecer
la semilla que enterraremos,
con las manos llenas de tierra,
con las raíces debajo de nuestros pies.





¿Dónde estás?
Por qué te has borrado así?
Se me nubla
tu voz,
tus labios,
tus dudas,
los paseos para arreglar el mundo,
tus manos,
rozando mis nalgas,
tu lengua jugando,
"desinocente",
la película diaria
en la cama,
comiendo después de haber cenado,
nuestros encuentros,
entre el musgo,
cerca del río,
tus borracheras,
sincerándote,
tus lágrimas en la despedida,
tus juegos con los niños,
tus ojos,
tus conciertos en la calle,
tu inmadurez,
tu kaos con el mío.
Se esfuma,
ya todo es,
inasible.
Escalaba tu desamor,
crecía mi tristeza,
se me encongía la sonrisa y
se agrandaba la soledad.
Te quise,
ahora sólo me queda
el espejismo de lo que creí que fuimos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario