blog sindria

miércoles, 22 de febrero de 2012

¡Señores! que lloren!
Señoras que añoran la ñoras de antaño cuando nada hacía daño
Señores que corroen las alimañas de la noche
Señoras que bailan en tíosvivos sin connotaciones particulares
Señores que escuchan palabras que no entienden y se aburren del mensaje que se pierde
Señoras bienvenidas a esta nuestra noche
Señores que sin ser héroes salvan a los salvavidas que se ahogan en medio de un eterno reproche y ¡menudo derroche!
Señoras que olvidan sin saber que han olvidado
Señores que aceptan resignadamente el destino
Señoras que visten leopardo guepardo pardo
Señores que usan peluquín pélvico para abultar cuando no hay
Señoras que, embriagadas de tristeza, lloran cerveza
Señores abstemios que abandonaron lo que antes fue su gremio
Señoras que esperan milagros de silueta perfecta con pastillas se solución escueta
Señores y señoras frustrados y frustradas porque perdieron lo que jamás tuvieron

No hay comentarios:

Publicar un comentario