blog sindria

viernes, 17 de febrero de 2012

Un gesto concienzudo

Abre las ventanas ¡mucho!
ábrelas para mirar alrededor
ábrelas con tu cuerpo invadido de silencio
con tu alma llena de quietud
mira, ásomate, embriágate con el olor a viento, a lluvia, a nieve, a sol
emborráchate de pájaros, piedras,montañas,árboles, y cielo
ahógate de oxígeno, de risa, de lágrimas, de miradas, de palabras mudas
ensordece con latidos, murmullos, canciones, respiraciones
abre las ventanas ¡mucho!
dile hola a la muerte
acariciala como una sabia y gran amiga
como una sabia y gran consejera
como un espléndido despertar a la vida
Abre las ventanas ¡mucho!
olvida lo tóxico, las interferencias la niebla, el moho, el vaho
todo aquello que pudre y deshace, que adormece y detiene
Abre las ventanas ¡mucho!
y cuando los párpados no sientan el vidrio, no vean cortinas, cuando sirvan de esponja donde acumular y limpiar podremos volver a mirar por la ventana
para comer paisajes, degustar colores, escuchar sabores y tocar la magia del estar

No hay comentarios:

Publicar un comentario