blog sindria

viernes, 27 de septiembre de 2013

Paso a paso

Tan fácil como olvidarnos del dolor para dejar paso a la fortaleza que poseemos para combatirlo. Reconciliarnos con nuestro espíritu y dejar espacio a la libertad que supone expresar, ser lo que cada uno es. Deshacernos de esa capa de polvo, de esa nube que apaga la luz que todos llevamos dentro. Tan sencillo como no escuchar las voces endiabladas que paralizan nuestra voluntad y abrazarnos para escuchar las palabras de amistad que tenemos que decirnos. Tan simple como transformar el obstáculo en acción, la idea en realidad. Tan verdadero como no hundirnos ni rendirnos a pesar de no obtener todo lo que imaginamos. Tan importante como levantarse cada día, ante una hoja en blanco y escribir en ella ESFUERZO Y RECOMPENSA. Tan primordial como saber que no estamos solos en la lucha y hay un lugar en el mundo para cada uno de nosotros. Tan imprescindible como mantener la calma, la perseverancia y la ilusión para no ansiar lo imposible y apreciar lo que hay. Tan claro como escucharnos y saber escuchar. Tan necesario como las palabras de aliento que recibimos de las personas que nos quieren. Tan esencial como la decisión para seguir adelante con esto que todos tenemos y que llamamos:VIDA

jueves, 26 de septiembre de 2013

Gracias a todos

Es muy curioso cuando puedes reírte a carcajadas contigo mismo sin poder parar. Me ha pasado alguna vez, con algún libro(La danza de la realidad de Jodorowsky), o pensando en algo con lo que me había tronchado. Normalmente nos resulta más lógico llorar a solas, a escondidas, regocijándonos en el dolor y protegiéndonos de las miradas ajenas.Sin embargo, reírse solo no es muy habitual, incluso si sucede, uno tiene la sensación de estar un poco loco ya que la alegría se asocia a compartir y la tristeza al aislamiento en la más profunda soledad (aunque no debería de ser así). A pesar de haber pensado durante unos instantes que no estaba bien de la azotea por empezar a partirme delante de dos velas encendidas, es una experiencia muy agradable. Eres feliz, con tu presencia y tus pensamientos. No hace falta nada externo que se sume a ese sentimiento de paz y tranquilidad. Son segundos en los que todo parece encajar: la temperatura, el lugar, la vibración interna que supone aceptarse y aceptar. Sonreír solos, pero saber que otros están presentes aunque no los veamos, que residen y comparten nuestro corazón aunque no lo sepan. Porque es el pensamiento el que nos conecta con la imagen, con el recuerdo, con todo lo que fantaseamos y asociamos a esas personas. A menudo podemos llegar a tener la ilusión de que en ese mismo momento, esas personas que evocamos, están también haciendo lo mismo, y eso nos permite, en cierto modo, sentirnos un poco más unidos, aunque no podamos tocarnos. Puede que sea todo una artimaña cerebral en la que vamos construyendo una esperanza de poder pertenecer al pensamiento de otros pero sé que sea o no, me gusta tener cerca a las personas que tengo lejos aunque sólo sea imaginándolas. Que sepáis, hombres y mujeres que habéis formado parte de mi vida, o tan sólo la habéis iluminado como una estrella fugaz en el momento menos esperado, aquí,en este rincón del planeta hay una mujer que piensa en vosotros en algún instante del día. Gracias a los que pasaron, a los que pasan y pasarán para impregnar su huella en el mapa de mi geografía humana.

miércoles, 25 de septiembre de 2013

Desvarío segunda parte

Tormenta de menta en venta que revienta. Tuétano anómalo de codicias ansiolíticas. Alopecia circunstancial en vasija de vidrio. Peripecias envueltas en rodajas de pepino. Solventan las armas anestesiadas de primperán Culto al síncope agudo de metástasis embrujada. Arroba de agudos harmónicos escondidos. Silueta de papel enganchada a los pantalones. Pedazo de tierra embarrada sin pisotear. Alteración de las coordenadas de vicios. Romesco para las penas avinagradas. Ruleta sin fortuna en medio de un océano sin horizonte. Lámpara triangular condecorada con la medalla de chocolate. Atropello efímero en carreteras de plastelina. Peludo almendrado en almíbar cáustico. Cucurbitácea lunar del planeta invisible. Rudimentaria es la rutina ritunaria en ruta. Felizmente viven los ciempiés en el cráter volcánico. Abejas naranjas celebran fiestas nupciales de la reina. Arrogantes se vuelven los conejos cuando pierden el tiempo. Solanáceas se asoman sádicas con sables de sándalo. Averigua la temperatura de la bola terráquea en ebullición. Son los pájaros quienes interrumpen el coito adiestrado. Atrapo una presa sin asesino donde las huellas se borran. Arrojan guisantes en vez de arroz. Pétalos flotan en medio de una noche cálida. Desaparece la primavera y se asoma el verano sin escrúpulos. Ojos que dicen cómeme.

martes, 24 de septiembre de 2013

Desvariando

EL REY LOCO: COME CON PLATO Y TENEDOR MIENTRAS CAMINA POR LA CALLE. A MENUDO SE INVENTA IDIOMAS. TIENE UN COLUMPIO EN LA COCINA. USA LA ROPA DE VERANO EN INVIERNO. TIENE SALTAMONTES EN VEZ DE PIOJOS. TIENE UN TELÓN Y UN TIMÓN EN LA BAÑERA DE SU CASA. Y UN VIDET EN FORMA DE MOTO. TIENE MÚSICA EN EL VÁTER Y ÉSTA SUENA CADA VEZ QUE LO USA. COLECCIONA ETIQUETAS DE FRUTAS Y MULTAS. LLEVA TATUADO UN CÓDIGO DE BARRAS. TIENE LUCIÉRNAGAS EN VEZ DE LÁMPARAS. TIENE UN ESPEJO EN FORMA DE REY, HECHO A MEDIDA. BEBE AGUA DE MAR. SE HIZO UNA CHAQUETA CON BOLSAS DE BASURA. USA GUIRNALDAS EN VEZ DE BUFANDA. USA BAÑADOR PARA IR AL CINE. PATINA EN LOS SUPERMERCADOS. HACE SEÑALES DE HUMO CUANDO ESTÁ EN PELIGRO. SE PONE AL REVÉS LOS ZAPATOS, LA PUNTA EN EL TALÓN Y EL IZQUIERDO EN EL DERECHO. USA ESQUÍS PARA BAJAR ESCALERAS MECÁNICAS. METE LOS PIES EN EL HORNO PARA CALENTARLOS. TIENE UNA SILLA EN FORMA DE CAMELLO. TOCA EL PIANO DE COLA EN LA CALLE. CUANDO INVITA A SUS AMIGOS A VER LA TELE, SACA UNA CAJA AGUJEREADA Y SE PONE A ACTUAR DETRÁS DE ELLA, ASÍ TAMBIÉN SE SIENTE MÁS FAMOSO. SE VISTE DE MUJER UNA VEZ A LA SEMANA, PARA PODER ENTRAR EN LOS SERVICIOS. TIENE ARENA DE PLAYA Y UNA PALMERA EN LA TERRAZA DE SU CASA. TIENE VID EN MACETA PARA HACERR SU PROPIO VINO. TIENE UN TOBOGÁN PARA BAJAR DE LA CAMA. TIENE UN TÍOVIVO EN EL COMEDOR DE SU CASA. TIENE ALGUNAS PAREDES DE BELCRO PARA PODER ENGANCHARSE, Y OTRAS TIENEN CREMAYERAS Y BOTONES PARA PODER ABRIRLAS. TIENE MANIQUIES VESTIDOS DE LADRONES MIRANDO POR LA VENTANA. TIENE UNA GRANIZADORA, UNA FOTOCOPIADORA Y UNA MÁQUINA QUE HACE CHICLES. USA PALOMAS MENSAJERAS EN VEZ DE E-MAILS. NO TIENE GAFAS DE SOL, SE LAS PINTA EN LA CARA. SE BAÑA CON CHOCOLATE. A MENUDO CAMINA DESCALZO. EN OCASIONES BEBE POR LA NARIZ. CAMINA EN PIJAMA POR LA CALLE CUANDO NO TIENE GANAS DE VESTIRSE. DE TANTO EN TANTO USA PAÑALES, COMO LOS COREANOS ENGANCHADOS A LOS VIDEOJUEGOS PARA NO PERDER TIEMPO... LE GUSTA CONDUCIR DESNUDO. PINTA A VECES LAS PAREDES DE SU CASA CON ROTULADOR. SE TIÑE EL PELO CADA DÍA DE UN COLOR. LE CANTA A LOS GUSANOS. TIENE UN ELEFANTE EN UNA CUNA. USA GAFAS DE BUCEO LOS DÍAS DE LLUVIA. VIAJA EN EL TECHO DEL TREN. EL REY LOCO RIEGA SU CESPED ARTIFICIAL. COME CON LOS PIES. SE HACE TRENZAS EN LA BARBA. SE VISTE DE SIRENO CUANDO VA A LA PLAYA. QUIERE QUE EL DÍA DE SU ENTIERRO MONTEN EN EL CEMENTERIO UN CASTILLO HINCHABLE, CAMAS ELÁSTICAS Y UN TUNEL DE LA RISA. GUARDA LOS LIBROS EN LA NEVERA Y SECA LA ROPA EN EL MICROONDAS. DUERME EN ACEITE Y SAL PARA CURARSE LA PIEL. TIENE UNA CAMA EN FORMA DE BARCA. CORTA EL PAN DE MOLDE EN FORMA DE CORAZÓN. TIENE UN CASTILLO DE ARENA. ASÍ ES ÉL, EL REY LOCO. ¿Y A VOSOTROS QUÉ OS GUSTARÍA HACER EN UN MUNDO AL REVÉS?

sábado, 21 de septiembre de 2013

Los tiempos cambian y nosotros con ellos

Paseo por la calle, observando a la gente. Me gusta. A veces es como tener la sensación de estar mirando una película. Imaginas, que en lo alto de algún lugar, camuflada hay una cámara que está enfocando las caras de aburrimiento, de tristeza, cansancio, o puede que grabando las conversaciones de adolescentes que se ríen de cualquier burrada que hayan leído o visto en el móvil. Se detiene en primeros planos de esas personas siempre cabizbajas pendientes de tantas pantallas digitales, que ya compiten con el papel. Sentada al lado de tanta tecnología, a veces me siento anticuada con mi libro de portada, pero no me importa, yo así soy feliz. La cámara sigue su recorrido y capta una nube de humo con perfume a fresa de un cigarro también modernizado y tecnológicamente estudiado para dejar de fumar y , aunque el olor no se capte a través de una pantalla, os puedo asegurar que huele a fresa. Me fascina pensar como cambian las cosas, las modas, los hábitos, las cosas que consumimos y de repente entre este río de pensamientos me viene a la cabeza una imagen que me hace reír. Me imagino que se vuelven a poner de moda las pelucas y el vestuario del siglo 18 y tan fácil como eso, le dibujo al chico que tengo enfrente una de esas en la cabeza, con sus tirabuzones incluidos. Me parto,¿os lo imagináis? Pues sí señoras y señores,vivimos en este mundo y es difícil escapar de lo que se considera masa. Sería bastante extraño que un día saliera a la calle con pantalones de pata de elefante bordados con flores, una cinta en la cabeza, un chaleco de cuero marrón y el símbolo de la paz dibujado en la cara, pero tan lindo poder hacerlo con la libertad del que pone la música del móvil en un vagón a toda pastilla o el que se pone a bailar en la calle sin miedo a ser juzgado. Modas, tendencias, ¡Cómo desearía que me congelaran para poder ver a los habitantes del 4013, si es que todavía existe la tierra. Así somos, unos animalitos en constante evolución hacia no se sabe dónde y ni para qué. Eso sí, sabéis donde acabamos todos, ¿no? en el agujerillo. ¡¡¡Ay!!! Nacemos para ir muriendo y vivir en una determinada época, es esta, la de los sílbidos de los teléfonos, los dedos tecleantes, los videos constantes y las redes de peces sociales sin mar. Ha cambiado, todo cambia, nada permanece. Pero me gusta, porque en ese cambio intentamos ser cada vez más nosotros, ¿ o no?

viernes, 20 de septiembre de 2013

Gracias al arte y la cultura

Descálzate para masajear el dolor acumulado. La cabeza inclinada hacia el cielo. Y lágrimas de emoción riegan la tierra que pisamos. La piel erizada sabe que hay personas que regalan sus sueños al mundo. Lo embellecen, lo adornan, lo transforman y lo emocionan. Llega la vibración, remueve nuestras almas y nos inunda de esperanza y comprensión. Desaparece la preocupación, la negatividad y uno se transforma en universo. Solo, pero unido a los demás en su tristeza y alegría. Una vida de respiración, de latidos, de catarsis, de aprendizaje y agradecimiento. Arte de palabras, pintura, música, baile, películas e historias que atraviesan las fronteras del dolor. Que enseñan a olvidarnos de lo que nos pesa, nos aburre y nos paraliza. Arte, amigo incondicional que nutre y despierta la melancolía, la nostalgia, la fuerza y la voluntad. Sentimientos que salen de unas almas para entrar en otras. Danzan en el ambiente para hacernos volar lejos de nosotros tan cerca del corazón. ¡¡GRACIAS A TODOS AQUELLOS QUE CREEN PARA CREAR Y HACEN DE LA VIDA ALGO MUY LINDO!! ADELANTE PORQUE LA VIDA SIN CREATIVIDAD NO SERÍA LO MISMO

jueves, 19 de septiembre de 2013

Atrévete

Abre la ventana para que corra el aire, para que salga y entre el pájaro de la imaginación sin fronteras ni barreras. Abre la puerta y saluda estrechando con tu mano fuerte, a la deseada libertad, aquella que se desnuda ante lo desconocido y camina con paso firme disfrutando de su alma y huesos. Abre el candado oxidado que encierra la estrella dormida que descansa entre charcos de lágrimas perdidas y rodeada de voces y caminos de duda. Desboca el corazón para repartir amor, ilusión y alegría a los ojos que te observan. Escoge un sendero del laberinto en el que decidiste entrar y con paso contundente avanza hacia el rayo que te espera para regalarte esperanza y fuerza. Caes, tropiezas, te pierdes entre la oscura maleza y quieres abandonar pensando que no habrá un futuro mejor, pero hay mil razones para seguir hacia la evolución de lo desconocido. No te ahogues con la cuerda del aburrimiento, ni borres la magia que existe en cada rincón de nuestro cuerpo. Suavemente acaricia con el susurro de tiernas palabras tu corazón herido que palpita deseando emprender el vuelo hacia la emoción de la expresión. Sabes que todavía hay fuerzas y ganas para explorar y descubrir el misterio interior que a menudo te confunde pero con el que intentas reconciliarte poco a poco. Es imposible esperar milagros si no siembras semillas que vayan echando raíces y dando frutos que puedas saborear. No pierdas tu esencia, tu intuición y tu individualidad por seguir el camino de otros. Pregúntate que necesitas, qué deseas, con qué sueñas y dónde quieres estar y por qué. Rodéate de buenas personas en las que puedas confiar y que te den calor cuando haya heladas inesperadas. Evita epicentros, dependencias innecesarias y acusaciones inventadas. Busca y escarba, tú, mente inquieta que necesita un gimnasio para entrenar su fortaleza maltratada.

miércoles, 18 de septiembre de 2013

El multiuniverso

Multas por cantar, por vender, por aparcar, por pintar, por tocar, por mear, por no llevar billete y por manifestar. Multas por no pagar la luz, el agua y el alquiler. Multas por velocidad, por lentitud, por no llevar cinturón, casco, camiseta, por respirar, hablar, rechistar y existir. Podríamos definirla como la sociedad multafacética, porque de multifacética tiene lo que yo de torera. Mejor hablemos de monofacética: Sonría ante la imposición, sea libre y feliz comprando un ipad, un iphone, un iyoquésé... ¡¡Qué ilusión!! juguemos a la incomprensión del tablero con normas absurdas y ridículas. Brinquemos ante el abanico de posibilidades abiertas en medio de un desierto congelado donde los pingüinos ivernan junto a los osos y las motas de polvo solitarias y rodantes (The rolling lonely dust balls). Bienvenidos a un circo que no tiene público y tampoco hace reír. A un monólogo en el que de verdad uno está solo consigo mismo. Bienvenidos al muro de las lamentaciones que ni siquiera tienen eco. Al teatro del horror palpable. A los juzgados donde sólo acuden honestos y cuerdos y esto no concuerda. Malvenidos al concurso sin dinero, al partido sin pelota, al móvil sin internet. Multifacética para los que tienen multidineros guardados en los multibolsillos. Multifacética para los que cumplen con sus multiobligaciones como el niño que hace sus deberes cada tarde. Multiorgásmica porque todo son placeres dispuestos a ser comprados y que supuestamente nos harán felices. Bienvenidos a la sociedad de los multados, multiengañados, multiembriagados,multipresionados y multiexplotados.

martes, 17 de septiembre de 2013

En el fondo

En el fondo todos nos tiramos peditos, pedos, bombas,sino que venga Obama a comprobarlo porque eso sí son armas químicas. En el fondo todos roncamos o roncaremos, sino que lo digan vuestras parejas si tenéis la suerte de tener una que os aguante. En el fondo todos metemos el dedo en algún agujero, sino que hablen las paredes y los semáforos: HOLA SOY LA PARED DE TU HABITACIÓN, DEJA DE ARROJARME PELOTILLAS. HOLA YO SOY EL SEMÁFORO Y PARECE QUE LO QUE TRAMAS ENTRE DEDOS ES MÁS VERDE QUE MI LUZ INTERIOR. En el fondo todos tenemos algo que esconder, una colilla, una lata de cerveza, papeles de chocolatinas o bombones, sino que se lo pregunten a las papeleras.Un día se me ocurrió preguntar, como los fragle rock cuando hablaban con la sabia montaña de basura, ¿QUÉ ESCONDES POR AHÍ, EH? ALGO QUE ALEGAR O DECLARAR? ¡¡CONFIESAAAAA!! O ME PONGO A REMOVER ENTRE TUS ENTRAÑAS...en eso que oigo las llaves de casa introducirse en la cerradura. Mejor me callo que no se piense que ya padezco demencia senil. HOLA guapo, ¿tuviste un buen día? (Intentando aparentar normalidad...) En el fondo todos tenemos manías, una manera de doblar el papel de vater para asearnos el culillo, unos alimentos preferidos u odiados,una manera de despertar o dormir, mordernos las uñas, rascarnos los granos, no pasar por debajo de un andamio y un gran etcétera. En el fondo todos tenemos una parte de nuestra personalidad que no nos gusta, pero en vez de discutir con ella, mejor abrazarla, morrearse con ella y perdonarla por ser como es,porque hace lo que puede. En el fondo todos sabemos que la vida es una montaña rusa llena de obstáculos que vamos superando con las herramientas que conocemos y poseemos. En el fondo somos así, complejos,erróneos, perfectos e imperfectos pero al fin y al cabo muy humanos. En el fondo, todo lo que deseamos es amarnos, amar y ser amados. En el fondo cocinamos lo que podemos con los ingredientes con los que estamos hechos: Una pizca de genética, unos gramos de familia, unos kilos de experiencias, educación y un buen puñado de amigos que hagan de espejo de nosotros mismos. En el fondo, vamos viviendo horneando la base de nuestra acumulación. En el fondo el cuerpo es tan sólo un disfraz, una superficie donde poder cultivar un alma que debemos cuidar en el fondo

lunes, 16 de septiembre de 2013

La taurodemocracia

Aquí en esta misteriosa esfera, los micrófonos están silenciados. Las voces se apagan y se anulan porque ciertos oídos no desean escuchar verdades. El que se atreva a hablar debe sufrir el rechazo y la exclusión y arrodillarse frente a la injusticia de la dicatadura disfrazada. ¡Callaos humanos! no penséis en vuestros deseos, no os atreváis a criticar esta estructura arquitectónica tan meticulosamente montada. Sólo hay un camino y como caballos con viseras a veces lo seguimos. No miréis muy lejos, no busquéis a los lados porque os hundiréis en el consumo de la soledad más asfixiante. Aquí no hay mosqueteros ni Dartañán que valgan. ¡Huid! todos! marchad de este país maltratado como un toro! Aquí parece que no hay derechos, no hay personas, sólo indignación castigada. Como dijo J.Luis Sampedro no hay humanidad. Y así muchos se van de España, marchan cabizbajos buscando una ocupación y más cantidad de papel. Fuera lo que no hay dentro. Sures buscando nortes y así es, interminable, la historia en el planeta Tierra.

Intentémoslo

Me casé con él hace ya años. Yo era muy joven, creo que demasiado joven. Ya no lo quiero, más bien lo odio, lo detesto pero sin ponerle remedio sigo a su lado. Lo abrazo una y otra vez, le doy la mano cuando vamos por la calle pero sé que me hace la vida imposible. El placer que puede producirme seguir con él es efímero y a la larga me duele, me hiere, me daña y me asfixia. Pero a pesar de todo, no entiendo qué estúpida energía me obliga a mantenerle cerca. Él me deforma, me deprime, me hace ser alguien que no soy porque saca lo peor de mí y sin embargo permanece enganchado a mi piel, como una larva que me absorbe las fuerzas. Sería tan fácil pegarle una patada, olvidarlo, dejarlo atrás para que se pudriera en el pasado. Alejar su siniestra sombra que me persigue para deshacerme del peso que me impone. Si fuera tan fácil como decir adiós sin mirar atrás. Saber que no tendrás que volver a soportar lágrimas, complejos, miedos y frustración. Saber que no volverá jamás porque no lo dejarías volver a entrar, porque te sientes aire puro sin su presencia. ¿Por qué no dar el paso? por qué no pasar página y construir un presente, un nuevo futuro? Tanto se debe alargar el divorcio cuando no hay hijos, casa, ni dinero, cuando no hay ni siquiera un hombre con su nombre? Porque tan sólo te enganchaste al VICIO y es ahora, hoy, a partir de este segundo cuando está en tus manos hacerlo desaparecer, pisotearlo, maltratarlo para no dejar que haga de la vida un infierno, una enfermedad, un sinsentido.

domingo, 15 de septiembre de 2013

"Le ha tocado"

¡¡¡ AAAAAAAAAAHHHHH!!! Se escucha en medio de una habitación oscura sin ventanas, ni puerta.
¡¡¡AAAAAAAAAAAHHHH!!! Se volvió a escuchar en medio de un cuarto negro, sin cortinas, ni muebles.
¡¡¡AAAAAAAAAHHHH!!! Se repitió en medio de un habitáculo reducido, lúgubre, sin cama, ni mantas.
¡¡¡AAAAAAHHH!!! Por cuarta vez alguien gritó, el sonido retumbó en medio de un jardín lleno de muebles esqueléticos, podridos y recubiertos de una espesa capa de tierra mugrienta. ¡¡¡AAAAAHH!!! Sonaba un aullido cada vez más ahogado y sofocado.
¡¡¡AAHH!!! La alarma humana se iba apagando entre sollozos desesperados.
¡¡¡AH!!! Sólo quedó fuerza para pronunciar la pequeña vocal, muy corta, contundente, pero ya sin aliento. Y fue el último sonido en el desolado parque de las almas abandonadas, ya no hubo más desolación y desespero en medio de aquel cementerio en el que normalmente reinaba la paz de la muerte. Nadie sabría que el interior de aquella tumba quedaría marcado por las uñas de la impotencia y la injusticia del que en su día pensaron muerto.

sábado, 14 de septiembre de 2013

ODA A LA "F"

El futuro enfriaba su mundo de farándula y hacía de su fantasía un fracaso. Fani deseaba dejar de fingir felicidad. Lo que necesitaba era fustigar a los fantasmas que enfrascaban su vida para poder fortalaecer la fidelidad que había perdido con respecto a su fuero interno, familiares y foráneos. Formas, frases,fonemas, fuentes de inspiración sin fármacos se transformaban en funambulistas que flotaban en el frontal de su cerebro sin resultado físico alguno. El freno intangible era un fastidio faraónico y le hubiera encantado fosilizarlo o convertirlo en un felpudo al que prenderle fuego. Nunca fardó ni fanfarroneó de sus fanáticos feligreses, porque la flauta de la flagelación flirteaba con el forúnculo que tenía por cerebro. Fani soñaba con que los folículos que fructificaban en su fisionomía formaran frescas fragancias que transformaran las funestas frases en fabulosas fábulas que facilitaran la vida de las famélicas y no tan famélicas familias. Aunque el fango, los fantasmas o la faringitis fatigaran el fandango y la farra que hervía en sus fauces no se rendía ante la fatalidad de los fatuos fascistas que permanecían fieles a su falsedad. Fani mantuvo su ferviente fortaleza ante fieras, farsantes y francotiradores. Fotografiaba la fidelidad, los campos de fresas, la franqueza y la fraternidad. Deseó la frecuente frescura de los fresnos que crecían frente a sus fogones y esperó que la fortuna de la fonología de los folios fomentaran la fluidez de la filantropía.

viernes, 13 de septiembre de 2013

Los pasos que vamos dando

Caminos, de entrada, de salida, recorriendo las arterias del amor, los laberintos de la incógnita y los bosques del misterio. Ciudades que visitamos, rápida o lentamente, en las que respiramos, reímos, lloramos, dudamos, conocemos y decimos adiós con la huella tatuada en el alma. Mapas de autopistas por las que repostar, circular aceleradamente o quizás soñando mientras nuestra mano, fuera de la ventana, flota en el aire como si se tratara de un pequeño avión huesedo. Salimos, hacemos maletas, volvemos, deshacemos, reinventamos, reflexionamos y nos quedamos o reemprendemos el vuelo. Nos alejamos de algunos, nos reecontramos con otros, pero algo permanece inmutable y seguramente nos acompañará a la tumba. Caras, palabras, momentos, enfados, chistes, comidas, animales, bares, conciertos, historias para contar. Geografía de cuentos, Europa, Sudamérica, Estados Unidos, Australia...buscando un sentido, un trabajo, persiguiendo el enamoramiento, puede que erróneo, puede que acertado. Decidir, experimentar, apostando las fichas a un sólo número y a lo mejor acabar en bancarota o en la banca-arreglada. Saltamos, brindamos, hablamos de cosas serias, banales, absurdas y a veces hablamos por hablar esperando cambiar. Nos contradecimos, nos caemos, perdemos la fe, la fuerza y nos despertamos en un nuevo episodio. Otra casa, otro ambiente, otros abrazos. Seguimos rodando, unos mueren, descansan en paz, otros se van acercando poco a poco a un desconocido destino. Avanza la vida. Paseamos, solos, cogidos de la mano, en bicicleta, observando los rostros que habitan la existencia de las calles, sintiendo como se erizan nuestros pelos, nuestra piel, con la música que suena de fondo en nuestros auriculares. Escuchando la banda sonora de una vida. Se humedecen los ojos, se anuda la garganta sin corbata, se sonríe, se vibra con la emoción del presente. Hermanos, esto nunca se detiene, rueda, brinca, desciende y asciende en crechendo o decrechendo. Aparecen pequeñas arrugas de expresión y algunas células capilares, ya alzheimerosas, olvidaron su color por eso salen blancas. Caemos enamorados, como dicen los ingleses, nos desencantamos y decepcionamos y algunos consiguen respetarse, admirarse y amarse durante toda una vida. Cupido ataca de nuevo, creemos estar tocados por las endorfinas de la novedad, pero lo más hermoso no es el principio sino el transcurso de los acontecimientos que va tejiendo complejas y hermosas telarañas que resisten el paso del tiempo. Hijos, abuelos, y más canas. Etapas que vamos quemando, brasas que perduran porque seguimos echando leña o por el contrario que apagamos porque ya no deseamos sentir ese mismo calor. Cambia el fuego, arden otros troncos, nos acarician otras llamas que caminan con pies de plomo. Vivir, es lo que hacemos, intentando con o menos intensidad, con o menos rutina, con o menos ilusión, con o menos comprensión, con o menos sabiduría, pero lo mejor que sabemos.

jueves, 12 de septiembre de 2013

¿Qué podemos hacer?

Me visitan,fugaces, como luciérnagas que mueren en semanas, las ideas y sus fantasiosas soluciones. Soy gigante, muy grande, tan inmensa que mi cuerpo sale del planeta, tan omnisciente y omnipresente que soy capaz de verlo todo e incluso de cambiar lo que no me gusta. Allí estoy, delante de aquella pelota de playa, tan redonda, tan hermosa y también tan maltratada.Parece tan liviana y tan tranquila en medio del oscuro océano universal iluminado por las estrellas que dan ganas de abrazarla, de amarla, de agradecerle lo que ha hecho por nosotros y lo que aguanta cada día, cada semana, cada año, cada siglo. No se queja, nadie escucha sus palabras, ni su llanto. Se mantiene en su lugar, fuerte, vigorosa y constante, con toda la riqueza, que nosotros humanos, manchamos y explotamos. Fascinada por esta rica esfera que nos alimenta y por la que pulula la vida y sus historias, me invade la incomprensión de cómo algo tan bello, tan hermoso, tan necesario para que yo ahora mismo esté escribiendo estas palabras, se pueda ignorar, contaminar, insultar, manchar, arrancar, matar, explotar, modificar, controlar, ningunear, rebajar, despreciar y odiar de esta manera. Con este tamaño, y tan al alcance de mi mano veo sus heridas, su desgaste y las sombras que van cubriendo sus paisajes como la nicotina que se instala en los pulmones de los fumadores compulsivos. Huelo a podrido, a rancio, a ácidos, a muerte, a sangre, a químicos, en definitiva al resultado de la ambiciosa manipulación humana. La rabia se despierta y en ese momento soplaría con la fuerza de millones de tornados juntos para barrer del globo a todos aquellos que en nombre del papel numerado hacen y deshacen a su antojo sin conciencia, escrúpulos, sensibilidad, empatía, moral ni respeto. Saldrían todos volando, disparados hasta desaparecer en agujeros negros, o quizás aterrizaran en un planeta en el que sólo crecieran billetes de la tierra y así morirían de inanición. Y a la emoción de este pensamiento le sigue la decepción de un niño que pierde su globo, me desinflo ante la pura ficción evasiva que inventa mi mente. Soy pequeñita, tan sólo mido 1'62, y no puedo echarlos tan fácilmente. Vuelvo a posar los pies en tierra firme y me pregunto desde esta altura, desde este mísero e insignificante punto de vista, qué puedo hacer, qué podemos hacer para acabar con esta sinrazón. Desde aquí, desde mis 162 centímetros, o desde los vuestros, podemos hacer muchas cosas, para no contribuir a este despropósito que supone ir en contra, completamente en contra de la sabia naturaleza. Desde qué comemos, qué y dónde consumimos, qué pensamientos tenemos con respecto a nosotros y los demás, qué sueños, aspiraciones y valores poseemos. Es difícil, nadie dijo que aceptar y reaccionar fuera fácil, pero hay mucho por hacer, aprender y contribuir y todo empieza por amar a la tierra y a los humanos, algo que muchos no están dispuestos a hacer si ello implica prescindir de su sucio papel, acumulado con el egoismo desacerbado que corroe sus venas malolientes. Existen, sí, pero a pesar de todo nademos a contracorriente para tratar a la tierra como se merece.

lunes, 9 de septiembre de 2013

Nenufares transexuales

Me sorprendió escuchar con qué facilidad cambian los nenufares de sexo. Una simple y sencilla visita de una abeja cargada de polen de otra flor es suficiente para que el macho pase a ser hembra o viceversa, no lo tengo muy claro. Si para los humanos fuera tan fácil estoy segura de que más de uno o una estaría dispuesto a dejarse picar para poder realizar su deseo o sueño depende del grado de intencionalidad. A lo mejor está por explotar el negocio del polen transformador. Me imagino el personal de las clínicas de cirugía criando abejas como locos con tal de innovar en el campo de tales delicadas operaciones. La naturaleza es sabia y si lleva a cabo estos cambios será por algún necesario motivo.Por eso jamás entendí a las personas que no respetan los sentimientos de libertad respecto al sexo o la sexualidad que cada uno escoge. Si los nenufares están libres de juicio,¿por qué no iban a estarlo las personas que se someten a esos cambios? El problema es que siempre hay alguien dispuesto a opinar sobre lo que no le incumbe. Es muy fácil hablar de otros cuando se está aburrido o no se es capaz de mirar el propio ombligo. Que cada cual elija su camino y su destino, que cada cual experimente la naturaleza como su instinto le guíe, con o sin abejas mágicas, con o sin el consentimiento de otros. Lo más importante: Respeto entre la humanidad, porque es lo único que nos conducirá a la paz, los que no estén dispuestos a practicarlo, mejor tenerlos lejos.

viernes, 6 de septiembre de 2013

La nueva estación

Sentado en una gran roca, en medio de un descampado, sintió la brisa que le acarició la cara. Ya no era la misma que hacía unas semanas. Ya no era aquella que olía a rayos de luz, a bañador y bicicletas. Era distinta, le hablaba otro idioma y le anunciaba los cambios. Refrescaba su memoria y su alma. Le trasladaba a rincones de su corazón ya lejanos. Aquella brisa, aquella nueva brisa bailaba la melodía de los estuches, las cajas de lapices Alpino, las reglas de 30 centímetros, las carteras multicolor, las gomas Milán y la pila de libros que dormían en las estanterías del Pryca, que se transformó en Carrefour. Aquella brisa sin sílbidos de What's up, lo conducía a las mesas del colegio, a su casa cuando sus padres estaban todavía juntos y su hermano no se había marchado a la otra punta del mundo. Aquella brisa era melancolía de puertas cerradas, chimeneas encendidas y deberes aburridos que en aquel presente echó de menos. Era ella, sí, la había reconocido, pero hasta entonces jamás la había percibido con tal nostalgia. Era la brisa de otoño que olía a verdadera infancia, a madrugones, reencuentro con amigos y rutinas escolares. Ahora sólo quedaban imágenes de todo aquello, ya no había cole, ni profesores, ni siquiera material nuevo que comprar. Ahora la brisa le regalaba el reencuentro con sigo mismo, con su maleta de aventuras y experiencias que habían impregnado el alma. Ahora sí podía sentir que los años se acumulaban como la montaña de hojas secas que de niño le gustaba pisar. Ahora la brisa tenía un nombre, un sentido, una emoción una historia que seguía su curso hasta que el destino así lo deseara. Bienvenido nuevo Otoño, adiós Verano, hasta pronto Infancia querida.

lunes, 2 de septiembre de 2013

La orquesta de la paz

Se llamaba Corazón y era director de orquesta. Era muy diferente de todos los directores y directoras que yo había conocido hasta entonces. Primero porque no sabía que alguien pudiese llamarse así. Segundo porque vestía de rojo de los pies a la cabeza. Tercero porque tenía un don muy especial que le hacía viajar muchísimo. Corazón con su batuta era capaz de borrar el sonido de ciertos músicos a los que detestaba. Silenciaba con contundencia a metrallistas, pistolistas, bombistas, torturistas, lapidistas, mutilistas y demás mediocres que se hacían llamar artistas de la violencia y manejaban los instrumentos a su antojo. Su batuta aumentaba las melodías de cantantes, animales, vientos, agua y toda palabra de amor que acariciaba el alma al escucharla. Corazón dirigía la paz del mundo, la dulce armonía que sólo la bondad puede crear. Porque hay sonidos que no deberían existir y sin embargo todavía se escuchan.