blog sindria

viernes, 27 de septiembre de 2013

Paso a paso

Tan fácil como olvidarnos del dolor para dejar paso a la fortaleza que poseemos para combatirlo. Reconciliarnos con nuestro espíritu y dejar espacio a la libertad que supone expresar, ser lo que cada uno es. Deshacernos de esa capa de polvo, de esa nube que apaga la luz que todos llevamos dentro. Tan sencillo como no escuchar las voces endiabladas que paralizan nuestra voluntad y abrazarnos para escuchar las palabras de amistad que tenemos que decirnos. Tan simple como transformar el obstáculo en acción, la idea en realidad. Tan verdadero como no hundirnos ni rendirnos a pesar de no obtener todo lo que imaginamos. Tan importante como levantarse cada día, ante una hoja en blanco y escribir en ella ESFUERZO Y RECOMPENSA. Tan primordial como saber que no estamos solos en la lucha y hay un lugar en el mundo para cada uno de nosotros. Tan imprescindible como mantener la calma, la perseverancia y la ilusión para no ansiar lo imposible y apreciar lo que hay. Tan claro como escucharnos y saber escuchar. Tan necesario como las palabras de aliento que recibimos de las personas que nos quieren. Tan esencial como la decisión para seguir adelante con esto que todos tenemos y que llamamos:VIDA

No hay comentarios:

Publicar un comentario