blog sindria

martes, 17 de septiembre de 2013

En el fondo

En el fondo todos nos tiramos peditos, pedos, bombas,sino que venga Obama a comprobarlo porque eso sí son armas químicas. En el fondo todos roncamos o roncaremos, sino que lo digan vuestras parejas si tenéis la suerte de tener una que os aguante. En el fondo todos metemos el dedo en algún agujero, sino que hablen las paredes y los semáforos: HOLA SOY LA PARED DE TU HABITACIÓN, DEJA DE ARROJARME PELOTILLAS. HOLA YO SOY EL SEMÁFORO Y PARECE QUE LO QUE TRAMAS ENTRE DEDOS ES MÁS VERDE QUE MI LUZ INTERIOR. En el fondo todos tenemos algo que esconder, una colilla, una lata de cerveza, papeles de chocolatinas o bombones, sino que se lo pregunten a las papeleras.Un día se me ocurrió preguntar, como los fragle rock cuando hablaban con la sabia montaña de basura, ¿QUÉ ESCONDES POR AHÍ, EH? ALGO QUE ALEGAR O DECLARAR? ¡¡CONFIESAAAAA!! O ME PONGO A REMOVER ENTRE TUS ENTRAÑAS...en eso que oigo las llaves de casa introducirse en la cerradura. Mejor me callo que no se piense que ya padezco demencia senil. HOLA guapo, ¿tuviste un buen día? (Intentando aparentar normalidad...) En el fondo todos tenemos manías, una manera de doblar el papel de vater para asearnos el culillo, unos alimentos preferidos u odiados,una manera de despertar o dormir, mordernos las uñas, rascarnos los granos, no pasar por debajo de un andamio y un gran etcétera. En el fondo todos tenemos una parte de nuestra personalidad que no nos gusta, pero en vez de discutir con ella, mejor abrazarla, morrearse con ella y perdonarla por ser como es,porque hace lo que puede. En el fondo todos sabemos que la vida es una montaña rusa llena de obstáculos que vamos superando con las herramientas que conocemos y poseemos. En el fondo somos así, complejos,erróneos, perfectos e imperfectos pero al fin y al cabo muy humanos. En el fondo, todo lo que deseamos es amarnos, amar y ser amados. En el fondo cocinamos lo que podemos con los ingredientes con los que estamos hechos: Una pizca de genética, unos gramos de familia, unos kilos de experiencias, educación y un buen puñado de amigos que hagan de espejo de nosotros mismos. En el fondo, vamos viviendo horneando la base de nuestra acumulación. En el fondo el cuerpo es tan sólo un disfraz, una superficie donde poder cultivar un alma que debemos cuidar en el fondo

No hay comentarios:

Publicar un comentario