blog sindria

miércoles, 18 de diciembre de 2013

Volvemos a dar cuerda, recordamos


Volvemos a dar cuerda, recordamos


Hace un año, justo uno,
decías que me habías echado de menos,
que habías cambiado y
que tantos días sin vernos
habían sido muchos.
Hace un año, entraban tus palabras,
brotaban mis lágrimas.
Hace un año me arreglabas una bicicleta,
me dedicabas una canción y
me llamabas de cien maneras.
Hace un año comíamos de madrugada
las sobras del mediodía, mientras
la Maimés y el Nino se desperezaban
silenciosos y elegantes.
Hace un año nos despertaba un vecino
que cantaba a grito pelado y
al que habíamos apodado el gato de Alicia.
Hace un año dormíamos y nos sentábamos
entre palés y
tiritábamos el calor del amor.
Hace un año me abrazabas delante
de la barra que habíamos pintado
de naranja, verde y morado.
Hace un año sonaba
el ukelele de tus canciones en mi alma.
Hace un año no teníamos lavadora
y poco antes de decirnos adiós,
la compraste.
Justo cuando nuestra ropa iba a centrifugarse
abrazada frente a los maullidos de la Maimés en celo,
justo cuando estaría tendida, durante años,
pieza junto a pieza
en el tendedero que tú montaste.


No hay comentarios:

Publicar un comentario