blog sindria

viernes, 23 de marzo de 2012

orígenes

Nos acostumbramos a las palabras, a las expresiones y nos olvidamos de que todas ellas tienen una historia, un origen, una evolución y una transformación con el paso del tiempo.
Me venían a la cabeza: matasuegras, más feo que Picio, tíovivo, Pánfilo, en el quinto pino,tirarle el muerto a alguien y un gran gran ETC.
Me puse a buscar y resultó que evidentemente, todas, tienen su explicación.
Matasuegras y ,parece ser que no es mentira, es tal cual indica la palabra. Fue un hombre ruso que por encargo tuvo que inventar un arma para matar de forma disimulada, se le ocurrió que podía esconder una pequeña flecha envenenada en un rollito de papel y soplar para matar a la víctima, con la mala suerte que un día sopló pensando que no estaba cargado y pam pam, mató a su suegra.
Picio existió. Al pobre hombre, zapatero de profesión, le llegó una carta inculpándole de algo que él no había hecho, y ella decía que lo mandarían a chirona. Del susto le salieron unos grandes bultos en la cara y se le cayó el pelo. Al poco tiempo resultó ser una equivocación, pero el mal ya estaba hecho. Así que años después todavía se refieren a la fealdad del pobre señor. A unos se les recuerda por sus inventos, a otros por sus películas, por su humor, por sus libros, por su lucha, por sus actos comprometidos, por su bondad, por su maldad, por sus pinturas, si Picio resucitara quizá estaría muy sorprendido.
Tíovivo fue una de las que más me gustó.Es la historia de otro señor que tenía un pequeño carrusel en Madrid, el hombre se puso enfermo y murió. Como no tenía demasiado dinero para un ataud, un grupo de amigos llevaban su cuerpo a cuestas para enterrarlo. De repente el tío se despertó y uno de los amigos gritó: el tíovivo!!! y así pasó a llamarse los caballitos del tíovivo. Jamás me había parado a pensar en el origen de esta palabra hasta el día de hoy y eso que mi abuelo siempre la usaba.
Otra curiosa historia es la de Pánfilo: creo que fue en la ivasión de Méjico, llevaba unas tropas a su mando pero todo le salió bastante mal, así que su nombre se asoció directamente a ser tonto. ¡¡¡MIRA QUE ERES PÁNFILO!!! Quizá a alguno de nosotros se nos recuerde por algo en concreto y dentro de unos años los hijos de nuestros hijos dirán: eres un Santi, o una Eva, o una Angela, o un Alex, o......quien sabe.
Al quinto pino, en Madrid, es donde las parejas iban a besarse, era una avenida grande con 5 pinos y para mantener una mínima intimidad callejera se iban al útimo pino, el quinto. Supongo que no sería tan lejos, pero ahora cuandose utiliza al quinto pino parece que se esté hablando de kilómetros y kilómetros de distancia.
Echarle el muerto a alguien proviene de la edad media, parece ser que si encontraba en el pueblo un muerto asesinado de forma violenta y no se llegaba a esclarecer quién había sido, los habitantes estaban obligados a pagar una multa. A esta sanción se le llamaba homicisium. Aquello trajo drásticas consecuencias. Cuando los habitantes del pueblo encontraban un muerto, para no pagar la sanción, lo metían en un saco y por la noche lo echaban al pueblo vecino, así que ya sabéis, no vayáis echando muertos por ahí...

Y por último, una que se me olvidó nombrar al principio. El té helado.
Sabéis que las geishas caminan muy lentamente por sus zapatos pequeños, su vestido, todo comodidad, vaya. Se encargan de servir el té con la mayor parsimonia del mundo y a una de ellas(la más lenta de todas) se le enfrió tanto que de ahí surgió la idea de hacer un té helado.

En realidad esta última me la acabo de inventar, jejje, pero todas las otras son verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario