blog sindria

sábado, 16 de noviembre de 2013

CALLES



1

Fernando el católico, Valencia

Me quedé mirando a un hombre en la calle
y la farola se dibujó en mi cara,
se esculpió una sonrisa,
se pintó el ridículo,
se escribió la vergüenza.


2

Te encuentro en la calle.
-¿Qué haces por aquí? me preguntas.
-He salido para ver si me encontraba con alguien interesante.
Y nos fuimos a conversar.

3

Escojo un barrio.
No uno al azar,
serpenteo, tanteo, espero.
Sigo deambulando, espero.
Abro los ojos
miro en los bares,
en las terrazas,
detrás de los semáforos, de las ventanas de los coches,
en los tejados,
las copas de los árboles,
levanto el alquitrán de las calles,
navego en el desierto de los puentes
STOP
dice el cartel,
detengo la lluvia,
el vuelo de los pájaros,
caen las hojas secas,
inmóviles ante mis pies,
llora el capricho de un niño,
me siento, un café, espero,
espero, espero, espero, en
un barrio, que no escogí al azar.


4
Turia

Calles, por donde andes, por donde hables,
por donde calles.
¡Qué te calles! ¡Qué te hables!
Calles, sin palabras
con silencios
calles, hables, cables
¡Es que no me callo!
¡Es que no me hablo!
¡Cállate!
¡Háblate!
¡Cómo hablo!
¡Cómo hablas!
¡Cómo callo!
¡Cómo callas!
Hablo callando y callo hablando.
Callo, en el pie, en el plato,
calló, en la charca, con la rana
cu-cú cantaba y no callaba.
¿La rana? Cu-cú? Será CROAC, CROAC.
Cu-cú, debajo del agua...
Será encima del reloj.
¡¡¡Calla, calla, calla ya!!
¡Cállame!
¡Calla melón!
Callo, ya callo, ya callo, ya mudo, ¿ves?
¿Cómo lo voy a ver? Será, ¿escuchas el silencio?
¿Ya puedo hablar?
En la calle, en la calle, en la calle.

No hay comentarios:

Publicar un comentario