blog sindria

viernes, 11 de octubre de 2013

Cuando me indigno

No van de la mano. Una sueña, idealiza y disfruta. Otra explota, engaña y anula. Una se estampa contra la otra. La otra reprime a una. Una es humana y creativa. Otra ambiciosa y destructiva. Una se esfuerza por sobrevivir. Otra no duda en aprovecharse. Una no quiere agachar la cabeza. Otra apalea la dignidad. Una es sencilla y libre. Otra cmpleja y opresora. Una es la mente. La otra la realidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario