blog sindria

martes, 27 de agosto de 2013

Inspiraciones efímeras

Borracha sin una gota de alcohol. Tontería y alegría suben a la cabeza como las burbujas del champagne. Tiemblan las piernas y la voz. Me olvido del pasado que atormenta y me embriaga tu sonrisa y tu mirada. Se elevan los pensamientos, abren las alas y bailan con los sueños entre nubes que acompañan mi ligera fantasía. Agarro las riendas de la emoción porque el caballo desbocado imagina el futuro sin límites. Vuelvo a la tierra pero no puedo dejar de mirarte. Tu presencia es inyección de adrenalina, dosis gratuitas de endorfinas que aletean como un colibrí cerca de una flor. Retengo el deseo para no escribir guiones que sólo escucho mientras disimulo mi excitación. Qué bueno el reencuentro, qué lindo regalo inesperado del destino nocturno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario