blog sindria

jueves, 19 de diciembre de 2013

Ojalá no pasara.

Ojalá no pasara


Jamás había visto tantos juntos.
Desparramados, abandonados,
inertes.
Guantes, gorros, zapatos, gafas,
bolsos, cinturones, muñecas desnudas,
cuentos garabateados y chaquetas.
Tantos,
en medio de calles,
descampados y plazas.
Tantos que
ya no cubrirían manos,
rodearían cuellos,
protegerían cuerpos,
ni alimentarían sueños.
Tantos objetos perdidos,
tantos, tantos,
tantas vidas maltratadas,manipuladas,
desaparecidas, asesinadas,
tantas,
asquerosamente,
ARREBATADAS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario