blog sindria

viernes, 30 de marzo de 2012

miércoles, 28 de marzo de 2012

tráfico

En la puerta de mi piso hay un vado permanente, lo coloqué para que el vecino no me obstruyera el paso con sus bolsas de basura. Como soy de esas personas a las que le cuesta decir las cosas pensé que sería un buen método.
Cuando abro la puerta de mi apartamento estoy muy contenta porque se respira un ambiente circulatorio muy ordenado. Mis hijos caminan por las aceras del pasillo mientras yo paso la motoaspiradora turbodieseleléctrica. Mi pasillo nada tiene que envidiar a la M30. En las puertas de cada baño hay semáforos para evitar disturbios.
Os explico, es un semáforo adaptado, por supuesto, al hogar, lo que comúnmente se conoce como hogáforo. Color marrón para los momentos de abono oloroso, el amarillo para las orinas, pero cuando éste es intermitente significa que a la persona que está en el interior no le importa que entren a ducharse o lavarse las manos. Verde con tres XXX, significa que se está rodando una buena escena a lo Rocco Sifredi, o como se escriba, verde a solas, pase y actúe a su antojo.
Hay un ceda al paso al salir de la cocina y habitaciones para evitar tropiezos, atropellos y accidentes múltiples. El STOP tamaño gigante lo voy cambiando de sitio, algunas veces está delante del televisor, otras delante de la nevera o la despensa, así me evito un gasto de energía acústica generada por el timbre de mi voz que se agudiza, no con el ingenio sino con la histeria.
Suelo poner la señal de badén inundable cuando mis hijos acaban de bañarse y la de nieve cuando la calefacción está en modo ahorro.
En el pasillo también puse la de prohibido adelantar porque empezaba a estar harta de las carreras ilegales que se organizaban en mis cortas ausencias.
Hay una pequeña señal de prohibido en uno de los cajones de la mesita de mi habitación, jaja, y no os diré que guardo allí dentro, aunque algunos ya estaréis malpensando.
Hace poco que me divorcié y en la puerta de mi habitación colgó de manera invisible la señal de una vaca (los cuernos...por si las moscas), hasta que me enteré y de verdad colgué el símbolo de radioactividad con un gran BASTA justo debajo. No hubo más radiaciones negativas, os lo puedo asegurar.
Puse una pequeña rotonda en el salón, con una mesa en el centro y así podemos dar vueltas como si se tratara de un buffet. No os lo he dicho pero mis hijos tienen pequeñas motos eléctricas y yo tengo la mini versión del SMART.
Y fui poco a poco poniendo carteles para indicar las distancias: A 50 metros el baño, a 100 el jardín, a 20 cm la puerta de la cocina. Por la noche son fluorescente así si hay invitados seguro que no caen tontamente.
Una vez a la semana viene un policía a dirigir el tráfico porque se juntan todos los amigos de uno de mis hijos y yo, como ya os he dicho me niego a pegar chillidos como una energumena. El poli me ayuda también con los pinchazos de ruedas y de vez en cuando con las tuberías atascadas y así mato 3 pájaros de un tiro.
Y creo que no me olvido de ninguna señal, pero si es así os lo haré saber, en principio eso es totototototototodo amigos.
Ya sabéis, un poco de ajo siempre es bueno para la circulación.

martes, 27 de marzo de 2012

Jugando a soñar(oda a la hache: Hormigas)

Hola hermana hormiga, admiro la harmonía y homogeneidad de tu vida entre helechos, hojarasca y hortensias, aquella vida que no pende de un hilo.
En tu hemisferio no hay humos ni hospitales y por haber no hay ni hambruna.
Estás a menudo lejos del horror humano, aquel que es heterogéneo y a veces histérico.
En tu hostal tus hijos heredan sabiduría, no importa la homofobia ni tampoco la heterosexualidad porque las hormonas bailan en libertad.
Tu naturaleza es dosis de homeopatía, sin herraduras ni handicaps que oscurezcan tu habitación pintada de hierba y hiedra.
Te rodea un hermoso holograma de historias sin hipotecas, que a cualquiera produciría un hormigueo humilde y honrado.
Tu mundo son hectáreas sin horizonte donde nadie te leerá el horóscopo ni hará hincapié en cómo debes hervir las habichuelas.
Tú eres puro hedonismo que hipnotiza como las hogueras nocturnas que manchan de hollín a los helicópteros que sobrevuelan las horas del huracán.
Huy, huy, hormiguita, vas invadiendo el humus del huerto de los hechizos, harta de transportar hojas hacia el hoyo donde esperan los huéspedes que a veces hacen huelga a hurtadillas.
Bichito, yo también deseo un hueco como el tuyo, allí no hay hedores, no hay hostilidades ni tampoco hiel que produzca hemorroides y hematomas.
Eres el himno al que haría un homenaje, la herbívora que lleva a cabo hazañas de héroes con harapos.
Tú, insecto que hurtas higos y hongos y huyes con gran humildad ojalá nosotros pudiéramos vivir ese cuento de hadas.
No conoces la humillación, ni a los herejes y mientras ellos fabrican el mal sigues poniendo huevos sin halagos.
En fin, no importa, algún día se fundirá el hielo hermético de los horripilantes corazones y toda la humanidad disfrutará de un mundo como el tuyo.Un mundo donde las heces abonarán las hondas tierras, donde las hamburguesas serán verdaderas y todas las huchas estarán llenas de un halo de:
HURRA HURRA!!

viernes, 23 de marzo de 2012

orígenes

Nos acostumbramos a las palabras, a las expresiones y nos olvidamos de que todas ellas tienen una historia, un origen, una evolución y una transformación con el paso del tiempo.
Me venían a la cabeza: matasuegras, más feo que Picio, tíovivo, Pánfilo, en el quinto pino,tirarle el muerto a alguien y un gran gran ETC.
Me puse a buscar y resultó que evidentemente, todas, tienen su explicación.
Matasuegras y ,parece ser que no es mentira, es tal cual indica la palabra. Fue un hombre ruso que por encargo tuvo que inventar un arma para matar de forma disimulada, se le ocurrió que podía esconder una pequeña flecha envenenada en un rollito de papel y soplar para matar a la víctima, con la mala suerte que un día sopló pensando que no estaba cargado y pam pam, mató a su suegra.
Picio existió. Al pobre hombre, zapatero de profesión, le llegó una carta inculpándole de algo que él no había hecho, y ella decía que lo mandarían a chirona. Del susto le salieron unos grandes bultos en la cara y se le cayó el pelo. Al poco tiempo resultó ser una equivocación, pero el mal ya estaba hecho. Así que años después todavía se refieren a la fealdad del pobre señor. A unos se les recuerda por sus inventos, a otros por sus películas, por su humor, por sus libros, por su lucha, por sus actos comprometidos, por su bondad, por su maldad, por sus pinturas, si Picio resucitara quizá estaría muy sorprendido.
Tíovivo fue una de las que más me gustó.Es la historia de otro señor que tenía un pequeño carrusel en Madrid, el hombre se puso enfermo y murió. Como no tenía demasiado dinero para un ataud, un grupo de amigos llevaban su cuerpo a cuestas para enterrarlo. De repente el tío se despertó y uno de los amigos gritó: el tíovivo!!! y así pasó a llamarse los caballitos del tíovivo. Jamás me había parado a pensar en el origen de esta palabra hasta el día de hoy y eso que mi abuelo siempre la usaba.
Otra curiosa historia es la de Pánfilo: creo que fue en la ivasión de Méjico, llevaba unas tropas a su mando pero todo le salió bastante mal, así que su nombre se asoció directamente a ser tonto. ¡¡¡MIRA QUE ERES PÁNFILO!!! Quizá a alguno de nosotros se nos recuerde por algo en concreto y dentro de unos años los hijos de nuestros hijos dirán: eres un Santi, o una Eva, o una Angela, o un Alex, o......quien sabe.
Al quinto pino, en Madrid, es donde las parejas iban a besarse, era una avenida grande con 5 pinos y para mantener una mínima intimidad callejera se iban al útimo pino, el quinto. Supongo que no sería tan lejos, pero ahora cuandose utiliza al quinto pino parece que se esté hablando de kilómetros y kilómetros de distancia.
Echarle el muerto a alguien proviene de la edad media, parece ser que si encontraba en el pueblo un muerto asesinado de forma violenta y no se llegaba a esclarecer quién había sido, los habitantes estaban obligados a pagar una multa. A esta sanción se le llamaba homicisium. Aquello trajo drásticas consecuencias. Cuando los habitantes del pueblo encontraban un muerto, para no pagar la sanción, lo metían en un saco y por la noche lo echaban al pueblo vecino, así que ya sabéis, no vayáis echando muertos por ahí...

Y por último, una que se me olvidó nombrar al principio. El té helado.
Sabéis que las geishas caminan muy lentamente por sus zapatos pequeños, su vestido, todo comodidad, vaya. Se encargan de servir el té con la mayor parsimonia del mundo y a una de ellas(la más lenta de todas) se le enfrió tanto que de ahí surgió la idea de hacer un té helado.

En realidad esta última me la acabo de inventar, jejje, pero todas las otras son verdad.

martes, 20 de marzo de 2012

Cartones

Abrió el armario y escogió un cartón. Tenía uno para cada ocasión. El de paseador de perros, lector de novelas para ciegos, niños y ancianos, escuchador sin título psicológico, exprimidor de naranjas,empujador de metro, masajista intuitivo sacador profesional de mocos...
Según lo que le apetecía, cada mañana vestía uno u otro y se dirigía hacia el banco donde le esperaba un futuro incierto. La calle se había convertido en un escaparate sin vidrio donde poder mostrar sus capacidades y hacer el bien con cada una de ellas. Tenía la esperanza, la pequeña esperanza de que al menos se acercara alguien para pedirle un masaje, que paseara al perro o sencillamente encontrar un espacio donde leer para las personas que ya no podían hacerlo. Pensó que no era tan complicado, una lista a la vista, una presencia cercana, un diálogo, unas monedas para ir desenvolviéndose en el día a día y listo.
Qué sencillo resultaba creer que el trabajo y el dinero no eran un problema, que todo lo que imaginase ser capaz de hacer lo haría sin trabas, impedimentos ni esperas a ser descubierto, examinado y contratado por mentes ambiciosas.
Sus cartones se habían convertido en una extensión de su piel, los retocaba, los redecoraba y sin darse cuenta los hacía cada vez más grandes. Tan grandes que un día se sorprendió a sí mismo pintando uno de ellos como si se tratara de un lienzo.
"Quizá no encuentre trabajo" se dijo, pero puedo pasar el rato pintando cartones hasta que alguien se acerque a preguntar.
Empezó a pintar y pintar y las horas volaban.
Sintió que estaba topándose con su destino, algo que jamás había buscado comenzaba a despertar desde lo más profundo de su alma. La necesidad imperiosa de inventar le invadió y se convirtió en una droga cuya cantidad iba aumentando a medida que nacían sus personajes de la nada.
Poco a poco fue acumulando cartones y hubo gente que comenzó a acercarse para preguntarle por cuánto los vendía.
No se había parado a pensar en aquello, ¿precio? se preguntó.
No conseguía trabajo de lo que él deseaba y le querían pagar por un pasatiempo que había descubierto por casualidad.
Dijo un precio al azar y vendió su primer cuadro-cartón reciclado.
Con el tiempo fue vendiendo más cuadros y en el barrio se le apodó el cartonero feliz. Sus dibujos llegaron a casas, museos, bares incluso en exposiciones que se organizaban en los trenes.
Jamás imaginó que un material tan sencillo llegara a transformarse en lo que se llegó a considerar como obras.
Eran muchos los que usaban material reciclado para crear, y es que el arte nace del ser y no del tener. Lo que cuenta es el sentimiento, las ganas, la emoción, la ilusión y la imaginación de construir mundos inexistentes dentro de este mundo al que todos pertenecemos.

jugando a soñar(oda a la j)

A Juan, en junio, lo despidieron injustamente por juanetes en ambos pies.
A Julio, en julio, por no darle jamón de jabugo a la jirafa que cuidaba.
A Jeremías por jeremiadas varias.
A Jacinta por jalarse los jalapeños de su jefe y beberse la ginebra de jijona jadeando con jaleo.
A Jose por no decir jaque jugando a la ajedrez contra el jardinero con el que trabajaba.
A Julia porque rompió el jarrón de Josefa mientras lo lavaba con jabón.
A Juana por echar mucho jengibre en la jofaina del jeque jorobado que montaba una juerga tras otra.
A Jesús por enamorarse de una jaca mientras jugaba al jockey a la sombra de los jazmines y jacarandas.
Al jabato de turno por decir jolín en vez de jopeta.
Al Josua por reclamar jornada completa en medio de una jauría de jactanciosos
A Jonas porque mató a un jilguero en Jamaica.
A Jonathan cuando descubrieron que era judío e intentó huir a la jungla y vivir entre juncos .
A Jodorowsky, a punto, por ser demasiado joven pero finalmente siguió siendo jinete y lanzador de jabalinas.
A Joaquín porque mandaba juguetes a Jupiter.

Dió la casualidad de que a todos los despidieron un jueves, pero no fue una mala noticia sino que les devolvió la juventud, el júbilo y el jugo de la vida que habían perdido.
Juraron no volver a vender su jeta ni su jornal.Algunos decidieron jubilarse anticipadamente y plantar judías jugosas. Otros se convirtieron en grandes jugadores de múltiples cosas y varios comenzaron a darle a las jarras de cerveza negra.Un par huyeron a Japón.
Juntos estaban dispuestos a crear justicia contra los jabalís que andaban sueltos por el mundo.
Era la hora de juzgar con buen juicio y manteniendo la jurisprudencia bien alta.
¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡JOOOOO, jalisco no me rajes!!!!!!!!!!!!!
¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡No somos juglares gritaron al unisono!!!!!!!!!!!! JAMÁS, JAMÁS...

jueves, 15 de marzo de 2012

Amor fugaz

Me enamoro de un hombre que dice que se enamora todos los días de mujeres que se cruzan con él en bicicleta.
Me enamoro de inquietudes, de frescura, de ideales, de comprensión, de sueños, de pasión, de vitalidad y poesía.
Me enamoro de la sencillez, de la palabra,del roce, de la impulsividad, del ingenio, de lo absurdo, de la divertida torpeza aniñada.
Me enamoro dejándome enamorar por la idea de poder enamorarme.
Intentos de seducción femenina, quizá sutiles, o no, pero feacientes deseos de querer enamorar.
Me enamoro suavemente, lentamente al mismo tiempo que confundo el enamoramiento racional(por la voluntad de querer enamorarme) con el enamoramiento químico en el que todo razocinio está fuera de órbita.
Me descubro queriendo enamorar, sonriendo, escuchando, enseñando, mostrando de dentro hacia fuera quizá una pequeña parte que, una cree, podría enamorar.
Sé que me enamoro porque en la ausencia hay una huella, una ligera pero perceptible huella en el alma.
Me enamoro porque una nueva presencia se suma a un cuerpo y sin poder evitarlo pasa a formar parte de la memoria de sentimientos, emociones y experiencias amorosas.
Me enamoro porque la imaginación divaga mientras se abraza contra el pecho un pequeño cojín en un sofá solitario, pensando en que la película que se está viendo le encantaría a esa nueva presencia que desconocemos por completo pero que anhelamos conocer más.
Me enamoro de lo imposible, de lo que difícilmente se podría alcanzar.
Me enamoro de la idea de poder compartir para poder crear y multiplicar sensaciones que finalmente acabarían en la aparición de un nuevo planeta en medio del universo, lleno de códigos, señales, que sólo esos átomos entenderían.
Me enamoro de la inspiración que subyace del encuentro, de las ganas de querer entregar.
Me enamoro de recuerdos pasados que de repente se hacen muy vivos.
Me enamoro de un pelo despeinado,largo, lleno de ondulaciones que mis manos quisieran entrelazar.
Me enamoro de la sensualidad de unos ojos, de unos pantalones caídos y una barba que por instantes se percibe rojiza.
Me enamoro de las imperfecciones y de la idea de tener un amante como él.
Me enamoro sin sufrir por no obtener respuesta pero como una repentina admiración de un cuadro que es imposible dejar de observar desde el anonimato de los pensamientos.

En la carretera

La carretera serpentea y mientras mis manos sujetan ligeramente el volante para seguir minuciosamente los límites de mi camino, no sé por qué, me invade la sensualidad repentina. Esas curvas que giran suavemente de izquierda a derecha y yo, conduciendo por ellas como si se tratase de un cuerpo desnudo sobre el que lentamente nos movemos, con mucha calma decisión y amor.
Curvas de las que no podemos salirnos, a las que debemos pegarnos sin posibilidad del mínimo error, con seguridad y al mismo tiempo con la libertad de poder recorrer las rutas a veces sinuosas, a veces rectas, otras rápidas y otras lentas.
Como un baile en pareja que se acelera y se detiene para volver a retomar velocidad, un camino que nos mece dulcemente, que nos hace avanzar hacia un destino casi siempre placentero y explosivo.
El movimiento oscila entre camino y conductor.Unas veces recorren nuestro camino, otras conducimos con pasión. Conducir, conducidos, ¡qué placer mover, moverse y acelerar cambiando de marchas sin cesar!. La carretera está caliente, el asfalto abrasa, el calor sube por cada poro de la autopista y somos felices porque llegamos a casa o volvimos a lugares donde estuvimos mucho tiempo atrás. Niños despreocupados que juegan a carreras y liberan sin palabras sus deseos, sus sueños y su imaginación. Lágrimas que alivian las penas de soledad, risas descontroladas que nos hacen olvidar quiénes somos al escucharlas. Pómulos rojo amapola y gotas de rocío caminan sobre la piel que se estremece.
Llegamos, condujimos nuestros cuerpos allí donde queríamos llegar.

¡Sorpresa!

Recuerdo cuando me dijo el tiempo que hacía que la vida no le daba una sorpresa y aquellas palabras, a lo largo de los meses que las sucedieron, me hicieron reflexionar. ¡Qué necesarias son las sorpresas! sobre todo cuando son agradables, aunque sorpresa siempre conlleva algo positivo,¿no? Alguien no contestaría ¡Qué sorpresa! al conocer la muerte de algún otro, sino más bien ¡qué pena! ¡qué horror!
Así que más bien algo negativo que acontece en nuestra vidas sin esperarlo, va acompañado de la expresión de una emoción o sentimiento pero no de la agradable frase:¡Qué sorpresa!
Una carta escrita a mano, un mail, unas frases en un facebook, twenti, una visita, unas palabras de calor, un cumplido, un regalo, un beso, una llamada, una declaración, un reencuentro, un embarazo, una moneda, aunque pequeña, una sonrisa, un guiño, una buena noticia, un secreto, una caricia, una insinuación, un roce, un rayo de sol en medio de una tormenta.
Sin embargo no son tantas a lo largo de las semanas, meses y años. No sé si porque nos pasamos demasiado tiempo esperándolas y son realmente efímeras o porque deberíamos ser nosotros mismos, en el momento en el que pensamos, realizarlas para que la vida cobrase algo de chispa. Quizá no deberíamos esperar a recibir sino estar dispuestos a dar para pasar de ser sorprendidos a sorprender. Y la alegría es igualmente satisfactoria para quien sorprende como para el sorprendido.
Sí, sorprender, porque el tiempo avanza hacia algún sitio en el que todos sabemos que llegará un final y son muchas, demasiadas, las palabras retenidas, los sentimientos guardados, las ganas contenidas, los impulsos controlados, los egos dominados y los rencores arraigados que para cuando uno quiere darse cuenta su piel se arrugó y su pelo encaneció como buena máquina que se gasta.
Son tantas y tantas acciones que no hicimos que uno se pregunta si tiró por la borda ciertos momentos que pudieron ser magníficas sorpresas y que finalmente acabaron siendo resignaciones miedosas u orgullosas ocasionalmente.
Se podría pensar que no habría que hacer o decir todo lo que por la cabeza nos pasa, pero a menudo lo desearíamos de tal modo que nos llegamos a morder la lengua al no hacerlo.
Miedos inexplicables, a lo que el resto del mundo piense, a traicionar la idea que nos habíamos fijado de nosotros mismos y con la que estábamos ferviertemente convencidos. No siempre se está orgulloso, alegre y feliz con las decisiones que se toman o dejan de tomar, pero es que sin riesgo, no hay sorpresa, no hay pasión, no hay vida, no hay sentido.
Aquel día le escribí aquellas palabras, con un gran nudo en el estómago y una emoción adolescente inexplicable, para él, pensando en él. Y fue una sorpresa, según él una grata sorpresa. Aunque aquella sorpresa avanzó, se compartió, se vivió pero también se esfumó, desvaneció y marchitó. Ahora de aquellas palabras compartidas con ilusión sólo quedará el recuerdo de lindos momentos vividos y nostalgia de lo que pudo ser y no fue. Un cierto sentimeinto de pena encoge el corazón cuando estamos cerca del que fue sorprendido pero nuestro foro interno nos dice que no era lo que andábamos buscando y la vida debe continuar. De nada sirve idealizar, es más linda la realidad.
Sea o no sea así, las sorpresas nos mantienen vivos y aún más si desembocan en historias que nos hacen ensanchar el espíritu.
Doy gracias a los que han formado parte de mi corazón para ir creciendo y aprendiendo sin olvidar que estarán conmigo allá donde vaya.

miércoles, 14 de marzo de 2012

desamor segunda parte..

La sensación es muy extraña, ya creí haberme olvidado de él, de nuestros encuentros fortuitos y quizá, para mí, en cierto modo predestinados. Y de repente de nuevo esa sensación, como si de un instinto se tratase, no podemos controlarlo y nos invade el estómago de no se sabe qué sustancias o energías.
Ahí está, a diez pasos, pero él no lo sabe, el nerviosismo se mezcla con la alegría, la adrenalina y se adereza con una pizca de rabia, enfado, rencor, desprecio que acabarán por no apreciarse una vez la conversación comience.
Mientras las palabras y miradas se intercambian, las ideas van sucediéndose unas a otras: "Eres asqueroso" "¿Por qué me ignoraste?" "¿Le gustaré?" o simplemente juega un papel de adulador estúpido, orgulloso de tener a las mujeres a sus pies?
Cuando tengo la pequeñísima esperanza de que esa noche mezclada con alcohol dará algún fruto del que yo salga beneficiada, se da media vuelta y se va. Y una vez más, y para no ser grosera, una se queda con los excrementos en la boca.¡Qué ingenua!
¡He vuelto a caer en sus falsas sonrisas! y ya no sé si me atrae porque aquella noche me acosté con él o porque necesito aferrarme a algo intenso que viví hace unos meses.
Pero a su lado, todo me parece muy rápido. Cuando la conversación parece que podría seguir y desembocar en algún punto, él huye corriendo, se esconde y ya no vuelve a acercarse a mí a pesar de que sabe que estoy a su lado.
Baila con una chica y por el rabillo del ojo no puedo dejar de mirar su barba peliroja y su sonrisa.
Me doy media vuelta y como toda mujer que tiene un mínimo de orgullo, me repito:"No vuelvas a mirarle, baila, sonríe y enséñale desde la distancia quién eres". Y así lo hago, o lo intento, mientras todas las energías se han despertado sabiendo, o no, que en algún momento se fijará en mí, saco la mayor de las fuerzas de atracción e intento divertirme y divertir siempre consciente de que está cerca.
En esos momentos es cuando se desea tener ojos en la espalda, para darse cuenta de lo ridículas que podemos llegar a ser o por el contrario nuestra intuición femenina es buena y nos hace saber que nos están observando de tanto en tanto. Toda la noche transcurrimos así, bailando de un lado a otro esperando a que él fuera consciente de mi presencia y que se arrepintiera profundamente de no haber compartido conmigo algo más que sexo. Es hora de irse, y él todavía está allí, no es capaz ni de venir a despedirse y mientras me alejo con la sensación de haber sido rechazada una vez más, mis palabras se vuelven silencio y ensimismamiento. A ello se le llama:decepción.
Me volví a encontrar, casualmente, esa noche de verano y no podía soportar la idea de que me iba a casa sola y triste y él seguía bailando con una copa en la mano acercándose a toda mujer que tuviese alrededor. Y para colmo no aprendí, porque en el momento en el que me dirigió la palabra me entraron unas irremediables ganas de ser la mujer más antipática del mundo y pegarle todos los cortes habidos y por haber, pero al final, sólo pude sonreír al mismo tiempo que me sentía ridícula, inferior y engañada por sus falsas palabras.
Él sólo dice lo que una quiere oír,conoce bien su papel, pero esta vez no le creí.
Me despierto por la mañana y sin yo quererlo acude a mi pensamiento, una mezcla de alegría y rabia se abrazan dentro de mí. Vuelvo a estar sola, pero no es él... lo sé,eso se sabe...

La música

¿Por qué cambiará la percepción de la vida cuando estamos escuchando música?

Mientras paseo inmersa en el mundo de las melodías me pregunto si es sólo efecto de lo que perciben mis oídos o realmente la vida es tan magnífica y mágica como queramos creerlo.
Alguien persigue a otro con un puñado de arena mojada, los niños fascinados y absortos construyen montañas, piscinas y castillos en la orilla, alrededor de una tortilla de patatas cortada en daditos se reúnen amigos y familiares con su pequeño tenedor en mano para celebrar no sé qué evento.
Y así pasan las horas, sintiendo la brisa acariciando la piel, el sonido sordo de las voces atenuadas por el ir y venir incesante de las olas.
Lagartos tumbados rotando al ritmo que marca el sol, leyendo, comiendo, escuchando o tan sólo mirando todo lo que acontece ante nuestros ojos.
Uno observa, solo, desde esa soledad que deberíamos apreciar y acostumbrarnos,y cree que los demás lo miran sabiendo lo que en ese momento está pensando o sintiendo y quizá se hagan una idea, pero sería imposible adivinarla.
Soledad en el mar, pasos que se siguen unos detrás de otros y mientras se hace camino silencioso, jamás se está solo porque nos acompañan los pensamientos y esperanzas de que que alguien estará pensando en nosotros.
Soledad, que a veces, por mucho que se admire se vuelve demasiado solitaria porque es inevitable querer compartir y descubrir el mundo junto al otro.
Doy gracias al amor porque hace crecer.

Un desamor

Lo más difícil, no esperar impacientemente nada de la vida, dejarnos sorprender por ella y disfrutar de esos minutos de felicidad que se aproximan(que en realidad llevábamos tiempo esperando, jejeje).
¿Son círculos?vamos dando círculos? ¿Por qué nos encontramos con una u otra persona en una época determinada de nuestra vida?
¡OH! No queramos que todo venga corriendo ¡NO!
Es esa pequeña ilusión, esas mariposas volando en nuestro interior lo que convierte a la vida en pura magia. Casualidades y coincidencias nos hacen creer, vibrar y sentir,
esa primavera que llega.
Lo que pudo ser y no fue, lo que hubiéramos querido que fuera pero no iba a ser, lo que nos gustaría que hubiera ocurrido pero evidentemente jamás ocurrió.
Decepción, aceptación, desilusión, risa...
Date por aludido, hombre de la noche oscura...quizá de nada sirve las palabras pero a veces son la excusa para indagar en nuestro interior e intentar comprender mejor qué es todo esto, si es que tiene una respuesta.

La mejor fuente de inspiración:vivir, lanzarse, arriesgar, probar, equivocarse, errar, intentar, descubrir, intercambiar, avanzar y encontrar.

jugando a soñar (oda a la hache)

En la choza de Chema hay una chimenea que chorrea chucherías de charol.
Es algo cheto pero chévere al mismo tiempo.
Él, chana con su chalet como un chamán con su ayahuasca pero, no muy lejos, hay muchas chabolas que se llenan de charcos cuando chispea.
Mientras Chema chatea comiéndose un choripán, los chulos de las chabolas chismorrean chorradas engullendo churros cochambrosos.
Chistes y chistorra adornan la casa de Chema que está como los chorros del oro.
Chuletas chinas entre chácharas y cucarachas se chamuscan entre la chatarra de los changueros.
El chaval de los cheques con fondo masca chicle después de inflarse a chicharrón.
Los chicos fuman chocolate mientras chafan chinches chilenos y apagan chinas a chillidos.
Al chiflado chic le chispean los ojos ante los chinchulines de chancho.
La mal llamada chusma sobrevive robando chaises longues y comen chipá con choclo.
El chivato de Chema usa chivarras, aunque resulta chocante.
Algunos acaban en chirona por robar chirimoyas.
Al otro se le va la chola haciendo de chófer en los autos de choque.
A los chungos les gusta chutar pero también chutarse para olvidar los chubascos que chirrían en su chaveta.
El Chema desayuna chupitos que le dejan churrete en su camisa de chanel.
Los churumbeles chumban los chotos cuando el hambre aprieta.
Al amigo le gustan las chupas pero también si se la chupas.
Los chuchos de las villas deambulan buscando restos de churrascos.
Con chulería, Chema usa chubasquero para ir a jalar chipirones al chiringuito.
Los chorbos, de chiripa, no son pillados chingando en una esquina sin chinchar a nadie.
A nuestro adinerado le gusta el chili, el chelo, la charanga y el charango.

Pero, pero, sobre todo, tanto unos como otros deberían charlar mientras sus ojos hacen chiribitas y descansan bajo los chopos mientras chusmean los chivos pastar.

martes, 6 de marzo de 2012

Flotan

Suspendidas en el aire, frágiles y efímeras, transparentes pero coloridas, alargadas, redondas, ondulantes,livianas, ligeras y tremendamente perfectas, casi como sueños que explotan en la cima del placer, cuando uno menos se lo espera, cuando unos desea que el tiempo se congele en medio del vacío para ser observador o protagonista de lo que está viviendo. Algunas se persiguen, se rozan tan suavemente que no llegan a desaparecer, otras vienen superpuestas, como si unas a otras se necesitaran para poder sobrevivir como si de una pareja de pingüinos enamorados se tratase,cuya relación perdura hasta el final de sus días. Se asemejan al cristal pero sólo es una ilusión, espejos, sin serlo, en los que nuestras caras deformadas se ven reflejadas y entre rosas, amarillos y azules pequeños planetas flotan en medio, no del universo oscuro, sino del interior de la estratosfera. No llegarán muy alto, no mucho, se quedarán a medio camino entre el origen y el roce, el soplo y la temperatura ambiental. Pero a pesar de su corta existencia, sus escuetos segundos, minutos en los que permanece ante nuestra retina nos conducen a una tierna y añorada infancia.

Mejor así

Palabras, miradas, sonrisas, silencios, zapatos que caen al suelo desde la altura de una cama en movimiento.
Sólo tengo imágenes de memoria, mi mente no es capaz de inventar una cara inexistente cuando es consciente.
Sonrío con los recuerdos, con la nostalgia y la melancolía, cuando todo respira oxígeno en mí, a mi alrededor.
Estás, estáis aquí dentro, con el recuerdo de la sensualidad que experimenté.
Ahora te difuminas poco a poco y ya no espero sonidos virtuales que te acerquen.
Perdí la cuenta de las veces que me enamoré y como un cuadro inacabado, tu historia, nuestra historia será irrevocablemente una historia sin punto, una obra esbozada y esquematizada que en realidad preferí abandonar así, a medio hacer, porque no quise ver hasta dónde llegaría para no malgastar más el tiempo que te hubiera seguido dedicado.
Hay obras que mejor aparcar para no superponer capas de pintura que oscurecen con el tiempo.

SALUD ARTÍSTICA EN BOHEMIA RECICLADA

HOY COCINAREMOS:

1ª ROTULADORES: COLOCARLOS EN LA PLANCHA HASTA QUE SUELTEN TODO SU JUGO Y COLOR.UNA VEZ SE HAYAN MEZCLADO LOS PIGMENTOS AÑADIREMOS UN POCO DE TINTA DE CALAMAR, VIRUTAS DE LÁPIZ RECIÉN AFILADO Y RESTOS DE GOMA MILÁN(¿POR CIERTO LA INVENTARON LOS ITALIANOS?).
PARA LA SALSA NECESITAMOS UNA PIZCA DE PURÉ DE CERAS MANLEY,MEDIO BOTE DE GUACH Y DOS CUCHARADITAS DE PURPURINA PARA DARLE COLOR, PARA ACABAR ESPOLVOREAR CON POLVOS DE TIZA ROJA.

2ª SOPA DE LLUVIA EN CAZUELA DE BARRO: LA BASE DEL CALDO, COMO BIEN PODRÉIS DEDUCIR, CONSTA DE 2 LITROS DE AGUA DE LLUVIA, SI PUEDE SER CON ALGO DE BARRO.
SOFREÍR PRIMERO 2 PUÑADOS DE NIEVE VIRGEN CON SAL Y 1 CUCHARADA DE ARENA MEDITERRÁNEA.AÑADIR AL SOFRITO 3 RÁFAGAS DE VIENTO Y 5 RAYOS BIEN ENCENDIDOS.CUANDO LA MEZCLA HAYA ADQUIRIDO LA TEXTURA Y CONSISTENCIA ADECUADAS,PONER EL CALDO PARA QUE HIERVA A TEMPERATURAS INFERNALES.FLAMBEAR CON UN SOPLETE DE SOLDADOR.

Estas recetas las podréis encontrar en el fabuloso y rústico restaurante BOHEMIA RECICLADA, el reconocido restaurante donde pintores, escritores y científicos suelen disfrutar de las deliciosas comidas con "fundamente", belleza y sentido de la estética. No sólo estarán alimentando sus estómagos sino que vuestras almas quedarán satisfechas regocijándose hasta extremos que jamás experimentaron sus vidas. Engullir la dosis de sus platos enriquecerá su espíritu para desarrollar un considerable crecimiento personal. BOHEMIA RECICLADA es lo que usted necesita para abrir su mente a horizontes desconocidos e ir más allá del Bulli cio...jejejejje...
No podrá resistirse a la fabulosa MUS DE PLASTELINA PERFUMADA, a LAS CROQUETAS DE ARCILLA DE LOS ANDES, A LOS FILETES DE PAPEL MACHÉ QUE SE DESHARÁN EN SU BOCA y no en su mano.
NO SE LO PIENSE MÁS Y RESERVE SU MESA CUANTO ANTES PORQUE LA LISTA DE ESPERA AUMENTA POR SEGUNDOS.

HASTA PRONTO Y SALUD ARTÍSTICA PARA TODOS

el imperio de las palabras

Sueltas uno y buscas otro, te enganchas como el que se desplaza de liana en liana,pero en este caso no hay selva amazónica sino torbellino de pensamientos.
Rondan como una mosca que sobrevuela un grano de azúcar,giran como el agua cuando se tira de la cisterna o dan vueltas como si se tratase de un centrifugado.
Consigues olvidar palabras pasadas, sombras oscuras que paralizaban,inseguridades infundadas y de repente, cuando ya creíamos alcanzar la cumbre, la cima y olvidar el recuerdo de lo que afligía, viene otra idea que invade y deambula a sus anchas por el territorio conquistado. Un imperio romano que avanza y se va apoderando de todo si no viene nadie a exigir justicia.
"¡¡¡NOOOOO!!! grita una voz. Aquí no dominan dictadores ni zares, ni políticos ni religiosos, ni führers ni grandes hermanos que aplastan y controlan libertades y sonrisas. Tiradlos por la borda, deshaceos de ellos como quien lanza los bultos desde cubierta cuando el barco está en peligro de hundimiento.¡Son incómodos! Esconden y despistan la imaginación, atabalan y apabullan la tranquilidad de un día radiante de primavera.
¡Pobres! se creen dueños de un refugio mal escogido, nadie los ha invitado y hospedado en la morada del saber. Atraviesan canales a sus anchas y se burlan sacando la lengua porque se creen todo permitido. ¡No los escuches! duérmelos profundamente para tranquilizar su ansia y cuando hayan despertado tendrán otra cara, habrán recuperado la ilusión, la fuerza, vitalidad y energía para empujar el optimismo hacia las nubes más altas. Ríete con ellos, acompáñalos en su danza hasta que pierdan el aliento y ahuyenta la peste que desprenden, sin gritos ni nervios".

No es fácil porque nadie nos dijo cómo dialogar con ellos, cómo escucharlos, cómo interpretarlos y sobre todo cómo llegar a un acuerdo para que no piensen que siempre son quienes ganan las batallas. Nosotros no somos ellos, somos un licuado de todos juntos y a menudo tenemos la libertad de rechazar algunos para escoger los que más nos favorezcan para la ocasión. Los podemos vestir de esmoquin, adornarlos con sonrisas, carcajadas, ponerles una corbata divertida, un sombrero con clase, un color que los resalte , perfumarlos, peinarlos y lustrarlos para que brillen en medio de la oscuridad.
Son sólo pensamientos y todo depende de cómo los abordemos, qué importancia les otorguemos y qué trato les daremos.
No es fácil pero nadie dijo que fuera imposible. Podríamos darles tiempo para madurar, para convivir en armonía con el murmullo que generan.
No es fácil pero nadie dijo que no se pueda cambiar unos por otros y no sólo unos por otos sino unas energías por otras,enterrarlas a tiempo para que rebroten con fuerza y así seguir haciendo las paces con nosotros y el mundo.
No es fácil y muchas veces queremos evadirnos del sufrimiento que se cocina en nuestro interior añadiendo ingredientes que ni siquiera podemos digerir y que nos envenenan , de nada sirve perder la esperanza y destrozar lo que se consigue con ayuda, esfuerzo e ilusión.
Agarraos bien fuerte a lo que nos embellece y no a lo que nos hace perder la inteligencia de vivir.

jueves, 1 de marzo de 2012

jugando a soñar(oda a la B)

Me embadurnó el bostezo con su aburrimiento y barajando las posibilidades le besé y compré el billete para Bilbao.
BIENVENIDOS, decía el bote de bechamel que había colgado en la estación de buses.

-Mujer: ¡Qué boludos! más les hubiera valido usar un bote de berberechos, pero bueno, cada butanero con su butano, ¿o no?, cada banana con su bananero, vale, vale, esto es de botarates.
Bebí de la botella que había en mi bolso, me limpié el bigote blanquecino y bendije el trozo de bizcocho blando que me metí en la boca.
"Bien, bien, buen debut, pocos bultos y bellos hombres deambulando a vabor y estribor.Buscaré en alguna boutique una batidora para mis cabellos, unos bombones para el camino y en mi bolsa de brazo unas bromas bien bronceadas."
El bastón la embroncó pero sabía que bailaría igualmente boleros en los boliches más bonitos de todo Burgos, ¡ah no!, que estaba en Bilbao, aunque hubiera preferido las Bahamas, Beirut o Bali, pero la vida no es un belcro de pon y quita.
"Me voy al hotel. Ummmm, esta beca de jubilados es brillante, bicarbonato y bollos en la mesita de la habitación y el barman es una bomba, un bulbo raquídeo por absorber, un batman con aspecto de buey bólido, un belfo como los que nunca había visto.
-Mujer: Buenas noches barbudo
-Hombre: No soy barbudo, soy bar rendero
-M:¿Bar rendero?
-H:Sí, arrendo mi barra de bar
-M:Bueno saberlo, bien, voy a tomar...
-H:¿Un burundunga?
-M:¿Un bu qué?
-H:Una bebida a base de verduras belgas
-M:Bo
-H:¿Cómo que bo?
-M:Sí bo, lo dicen en Bolonia cuando no saben
-H:¡Va! ¿Bo?
-M:Sí bo
-H:Bueno, pero sino, hay una bebida biscosa
-M:Blandiblue
-H:¡BINGO!
-M:¿Es tan bondadoso de preparar el brevaje?
-H:¡Es usted bienaventurada!
-M:Sí,¡boyante!
-H:Yo era boyscout
-M:¡Bah! No sea bravucón
-H:No soy bravo de verda y además bioagradable
-M:Un bozal le belcraría
-H:¿Belcrar?
-M:Sí eso de pon y quita
-H: Vale, vale
-M:¿Y no preparan brea?
-H:No, sólo Boruga
-M:Oruga, ¿está usted costipado?
-H:No, boruga, bebida refrescante cubana, no es una broma
-M:¿Y se bulle?
-H:¡Cómo se va a bullir belladona! (con ojos de búho)
-M:Ya veo, veo y ¿Usted qué ve?
-H: Veo brujos y brumas
-M:¿Le brota a menudo?
-H:El veintinueve del año bisiesto
-M:¡Qué brevedad absoluta!
-H:Sí, doy brincos de bendición
-M:¿Bautizado?
-H:¡Boom!Le lanzo el boomerang
-M:(bufando) ¿Le bloquea la pregunta?
-H:Sí, un poco
-M:Pues libremente le haría un boceto religioso de mi bisón religiosa
-H: Será visión
-M: Sí, eso he dicho
-H:Si lo vaticina así
-M:Mire, practiqué la bigamia y la bisexualidad con un bigamás y después me hice budista al conocer a un bengalí que comía bengalas que le vendía Benetton
-H:¡Borrica! no es bigamés, es bigañol
-M:Qué borrega, es verdad. Prosigo, después en Burdeos me hice biónica
-H:A mí en Brasil me biopsiaron
-M:¡Vaya!¿Un bioquímico?
-H:No una bióloga
-M:Qué mundo burbuja tan biruta,a mí me encantaba la bilogía, la biosfera, los biotipos, los biomas, la biometría y la biomedicina.
-H:Interesante, pero ahora que recuerdo era biofísica
-M:No importa, un biotipo arriba o abajo...
-H:Siga, siga
-M:Al final me hice belzebuista en Burkinafaso
-H:Mi abuelo era burkinafasiense
-M:Mi abuela de Bucarest y mi abuela de Belén
-H:Mi vecina se llamaba Belén
-M:Mi tío se casó en Brujas
-H:¡Boluda, será en Brújula!
-M:Bien, bien, Brújula
-H:Me ventilaré los botines
-M:¡Bah! esto es un boicot, huele a bolda podrido, ¡menudo bodrio!
-H:¡Botija! no me dé la brasa
-M:Venga, hágame un bocata
-H:¿Con boquerones, besugo, batata, boniato, berros, brócoli o bosta fresca?
-M:Un bocadillo brasileño
-H:¡Claro! y también canto un blues y me hago bombero
-M:¡De buten! Incluso podemos echar una a los bolos
-H:Marchando el brasileño
-M:Y unos buñuelitos de berenjena?
-H:Ya está bien de abusos, ¿no?
-M:Me conformaría con aleta de ballena rebozada
-H:Vamos abuela que ya va necesitando butaca
-M:¡Bestia bastarda! que soy una dulce buganvilla
-H:No arme bullicio que para bullas ya vivo en Belgrano
-M:¿Un barrio de bronca?
-H:¡Buf! A rebosar de bulldogs y brontosaurios
-M:Mejor no bordearlo ¿verdad?
-H:¡Bien visto y oído!
-M:Pues mañana, bermudas bombacho y bombín en mano a la bañera
-H:¿Bombín,bañera?
-M:Sí, bombín para hinchar el bombacho y bañera porque ¡menuda belleza! comparada con el barreño que tengo en casa
-H:¡Barreño, eh! ¡Qué bohemia!
-M:¡Uy! no sabe, tengo un bello corporal bárbaro que me crece a borbotones
-H:¡Bohemia y becerra!
-M:No balbucee boberías
-H:Boba usted doña burra,por cierto se llama ¿Beatriz, Berta, Beti, Begoña, Brunelia, Bruna, Brizna o Bertoluccia?
-M:¡Bazofia! no da una: Bertrana
-H:Increíble!
-M:Mañana me espera un buen buceo con batiscafo
-H:¿Pero no era bombín?
-M:También
-H:Por la tarde en la biblioteca biográfica hay cursos de bricolaje con brocha y construcción de buscapiés
-M:Yo sólo sé bordar barretinas y brazaletes bereberes
-H:Yo sólo barnizar botavaras de barcos búlgaros
-M:¡Ya está bien brunete! Desoués, básicamente leeré la biblia
-H:Hay una versión buenísima en 12 bytes
-M:¿Qué?
-H:Bizarradas de boutique bonairense, ya le explicaré
-M:¿Y su nombre?
-H:Brunicio Bellavista
-M:Bello como un bate de beisbol
-H:¡Vaya! buena abreviatura
-M:¡¿Qué abreviatura ni que ocho cuartos?! barrigón de branquias bilaterales
-H:Váyase ya, se borró mi paciencia de barro disecado
-M:Bonjour entonces
-M:Será bonne nuit.¡¡¡AY, AY,AY!!!
-H:¿Qué,qué,qué?
-M:Mi bazo, mi brazo, mis bronquios
-H:Balanceese aquí
-M:Buuuuuuuuuu, era broma
-H:Abuela de birome belga
-M:¡Qué burdo arrójese al barranco!
-H:¿Sí? Pues ingiera borato
-M:Se dice barato
-H:No abuelita sal bórica: BORATO
-M:Hasta aquí nuestra bonanza
-H:¡Eso! con un brazo de gitano hasta mañana a las ocho, me pondré las babuchas y bajaré al borde del berrinche
-H:¿Por qué?
-M:Me olvidé la bocha y las botifarras en Barcelona
-H:No importa en el buzón del hotel hay de todo
-M:¿Es una broma?
-H:Es como un bolsillo bien lleno
-M:Pues borrón y cuenta buena
-H:Buona Notte, bitte und danke y buena balada sonámbula nocturna
-M:¡Qué bonico en el fondo!
-H:Gracias, eso me decían en la bahía de los bocinos
-M:Cochinos, cochinos, que hasta ahora no sabía que las bocinas tuvieran bocinos
-H:No se suba por el baladre
-M:Lo que me subiría son unas lonchitas de bacon birmanés
-H:Justo hay de Bolivia, Botswana, Burundi, Bosnia,Barbados Y Butan pero no de Birmania
-M:Che,no le doy una bofetada porque me dijo bienintencionadamente la torre de Babel
-H:Va que es más pesada que una babosa
-M:Deje de bramar
-H:BUENAS NOCHESSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS